Capitulo 1: Solo se su nombre

45 2 0

Era una tarde como cualquiera, el cielo estaba manchado de un triste color gris, estaba casi seguro que lloveria pero aún así decidí ir por un café, no estaba pasando por un buen momento, tenía algunos problemas familiares y necesitaba pensar, pensar que haría con mi vida, estaba pronto a entrar a la Universidad y lo que eligiera tendría que hacerlo día tras día durante el resto de mi vida. ¡VAYA. PROBLEMA!. debía analizar muy bien las cosas pues... ¿Quien haría algo que odia el resto de su vida?.

Miles de futuros distintos llenaban mi Mente y me sentía agobiado, tanto pensar me mataría. decidí olvidar el tema por un minuto y Seguir el resto del camino en un absoluto silencio con las manos entre los bolsillos de mi chaqueta. al llegar al café note que una chica estaba en mi mesa, bueno la mesa en la que acostumbro tomar mi café, se que tiene las sillas más incómodas de toda la ciudad, pero estaba justo frente a la ventana donde tantas veses me senté a Divagar y soñar con ser un famoso escritor o talvez vocalista en una gran banda.

Camine hasta el mostrador y la gerente del lugar me saludó con una gran sonrisa acariciando mi despeinado cabello.

-Pense que no te iba a ver hoy por aquí, ¿lo de siempre?

si respondí un poco incómodo mientras ella me avergonzada delante de la excasa clientela.

tomé mi café y al voltear prácticamente todas las mesas estaban vacías, pero yo? yo quería sentarme en esa incómoda silla De madera así que...

opte por pedirle a la chica que hay se encontraba me dejará conpartir la mesa, pero no sabía cómo hacerlo, no soy muy bueno con las chicas.

así que sólo me acerqué y pregunté:

-¿Podría sentarme junto a ti?

nisiquiera se percató de mi existencia y seguía viendo a través de la ventana, conocía la mirada en esos ojos azules.

era una mirada perdida en un futuro perfecto... pregunté se nuevo está vez un poco más fuerte.

-¿Podría sentarme junto a ti?

un poco asustada me volteo a ver y mientras un poco indecisa me dijo

-Claro

me senté junto a ella debo aceptarlo era perfecta. un hermoso cabello negro que caía a través de su espalda hasta llegar a su cintura como un gran río negro, sus ojos azules tan brillantes como estrellas, una nariz respingada y labios finos, todo en perfecta armonía con su piel Blanca y ese pequeño Rosa en sus mejillas.

disfrutamos nuestro café en silencio cada. quien perdido en su propio futuro perfecto a través de la ventada, depronto ella se levanto y no podía dejarla ir ella tenía todo lo que buscaba en una chica,

-¿Como te llamas? dije mientras tomaba su mano para que no se marchará.

-Hola, Jimena, ¿y tu?

-Andrew, pero puedes decirme Drew.

-Gracias por la compañía drew pero debo irme, hablamos en un futuro...

y se marchó sin más termine mi café y lw pregunte a deisy la gerente quien era ella y lo único que me dijo era que nunca antes la habia visto, me dispuse a pagar y me marche a casa con su bello rostro grabado en mi mente, no podía creer que no le pedí su numero o le dirigí la palabra en ese momento... Y sólo una pregunta me quitaba el sueño.

¿Quien eres Jimena?

Besos sabor café¡Lee esta historia GRATIS!