Guerra de emociones

213 13 0

    Luego del abrazo de Ethan, me fui en mas lágrimas.

---- ¿Qué sucede Sofía? ----. Me pregunto Ethan con tono de preocupación.

---- Es solo que... solo son problemas familiares, pelee con mi primo.

    Ethan me tomo de las manos y las junto para darles un beso.

---- Necesitas que te consuele ¿Me puedo quedar contigo hoy? ----. Me propuso, dejándome desconcertada.

    No quería decepcionarme pero tal vez después de todo si quiere sexo, apenas hoy se me declaro, esto esta yendo muy rápido.

---- No creo que sea buena idea ----. Le respondí siendo muy obvia.

    El sonrió, confundiéndome, luego sin esperarlo me beso.   Un beso dulce, suave, tierno, corto y perfecto.   

---- No es para lo que piensas chica pervertida, solo quiero consolarte, quiero hacerte sentir mejor, no permitiré que mi novia se vaya a dormir con lágrimas en los ojos.

    ¡DIJO NOVIA!  Realmente se oía hermoso, él era hermoso.   Sonreí pero luego recordé que Green también se quedaba ahí, no quería que Ethan pensara que lo estaba evadiendo pero debía inventarme algo. 

---- Mejor en tu habitación, la mía esta desordenada y aun no desempaco desde que me regrese a ella.

    El entrecerró los ojos y me beso las manos de nuevo.

---- Recuerde señorita que mi habitación es ahora compartida, pero no se preocupe, si su habitación es el problema yo tengo un lugar especial en el que podremos estar solos sin interrupciones como las de esta mañana.

    No pude evitar sonrojarme, de cierta forma lo que dijo me hizo sentir especial.   Me tomo de la mano y caminamos fuera de la universidad.    Caminamos por los jardines, pasamos el parque y aun no parecíamos llegar.   Luego de caminar durante una hora mientras hablábamos de tonterías por fin llegamos al destino.   La universidad era un área bastante extensa, esta fue construida dentro de otra edificación, es decir ya había estructuras prediseñadas de las épocas antiguas, por lo que la universidad desidió aprovecharlas y las hicieron museos y bibliotecas pero nunca parecieron ser interesantes para los universitarios por lo que fueron cerradas y nadie nunca mas volvió a visitarlas.   En la que Ethan y yo estábamos era un salón hermoso, con muebles y cuadros, pero muy empolvado, todo parecía antiguo y realmente acogedor, había una cajita de musica en una mesita de madera cerca de unos muebles, Ethan se acerco a ella y la abrió, de repente una melodía hermosa de vals se comenzó a oír, en ese momento el me tomo de la cintura, tomo mi mano derecha con su mano izquierda y me hizo girar, luego me abrazo y comenzamos a danzar, nunca dijo ni una palabra pero aun así desvaneció todo la tristeza.   Mientras bailábamos me dio una hermosa margarita, mis mejillas rojas le hacían gracia, se acerco a mi boca una vez mas y me beso, esta vez por mas tiempo y mientras seguíamos danzando, parecía mágico todo aquello.    Bailamos durante horas, y luego nos sentamos en uno de los muebles y sin decir nada ambos nos quedamos dormidos.

    Al despertarme cerré la cajita de musica que aun sonaba, le dedique una mirada de amor a Ethan, quien aun dormía, lucia muy adorable.   Salí un rato a respirar y camine mientras pensaba y sin darme cuenta me acerque al parque, mientras miraba el cielo Green me sorprendió.

---- ¿Dónde estuviste toda la noche? Me preocupaste de verdad ----. Dijo el mientras me tomaba de los hombros y me inspeccionaba con la vista.

---- Pensando ----. Me reuse a contarle detalles acerca de mi noche.

    El bajo el rostro y me sentí algo mal, lo estaba tratando como si no lo conociese, ahora la situación entre el y yo era algo turbia.

---- Se que mi declaración hará las cosas mas difíciles pero.... ----. Corto la oración unos segundos ---- Yo jamas me rendiré, porque aun tengo esperanzas, se que aun me necesitas lo se, aun sigo aquí y se que tu también sientes algo por mi porque no quieres dejarme de necesitar.

    Realmente sentía que no me consideraba, todo lo que me estaba diciendo me confundía aun mas acerca de mis sentimientos por él, sentía que solo pensaba en lo que él sentía y no en lo que yo sentía, me enoje y solo quería decirle todo lo que pensaba.

---- Eres un imbécil, se suponía que eramos amigos ¿por qué apareciste justo cuando te pude olvidar? y justo cuando apareció alguien que jamas me abandonara, ahora quieres que te ame y te aprovechas de mis sentimientos hacia ti para hacer que olvide a Ethan ----. Había explotado y tenia lágrimas en los ojos.

    Green sonrió levemente tratando de ocultar su risa, eso me enojo de verdad, me estaba desahogando y eso le hacia gracia.

---- Así que yo te hago olvidar a Ethan ----. Dijo sonriendo y acercándose a mi. 

    Mis mejillas se enrojecieron y no encontraba las palabras para contra atacar a sus suposiciones.  Titubeé débilmente quedando como una débil ante sus insinuaciones.   En ese momento gire evitando verlo a los ojos, sus ojos eran mi debilidad, sentía que me atravesaban y veían todo lo que había en mi, me sentía desnuda ante su imponente mirada.  Se acerco por detrás y podía sentir su respiración en mi cuello.

---- ¿ Recuerdas el lo siento de ayer? No lo dije por el beso, lo dije por que no te volvería a besar hasta que tu me lo pidieras.

    Me gire quedando muy cerca de su rostro.   Como se atrevía a decir eso, estaba muy equivocado si piensa que le pediría un beso alguna vez, eso jamas ocurriría.   En ese momento se acerco mucho a mis labios y los roso con su nariz, luego me vio directo a los ojos y rió burlonamente, al ver mi expresión de enojo solo me beso en la frente y se alejo tan rápido como apareció.  

    Luego de toda esa tensión regrese al viejo salón y Ethan ya estaba levantado.

Mi amigo imaginario.¡Lee esta historia GRATIS!