1 « Hay otra ¿Cierto?

Comenzar desde el principio

-No quiero ver películas de amor -Bufe-

- Si, mejor ve y busca algo que contenga gritos y mucha sangre -Dijo Trinity caminando hacia la cocina -

-Siempre eres tan delicada -Le respondió Summer-

Ayestaesunagrandupla... Yosoloreí.

-Aunque sea te ries, eso ya es un gran paso niña -Dijo Trinity mientras sacaba un refresco del refrigerador y lo llevaba a su boca-

Las tres la miramos con repugnancia, ella tomó unas galletas con chips de chocolate y se las metió en la boca mientras el zumo de naranja se le escurría por la comisura de loslabios.

-¿Qué tanto me miran? -Preguntó con la boca llena para luego eructar-

-Vaya femenina que eres -Summer rodó los ojos-

Lunes 2 de Diciembre de 2012. 07:30 A.M.

- Callate -Me tapé los oídos, pero no resultaba- Callate -Murmure entre dientes, otra vez- ¡QUE TE CALLES! -Grité apagando la alarma de mi maldito celular-

Mi madre decidió no usar despertadores ya que siempre acababan tirados en el suelo, y como no se rompian entonces mágicamente se averiaban. Ese era un truco que usaba para no asistir a clases, solo le sacaba la batería al despertador y no sonaba, me quedaba dormida... Luego mi madre se entero que el despertador averiado realmente no estaba averiado y me obligó a usar la de mi celular porque sabía perfectamente que jamás lo tiraría por el suelo, ni lo dañaría y bla bla bla.

Me desperté y lave mis dientes, me peine dejando mi pelo suelto y me puse unos shorts tiro alto de jean claro que tenia tachas con una remera negra que dejaba a la vista el vientre, pero como el short era tiro alto cubria mi ombligo, lo combine con mis vans negras y bajé a desayunar.

Rara vez yo desayunaba, ya que siempre me despertaba sobre la hora. Para mi suerte habían waffles.Puntoafavorde Dion.

-Hola Michelle -Saludé a mi madre-

-Buen día Brooklyn -Me saludo igual ella- ¿Desde cuándo desayunas? -Preguntó soplando su café-

-Sólo calla madre y agradece que estoy haciéndolo, ya no debes exigir que lo haga -Hablé con la boca llena-

-Si vas a hablarme con la boca repleta de comida mejor no lo hagas -Me regaño-

- Simpática -Dije con sarcasmo sonriendole- Me voy Michelle, nos vemos en el almuerzo -Besé su mejilla y salí disparada al colegio-

No quería ver a Jake, desearía no toparme con él en todo el día, pero la vida es tan injusta que seguramente haría todo lo contrario. A todo esto, sumenle que es Lunes ¿Qué peor?

-Hola -Me saludó Emily-

-Hola -Respondi sonriendole-

-¿Como has estado Brook? -Preguntó poniendo la combinación de su taquilla y sacando los libros de Matemática -

-Bien, supongo. Aunque sea ayer no lloré -Sonreí, o al menos intenté eso-

-¡Pues eso es genial! -Gritó Emily-

-¿Siempre eres así de gritona? -Pregunte con sarcasmo-

-Ja ja que graciosa

-¡Que me sueltes Summer! -Oímos gritar a Trinity y ambas volteamos a verlas-

No te enamores del amor.¡Lee esta historia GRATIS!