Capítulo 1

16 1 1

Isla Pollepel, Río Hudson, Nueva York (Día de Hoy)

"¿Caitlin?" le llegó la voz. "¿Caitlin?" Caitlin Paine escuchó la voz y luchó por abrir sus ojos. Los sentía muy pesados, sin embargo, por más que lo intentó, apenas pudo abrirlos. Finalmente, lo logró, solo por un breve segundo, quería ver de dónde provenía la voz.

Caleb.

Él estaba arrodillado a su lado, tomando su mano entres las suyas, tenía la preocupación grabada en su rostro.

"¿Caitlin?", preguntó nuevamente. Ella trató de orientarse, de quitar las inmensas telarañas de su cabeza. ¿Dónde estaba? Podía ver lo suficiente para notar que esta habitación hecha de piedra estaba vacía. Era de noche, y por un gran ventanal entraba la luz de la luna llena. Pisos de piedra, paredes de piedras, un techo abovedado de piedra. La piedra se veía suave y antigua. ¿Estaba en un claustro medieval? Además de la luz de la luna, la habitación estaba iluminada por una pequeña antorcha fijada a la pared del fondo, y no daba mucha luz. Estaba demasiado oscuro para poder ver más.

Ella trató de concentrarse en la cara de Caleb, tan cerca, a sólo un pie de distancia, la miraba con expectativa. Sus ojos parecían iluminarse mientras le apretaba la mano con más y más fuerza. Las suyas estaban muy frías. Parecían sin vida.

A pesar de sus esfuerzos, Caitlin no pudo mantener abiertos sus ojos ni un segundo más. Estaban demasiados pesados. Se sentía... enferma no era la palabra. Se sentía... pesada. Se sentía como flotando libremente, como si estuviera en un limbo, atrapada entre dos mundos. No sentía que era parte de la tierra. Pero, tampoco sentía que estuviera muerta. Se sentía como si estuviera tratando de despertarse de un sueño muy, muy profundo.

Trató de recordar. Boston... la Capilla del Rey... la apuñalaron. Yaciendo allí, muriendo. Y Caleb a su lado. Y entonces... sus colmillos. Acercándose a ella. Caitlin sintió un dolor punzante a un costado de su garganta. Debía ser donde la mordieron. Ella se lo había pedido, se lo había suplicado. Pero por la forma en la que se sentía ahora, no estaba segura de habérselo pedido. No se sentía bien. Sentía una sangre helada, fría correr por sus venas. Sentía como si hubiera muerto sin haber dado el siguiente paso. Como si estuviera atrapada. Más que nada, sentía dolor. Un dolor sordo, palpitante en su costado inferior derecho y en el estómago. Debía ser donde la apuñalaron.

"Lo que está pasando es normal", dijo Caleb en voz baja. "No tengas miedo. Al principio, todos pasamos por eso cuando nos convirtieron. Te vas a sentir mejor. Te lo prometo. El dolor va a desaparecer."

Ella quería sonreír, tocar y acariciar su rostro. El sonido de su voz hacía que todo el mundo fuera perfecto. Hacía que todo valiera la pena. Ella estaría con él para siempre, ahora, y eso le dio esperanza.

Su cuerpo no estaba respondiendo a lo que su cerebro quería. No podía hacer que sus labios sonrieran y no tenía la fuerza para levantar su mano. Sintió que se volvía a quedar dormida... De repente, sus pensamientos cambiaron nuevamente sacudiéndola para que despertase. La espada... yacía allí, y entonces... la robaron. ¿Quién la tenía ahora? Y entonces se acordó de su hermano, Sam. Inconsciente. Luego, ese vampiro se lo llevó. ¿Qué le había pasado? ¿Estaba a salvo? Y Caleb. ¿Por qué estaba aquí? Debería estar buscando la espada. Deteniéndolos. ¿Estaba aquí sólo por su bien? ¿Estaba sacrificando todo para quedarse a su lado? Pregunta tras pregunta corría por su mente.

Reunió cada onza de la fuerza que tenía y abrió sus labios un poquito. "La espada", alcanzó a decir con la garganta tan seca que le dolió decirlo. "tienes que ir...", añadió. "Debes salvar..." "Shhh", dijo Caleb.

"Descansa".

Quería decir algo más. Mucho más. Quería decirle lo mucho que lo amaba. Lo agradecida que estaba. Cuanto deseaba que él nunca se fuera de su lado. Pero tendría que esperar. Una nueva ola de sopor cayó sobre ella, y sus labios simplemente no se volvieron a abrir. A su pesar, sintió que se hundía, se hundía, tambaleándose de nuevo a la oscuridad, de regreso a su estado de sueño inmortal. 

Traicionada (Libro #3 Diario de un Vampiro)Where stories live. Discover now