— Ya no trabajo para Miller —dijo, tomándome por sorpresa porque pensaba que sería otra cosa lo que tenía que contarme.

— ¿Por qué? ¿Qué ha pasado? —dije poniéndome nerviosa por si había pasado algo grave.

— Tranquila, no ha pasado nada —dijo poniendo una mano en mi hombro —. Ya no necesita que te vigile.

— No sé que decir —dije suspirando —. ¿Me vigilará el?

— Seguramente —dije con su rostro serio.

Nos quedamos en silencio, y decidí decirle como me sentía con todo esta situación.

— Ya no aguanto esta situación. No quiero hacer lo que me pide Miller —dije sintiendo las lágrimas acumularse en mis ojos.

Me abrazó y lloré en su hombro.

— Entiendo que estés así —dijo en un tono bajo.

— No quiero seguir con esto —dije con la voz entrecortada.

— ¿Qué quieres hacer entonces? —preguntó, y me separé de ella.

— Quiero contarles todo a mi familia y amigos. Tengo miedo de que les pase algo, pero no voy a seguir con esto —dije lo que había estado pensado antes de verla.

— Si es lo que quieres hacer, hazlo. Todo saldrá bien y la policía se encargará de proteger a todos. Además, iré contigo para decir que yo me encargaba de vigilarte —dijo apoyando lo que quería hacer.

— Te ayudaré en eso para que no haya cargos contra ti —dije haciéndola sonreir.

— Contaré todo y, además, entregaré el dinero que me ha pagado Miller por vigilarte —dijo sinceramente.

Al saber que entregaría el dinero pensé en que también la ayudaría con su familia porque ella había trabajado para Miller para poder ayudar en los gastos que tenían sus padres.

— ¿Se lo vas a contar a tu padres ahora? —preguntó Taylor.

— Primero quiero hablar con Camila —dije, levantándome del sofá.

— ¿Quieres que te lleve? —ofreció, levantándose también del sofá.

— Será mejor que no —me reí, y ella entendió que no era una buena idea.

— Es verdad —dijo con una sonrisa.

— Hablaré con Camila y luego te llamo para que vayas a mi casa —dije antes de caminar hacia la puerta de su apartamento.

— Vale, esperaré tu llamada —abrió la puerta y salí fuera.

— Nos vemos después —me despedí con una sonrisa y me fui.

Salí del edificio y me subí al coche que le había dado mi padre a Sam para que me llevara a casa de Camila.

Camila POV

Estaba en el salón viendo la tv. Mis padres y mi hermana habían salido a dar un paseo, pero yo preferí quedarme en casa.

Mientras veía la tv hablaba con mis amigas por el grupo que teníamos. Lauren no enviaba ningún mensaje desde que terminamos. Solo hablaba con Vero, y como mucho intercambiaba un par de palabras con las demás.

Recibí un mensaje de Keana.

Keana: ¿Aún no ha te ha dicho nada?

Camila: No, sigue como siempre.

Keana esperaba una reacción por parte de Lauren, pero mi ex novia se mantenía indiferente.

Keana: Entonces sigamos como hasta ahora.

Camila: Vale.

Me puse a ver una de mis series favoritas. Y, una hora después, alguien llamó a la puerta de casa.

No creo que sean mis padres porque dudo que se les haya olvidado las llaves. Quizás era una de mis amigas que había venido a visitarme de sorpresa.

Me levante del sofá y me dirigí a la puerta de casa. La abrí sin mirar quien era antes, y me sorprendió ver a la persona que tenía delante.

Era Lauren.

—————————————————

¡Hola! Quería desearos un feliz año nuevo, y espero que lo hayáis pasado bien en compañía de vuestros familiares y amigos.

También os quiero agradecer por leer mi historia. Tiene 114K visitas, y eso es increíble. Nunca pensé que llegaría a tener tantas, y todo eso es gracias a vosotros.

Espero que tengáis un buen día.

Adiós. 🖤

Loving You Despite The Obstacles | CAMREN¡Lee esta historia GRATIS!