CAPÍTULO 3

155 15 0


- Verás, tus padres querían mandarte a España a estudiar español y un día hablando con los míos ellos dijeron que también querían, yo estaba en mi habitación y lo escuche, bajé corriendo y tus padres me dijeron que ellos no lo tenían muy seguro que ya me irían informando, que yo no te dijese nada y bueno hace 2 meses me dijo tu madre que al final te mandarían conmigo, el día que yo te dije que me iba, y le pregunte si podía no decirte nada y así podía hacerte una sorpresa y bueno... ¡SORPRESA!

- Dios estoy flipando ¡ME VOY A ESPAÑA! Espera... ¿y mi maleta y eso?

- Ahí – dijo señalando a mis padres quienes estaban facturando ya todo, fuimos a hacer todo el papeleo del aeropuerto y... ¡ALLÍ VAMOS MADRID!

Llegamos a Madrid, nos recogió un señor que hablaba aceptablemente inglés y nos llevó al que sería nuestra casa. Era bastante grande. 2 plantas: en la de abajo había una cocina, salón, baño y una habitación. En la de arriba un despacho con 2 mesas, dos habitaciones grandes, 2 baños y 1 cocina.

Gracias a nuestros padres (los de John y los míos) John llevaba dando clases de español 3 años y yo 1 año y medio, ambos bastante intensivos. Yo hablaba bastante bien, o eso creo, pero John lo dominaba, por lo que esperaba que nos pusiesen en la misma clase y cerca para evitar problemas con el español... mañana iba a ser divertido. Si, mañana empezábamos las clases aquí.

*Al día siguiente*

Me vestí con los mismos vaqueros que el día anterior y me puse una camiseta negra con unas zapatillas negras

El colegio estuvo bastante bien exceptuando el principio de todas las clases, porque todas eran iguales: presentaros los nuevos. Exceptuando la primera que fue en la que más me reí:

- Buenos días alumnos, bienvenidos de nuevo – decía la profesora – bien veo a 2 nuevos por aquí... empecemos presentándonos, yo soy Carmen, preséntate tu primero chica.

- Bien, buenos días señorita Carmen – todo el mundo rió, me sonrojé y puse cara confusa hacia la profesora haciéndola notar que no entendía –

- ¡CALLAROS! – dijo la profesora sería, me miró sonriendo – aquí no llamamos a los profesores así cariño, aquí suelen llamarnos solo por nuestro nombre -

- Oh, entiendo, pues vuelvo a empezar entonces – dije aún muerta de vergüenza – buenos días Carmen, soy Ali, Alison Dempsey, y vengo de California.

- Una americana sexy – dijo un chaval detrás de mí al que fulminé con la mirada –

- Bien, y cuéntanos, como es que estás aquí, en Madrid

- Sinceramente no lo sé ni yo. Creo que es para que perfeccione mi español, pero es que fue como una sorpresa, algo raro

- Espero que tenga un buen año, ahora tú – dijo señalando a John –

- Buenos días yo soy John, John Howard, somos amigos desde hace mucho – dijo señalándome – vine para mejorar mi español y bueno... la sorpresa se la di yo – dijo con una enorme sonrisa, se oyó por la clase un 'oooh' tierno a lo que yo me levanté y...-

- Sí, bueno, pero no somos novios – John y yo reímos -

- Pues que chico más tonto – volvió a decir el mismo chico de antes al que yo fulminé con la mirada, después sonreí al ver que cerraba la boca intimado –

- ¡CÁLLATE! – le dijo a ese chico la profesora –

*en el comedor*

- Hola, soy Alejandra– dijo una chica de más o menos mi estatura, delgada y pelirroja dándome dos besos a lo que me quede en shock –perdona, en Estados Unidos dais la mano si no os conocéis mucho, ¿no? Más te vale irte acostumbrando a que te den dos besos, aquí lo hacemos todos – dijo simpática –

- Vale, gracias por el consejo – dije sonriendo – soy Ali

- Lo sé, todo el mundo habla de ti y tu novio – dijo señalando a John que estaba sentado en una mesa de atrás de manera que no oía nuestra conversación –

- Oh no, no es mi novio, es casi como un hermano – dije riéndome sonrojada –

- Vaya, lo siento

- No pasa nada, todo el mundo nos confunde

- Tengo que irme que me reclaman en mi mesa y... – la corté –

- ¿Reclaman? No entendiendo

- Oh si perdón, que me llaman – dijo riendo – ¿Qué clase tienes después?

- Déjame ver... Tengo inglés, esta me será fácil, supongo – dije riendo –

- Genial igual que a mí, tu nov... tu amigo creo que tiene historia, podemos sentarnos juntas en inglés, si quieres.

- Sí, genial.

- Perfecto, adiós.

- Adiós.

En inglés Alejandra me presentó a un montón de gente aunque no recuerdo casi ningún nombre. Alejandra vio mi cara de preocupación

- No te preocupes Ali, con el tiempo irás recordando nombres.

Reímos

Entró la profesora, muy sería, me miró y me ordenó que saliese a la pizarra.

- Preséntate - dijo ella -

- ¿En inglés o en español?

- En inglés,

- Hi, I'm Ali, Alison Dempsey and I'm from California (Hola, soy Ali, Alison Dempsey y soy de Califoria)

- Bien siéntese, encantada – dijo la profesora, obedecí –

ALEJANDRA P.O.V:

Llegamos a clase de inglés y comencé a presentarle a Ali a la gente de clase, todos sonreían y la saludaban amables, nos sentamos en una de las ultimas mesas, entonces entró la profesora y sacó a Ali a la pizarra para que se presentase.

Todos quedamos impactados al oír su acento... era muy perfecto, a mí me entró la risa y ella me pregunto qué pasaba a lo que yo no supe responder, pero creo que por la cara de todos me entendió y rio conmigo.

ALI P.O.V.

*Al día siguiente*

Salí de mi cama al escuchar el despertador y me congelé, por lo que volví corriendo a la cama y me tapé con las mantas dejando que el despertador siguiera sonando mientras yo me mentalizaba sobre que debía enfrentarme ese frio.

O;ZIV

Nada Importa Temp. 1 y 2¡Lee esta historia GRATIS!