For every story tagged #WattPride this month, Wattpad will donate $1 to the ILGA
Pen Your Pride

II La fiesta

147 6 2

En todo el día estuve ausente, solo pensaba en salir de clase y llamarle o enviarle un mensaje. Hasta el examen de mates me importaba una mierda, mientras tuviera la nota que me dió...

-¡Eh Miles!-, miré atrás, era mi mejor amigo, Rob. -¡Te vienes a una fiesta esta noche, sera divertido! +No se, es que.. -Miles, últimamente no sales casi de casa, va venga vente, en casa de Natasha, a las once, ¿si? +Vale esta bien, nos vemos allí.

Pobre Rob, lleva un año entero enamorado de Natasha, y ella no se ha dado cuenta. En realidad no se cómo, Rob es muy atractivo, enamoraría a cualquier chica.

Me fui en moto a casa, mi madre trabajaba esta noche. Cené y me vestí para ir a la fiesta. La verdad es que al final me fui con ganas. Antes de irme de casa, le envíe un mensaje, nerviosa y alterada, le puse un hola con un emoticono alegre.

Cojí las llaves y salí para la fiesta.

Había muchísima gente, mucha en serio. Era fascinante, todo el alcohol que había en esa fiesta. Tenía un poco de miedo en realidad, nunca he bebido. Nada mas entrar ya vi a Natasha ligar con 2 chicos y Rob, como un tonto detrás. En fin, ya tuve una discusión por este tema y no le voy a decir nada.

-¿Hola, Miles, has visto que pedazo de fiesta he montado?- dijo Natasha, atribuyéndose el merito. La salude y fui con Rob, a bailar a la pista. Se movía raro y le pregunte que había tomado. Me dijo que alcohol y yerba, me guió hasta la cocina y allí había de todo y más. Desde yerba hasta alcohol de importación.

-Ven te haré una bebida- me dijo. -No tomo alcohol- le conteste y antes de que dijera nada más, ya tenia el brebaje preparado.

Lo fui bebiendo y la verdad es que no estaba mal. Lo que yo no sabia era que el chico que estaba al lado de Rob, me coló una pastilla dentro. Desde ese momento no me acuerdo de nada.

De repente me encontré sola en un descampado, al lado de un árbol, era ya de día. Empecé a llorar y a gritar, ya que, seguro que me habían violado y imaginé lo peor.

Al lado mio había un chico, me resultaba familiar. No, no puede ser, ¡era el chico del teléfono! Madre mía que vergüenza y menuda resaca.

Mierda son las 9, tenia que ir a ayudar a mi madre en el cumpleaños de mi tía.¡Joder!

Strangers¡Lee esta historia GRATIS!