For every story tagged #WattPride this month, Wattpad will donate $1 to the ILGA
Pen Your Pride

21

+++++ZAYN+++++

Me desperté con una mano aplastando mi estomago. Giré mi rostro para ver al culpable, encontrándome con Liam durmiendo como un bebé. Sus labios levemente entreabiertos, su ceño fruncido y su torso cubierto de marcas purpuras hechas por mí. Me gustaría saber si su espalda estaba aruñada.

Miré la hora en el gran reloj que Liam tenía en su cuarto, justo en la pared enfrente de la cama, encima del espejo. Marcaba las seis de la mañana y en dos horas entrabamos en clases. Me levanté sin armar mucho escándalo, los padres de Liam podrían haber llegado.

Me metí al baño que Liam tenía en su cuarto y me di una ducha lo suficiente satisfactoria. Salí de la ducha y me envolví en una toalla. Me miré al espejo, acomodando un poco mi pelo mojado.

—¿Zayn? —llamaron a la puerta.

—¿Sí, Liam?

—Mis padres están en casa y quieren hablar con nosotros —susurró bajito.

—Oh —salí del baño y miré a Liam—. ¿Es malo?

—Mamá no se veía contenta —relamió sus labios.

Liam ya estaba vestido, con su cabello mojado. Debo pensar que se habrá duchado en el baño del pasillo. Así que yo no me tardé mucho en acomodarme la ropa, ponerme los zapatos y coger el móvil. Mi novio y yo salimos de la habitación, caminando hacia la cocina. Estaba nervioso, no sabía el por qué. Yo conocía a Karen y Geoff de siempre, pero jamás le dijimos a ellos de que éramos pareja.

Al entrar a la cocina vimos a Karen preparando el desayuno, Geoff leía el periódico sentado en la mesa.

—Siéntense, chicos —dijo el hombre.

—Buenos días —dije intentando no sonar nervioso.

Me senté en la silla enfrente de Geoff, a mi lado Liam y en cuanto sirvió el desayuno —como muchas otras veces—, Karen se sentó al lado de su marido. Ellos nos miraban. No sabría decir de qué forma. Pero tenía miedo de lo que pudiesen decir.

—Podéis empezar a hablar ustedes, ¿no creéis? —dijo Geoff mirando de nuevo el periódico.

—Es que no sabemos qué queréis saber —aclaró Liam, mirando a la mesa.

—Podrían empezar por el haber dormido juntos y desnudos —contestó como si la cosa no fuera importante.

—No-Nosotros…umh —Liam no sabía ni que decir, tuve ganas de estampar la palma de mi mano en mi frente.

—Nosotros somos pareja —dije, alto, claro y formal—. Llevamos un año de noviazgo. ¿Y saben qué? Lo amo de verdad.

La sala se quedó en silencio, la mano de Liam buscó la mía por debajo de la mesa y al encontrarla las entrelazó, apoyándolas en su muslo. Suspiré con nerviosismo. Karen me miró, con una pequeña sonrisa algo cansada.

—Nos deberían haber dicho antes, chicos —afirmó.

—Lo sentimos, mamá —dijo Liam—. Nosotros teníamos miedo.

—Las criticas por ser lo que somos a veces hacen daño —hablé.

—No queríamos ser el blanco de todas las miradas e insultos.

Y en Liam eso sonaba realmente rompedor. El de pequeño había sufrido acoso escolar por su peso, por su forma de ser, su aspecto. Dolía verle y oírle decir eso. Apreté nuestras manos y él me miró, de sus ojos caían lágrimas. Eso me dolió y le solté la mano, para poder abrazarlo. Acaricié su espalda mientras Liam descargaba las lágrimas en mi hombro. Al momento Karen estaba por detrás de Liam al igual qu Geoff, acariciando sus brazos.

—Hijo, tranquilo —dijo Geoff—. No seréis el blanco de nada.

—Tengo miedo —susurró fañoso aun en mi hombro.

—No lo tengas, estaré contigo y como alguien nos insulte le golpearé —dije.

Liam rió en mi hombro y después levantó la cabeza, mirándonos a los presentes allí.

—¿No estáis molestos? —preguntó Liam a sus padres.

—Claro que no, amor —dijo Karen y nos abrazó a los dos.

Llegamos a clase después de aquellos “buenos días” tan extraños para los dos. Los padres de Liam nos había aceptado perfectamente y eso era el último paso que nos quedaba para ser realmente una pareja. Tomé la mano de mi novio, entrando así a la secundaria.

Era más que claro que las miradas se posaron en nosotros. Los murmullos hablaban sobre cómo íbamos entrelazando nuestras manos.

Me sentía intimidado, pero a la vez lo suficiente cargado de ganas de pegarle al primer idiota que nos insultase. Sobre todo a Liam. Nadie se iría tan pancho después de haber insultado a mi novio.

—Zayn —escuché ahogadamente una voz femenina.

—¿Mhm? —me volteé a mirar a una chica, bajita y de buen cuerpo.

—Pensé que tú…tú…

—¿Qué yo qué? Vamos, no tengo todo el maldito día —dije.

—Que eras hetero —dijo bajo.

—Bueno, ¿tardaste mucho en darte cuenta de que no? —reí sin humor— ¿Por qué crees que te rechazaba, nena? Porque buen cuerpo tienes —sonreí de lado.

La chica se quedó callada y al momento se alejó de nosotros. Liam apretó mi mano, haciéndome mirarlo.

—Eso fue feo por tu parte, Zayn —me dijo, casi en una regañina.

—Pero debía dejarle las cosas claras —sonreí—. Y por eso fui tan duro.

—Pero creo que te pasaste un poco —hizo una mueca con los labios.

Rodé los ojos. Luego sentí varias miradas sobre nosotros. Levanté la vista y pude comprobar a un grupo de chicos mirándonos. No sabía si bien, mal o cómo cojones nos observaban esos estúpidos. Elevé una ceja hacia ellos y uno se echo a reír, pero uno de sus amigos lo golpeó en el estómago. Agarré con fuerza la mano de Liam y caminé con él hacia su clase, pues teníamos distintos horarios.

Me sentía realmente extraño cuando las miradas de los demás se posaban en nosotros. Era muy raro sentir sus miradas por verme con un hombre y no porque esté bueno. Pero me importa muy poco eso ahora. Lo que sé es que tengo un novio genial.

----------------------------

Como extrañaba subirles capítulo.

Nah, en verdad no.

Wno, qué más da.

¡Capítulo! Sinceramente este capítulo es muy ksfhkjshdgksd. No sé, pero los feels son muchos.

Espero que no hayan esperado mucho, porque ya volví, jejé.


I Kissed Him»»Larry|Ziam¡Lee esta historia GRATIS!