Capitulo 9

86 10 0

Palidecí por semejante comentario.

-         ¿Que? - pregunte para confirmar que había oído bien.

-         Solo bromeo - rio - Quise decir algo consciente de que te inmutaría perfectamente.

-         Por Dios, estás loco - sentí alivio y me levante para ir hacia mi escritorio.

-         A las mujeres les fascina oír ese tipo de frases - comentó siguiéndome.

-         Claro, si el chico te interesa, de lo contrario puede ser de los comentarios más incómodos que puedas recibir - dije - Como acaba de suceder.

-         ¿Y a ti quien te interesa? - preguntó curioso.

Detuve lo que estaba haciendo y lo mire ¿A que vendría la pregunta?

-         El único chico que me interesa, está enterrado a 3 metros bajo tierra - acate sin expresión alguna.

-         ¿Cómo que... - su cara expresó lo tan confundido que lo había dejado mi respuesta.

-         Elías - interrumpí - Tengo que trabajar.

El asintió. Solo quería estar sola y su presencia de un minuto hacia acá, me incomodó por completo.

-         Bien, me debes esa historia - comentó con una sonrisa y se marchó.

Me senté y curiosamente me quede pensativa de lo que había dicho. ¿Realmente había sido una broma? Porque minutos antes estaba muy coqueto y de la nada empecé a recordar las veces en que nuestros encuentros románticos se pusieron muy calientes, sin llegar a nada, pero llegue a imaginarlo también. Y un minuto después volví a la realidad, autopreguntándome qué diablos hacía imaginando semejante cosa. Al final de la semana no tenía entrenamiento pero si tenía varios deberes pendiente. Ya que venía la segunda misión. Al terminar los primeros de mi lista, me dirigí a la sala de estrategas para buscar un par de papeles y termine sorprendida.

-         Guess - mencionó Cooper al verme.

Y estaba muy confundida de verla sentada junto a Santiago mientras parecían estar planificando algo. Me adentré a la sala.

-         Espero que no te moleste que te haya robada a Santi un par de minutos - comentó.

Santi... La suficiente confianza para dejar el formalismo de agente y ejecutador atrás.

-         Me está ayudando a organizar unas cosas - sonrío y lo vio con demasiado aprecio.

Y el solo estaba ahí, con cara de incomodo, sin decir nada, como siempre.

-         Nose como no lo colocaste de asistente - dijo entusiasta, posando su mano sobre su hombro - Si es muy bueno organizando y planificando.

-         Sobre todo planificando - comenté con sarcasmo.

-         ¿Lo necesitas? - dudo, fingiendo estar apenada.

-         En lo absoluto - conteste muy segura - Solo vine a buscar unos papeles.

A lo que me dirigí directamente a donde me los habían dejado. Los tomé y retomé camino hacia la puerta.

-         Te tengo una propuesta - anunció Cooper.

Algo me daba el presentimiento que no era nada bueno. Me voltee hacia ella.

-         Muero por oírla - conteste fingiendo interés.

-         Hacer un trueque - vino hasta mí.

-         ¿De?

-         Bueno Santiago es excelente ejecutador y he oído que no le saques el mayor provecho porque... No se llevan bien - murmuro.

MiaRead this story for FREE!