Aquí estoy, viendo la película de Lo Imposible, con una mala imitación de koala a mi lado, que en cualquier momento hará que mis pulmones se vean atravesados por mis costillas si no deja de apretarme de esta manera, y eso que solo llevamos los créditos iniciales de la película.

- Evan, por si no lo sabes las personas necesitan respirar para vivir y esas cosas, así que si no te importa mi pequeño koalita, afloja mi agarre que no me voy a ir a ninguna parte.

- ¿TU pequeño koalita? - dijo poniendo énfasis en el tu, a veces creo que solo escucha la mitad de lo que le digo, porque sigue sin dejarme respirar en condiciones.

- Por favor afloja un poco aunque sea el agarre y te explico, creo que moriré asfixiada.

- Esta bien tu ganas, intentaba que te sintieras protegida en mis brazos, no que creyeras que te iba a matar, porque si lo quisiera hacer lo haría de otra manera, como drogándote o algo por el estilo, pero intentaría ser creativo así por lo menos seria reconocido,mi asesinato no pasaría desapercibido como otros tantos, ya que mato lo hago bien, porque- lo corté, esto ya se hacia costumbre.

- Evan enserio, no se como aun no he echado a correr, porque con esos comentarios que sueltas, cualquiera lo haría, aunque por una extraña razón a mi eso me gusta - mierda, ¿porque he tenido que soltar eso?

- ¿Te gusta?, me parece que aparte de Analia eres a la única que no le asusto, la verdad no se porque suelto esas cosa, no sería capaz de hacer daño a nadie y menos a ti- de momento noté como su pie empezaba a subir por mi pierna, dejándolo a el en una posición un tanto rara, era muy gracioso verlo concentrarse en no caerse, en parecer normal mientras me acariciaba.

No pude más y me empecé a reír, porque si a la cara de concentración de Evan le sumas que soy extremadamente cosquillosa pues obtienes una risa a pleno pulmón.

Y de un momento a otro me encontraba con Evan encima mio, mirándome con una mirada que a mi parecer no anunciaba nada bueno para mi. 

- ¿Qué pretendes Evan? sea lo que sea que pretendas hacer piénsalo bien, me veré obligada a devolvértelo de manera más agresiva- le dije intentando parecer seria, aunque creo que no lo conseguí.

- Eso me parece bastante tentador, aun me ayuda más a hacer lo que quería hacer

Iba a contestarle pero no me dio tiempo, lo tenía completamente encima mio, besándome, no lo pensé dos veces y le seguí el beso, no me esperaba algo así, en todo caso creía que me haría cosquillas o algo, pero no, me estaba besando. Me costó adaptarme a su boca, digamos que soy algo patosa cuando empiezo a besar, luego cuando cojo el ritmo soy normalita, o eso me han dicho siempre. 

Seguíamos besándonos, como si fuera lo más normal del mundo , pero me tuve que separar de el si no quería que llegara a más, la verdad es que hacía mucho tiempo que no estaba con un chico de manera intima y si seguía besándolo llegaría donde quiero llegar, pero con mi madre arriba no es plan, aparte no quiero joderlo todo con Evan , pero principalmente es mi madre. Esto de estar tanto tiempo sin hacer nada me vuelve una completa desesperada, pero es que realmente desde que mi madre esta mala que no hago nada, no tengo tiempo ni intimidad para hacer nada.

- Evan creo que deberíamos parar, mi madre está arriba y seria raro que nos viera así si le da por bajar, aparte de bochornoso claro.

- Tienes razón, pero es que estábamos tan bien, además, tu has dicho que me lo ibas a devolver más agresivo, así me que lo tendrás que dar cuando yo te lo pida, sin ninguna objeción, ¿trato?

- La verdad, no se si aceptar porque a saber cuando me lo pides y donde, pero esta bien, acepto.

- Creo que me debería ir, porque si me quedo esto no acabaría de manera muy apta para todos los públicos.

¿DOBLE VIDA? ¿ENSERIO?¡Lee esta historia GRATIS!