Derechos Reservados en SafeCreative.

 Código: 1501253085305

--------------------------------------------------------------------------

 Nath despertó. Aún no había luz, eran las 7 am y la escuela empezaba en unas horas. Otro problema mas para él. Se levantó de la cama y se dirigió al espejo. En el espejo él sólo veía al mismo chico pálido en bóxers de todas las mañanas. Pero el día era hoy, y tenia meses esperándolo. Sabía que era arriesgado, pero ya no soportaba más. Diecisiete años soportando a la misma turba estúpida e ignorante de gente en la ciudad. Todos ellos, que muy apenas lo conocían, ya lo tenían etiquetado como el nerd raro que se sentaba al final de la clase, el idiota que nadie entiende ni habla con nadie. Pero ya no sería mas así, no hay vuelta atrás. 

  Se metió en la ducha y mientras el agua caía por su piel lo único en lo que Nath pensaba era en todos en la escuela. Aquellos que hablaban de él sin saber quien era y lo que era. En los maestros y los imbéciles bravucones que se burlaban de él. El solo pensar en eso hacia que le doliera la cabeza y saltaran las venas de los brazos. A todos ellos, los que tantos años se rieron y lo golpearon, los maestros que lo reprobaban sin razón y a los que le decían que no tendrá ningún futuro, que no servirá para nada en especial y le decían no tener talento suficiente en esa cabeza dura que tiene para ser alguien en la vida, una perdida de tiempo para sus pocas oportunidades de triunfar. Algo dentro de Nath se quebró y 

(LEVITA)

en ese momento la regadera se rompió y la luz del baño estalló, dejando todo a oscuras. Suficiente prueba para Nath de que estaba listo. 

  Cerró el paso de agua y se dispuso a arreglarse. Se puso los calzoncillos y fue de nuevo frente al espejo, mirando por ultima vez al mismo chico de piel pálida de todas las mañanas, el niño sensible y atormentado con ojos color miel a los que tantas veces había visto inundados en lagrimas, la misma piel pálida que tanto tiempo estuvo repleta de cortes y moretones. Nath era un chico muy inocente, pero nada tonto, no era bueno en la escuela, pero podía construir cosas con sus propias manos que asombrarían a cualquiera que lo viera. Una de sus mas preciadas obras es su pierna.

  Dos años atrás Bratt y Nicholson, los dos simios mas estúpidos que pueden asistir a una escuela, violaron a una niña de 15, dentro de la biblioteca al terminar las clases. Ella era dos años menor que ellos. Nath entró a la sala y lo vio todo. Cuando los dos simios notaron que estaba ahí, se pusieron los pantalones en segundos y salieron tras de él, dejando a la niña indefensa en el suelo. Nath salió corriendo, ya empezaba a oscurecer. Cuando lo encontraron lo arrastraron hasta una zona de construcción, tiraron sus cosas por toda el área y lo golpearon hasta dejarlo irreconocible, amenazando con que lo matarían si decía una sola palabra de lo que vio. Entonces lo arrojaron por una pendiente de tierra, Nath rodó y cayó de espaldas, pero la peor parte la llevó su pierna, que se enterró justo en un pico de la construcción. Los chicos huyeron y la policía llegó después 30 minutos cuando alguien llamó después de oír los gritos del chico al fondo de la pendiente. El reporte médico indicó que fue  una necrosis bacteriana grave, la única forma de evitar que se expandiera era amputando la pierna, poco mas abajo de la rodilla. Los reportes policiacos declararon que el chico entro en una crisis nerviosa debido al estrés post traumático de los años anteriores y perdió la cordura, o al menos eso fue lo que dijo Nath después de que los dos simios lo visitaran en su cuarto de hospital, amenazando no solo de matarlo esta vez si no de culparlo de la violación de la niña en la biblioteca. 

  Nath creó su propia prótesis, una especie de prótesis retráctil, capaz de cambiar la vara por cualquiera que él quisiera, y tenia varias preparadas para la ocasión.

Deja de llorar ©¡Lee esta historia GRATIS!