Capítulo 1: Parte 1 de 2.

82 9 3

Capítulo 1 : "Después de la pelea con Majin Boo"


Todos los guerreros Z estaban reunidos donde kaiosama después de la pelea contra Boo, ya era hora de despedirse e irse con sus respectivas familias.

Vegeta, estaba cansado por todo lo que había pasado últimamente, el matar a tantas personas en el torneo de artes marciales, no es como si nunca hubiera matado a tanta gente en un solo día, él era capaz de acabar con un planeta completo con sus propias manos, pero esta vez era diferente, hace mucho tiempo que había dejado esa vida atrás y de un momento a otro volvió a lo que era su vida normal en el planeta vegita , esa vida donde mataba a gente sin piedad, en el momento que mato al puñado de espectadores en el torneo lo hizo sin pensar, lo hizo por instinto propio, no le importo si se encontraba su familia en ese lugar, gente que conocía, no le importaba nada, pero por otro lado también llego el momento en el que se sacrificó por protegerlos a todos, donde le dio su primer abrazo a su hijo, en donde quizás por primera vez estaba pensando en otras personas que no fuera el mismo, realmente se sentía en un limbo de emociones las cuales no demostraba, el enterarse que su muerte fue en vano, fue algo que lo hizo simplemente enojar odiarse, el enterarse de que bulma estaba muerta...realmente fueron muchas cosas para un periodo tan corto de tiempo, pero ahí se encontraba vivo, siendo recibido por su mujer y su hijo, su rostro no tenía ninguna expresión y la verdad es que no sabía cómo sentirse, el tenerlos ahí frente a él no le producía felicidad, pero tampoco le producía un rechazo, así que una vez que todos se estaban reencontrando con sus seres queridos, empezando hablar y hacer cosas de "humanos" vegeta tomo la decisión de irse de ese lugar y poder ir a lo que ahora llamaba su hogar.

Por otra parte se encontraba bulma, estaba destrozada el saber que vegeta había muerto fue un golpe tan duro para ella, pero solo fue el lapsus del momento no podía verse débil, no delante de tantas personas, tenía que mantener su rol como madre y estar bien para que su hijo lo estuviera, pero al ver entrar a vegeta vivo la hizo sentir tan feliz, sentía que su alma volvía a su cuerpo, que toda la angustia que sintió por un momento se terminaba, quería correr, abrazarlo y decirle cuanto lo ama, cuanto lo extraño, que todo este tiempo lo necesito tanto a su lado, pero sabía que no podía hacer eso al frente de tantos "insectos" como le solía llamar vegeta a sus amigos, así que se acercó junto con su hijo a vegeta y le sonrió con un dedo arriba en señal de que lo había hecho bien. Al ver como vegeta se iba, hizo lo mismo solo que ella se fue a despedir de todos sus amigos, deseando que estuvieran bien y pudieran disfrutar de su vida, tomo una de las capsulas haciendo aparecer una nave en la cual se subió junto con trunks, el pequeño también estaba agotado, había pasado por tanto igualmente, que era mejor volar en la nave que dejar que lo hiciera por su propia cuenta.

Una vez llegado bulma junto con trunks a la corporación capsula, dejo la nave en el patio sin guardarla, para poder entrar con el pequeño a la casa por fin, al ingresar se dio cuenta que estaba vegeta de espalda mirando la cocina o por lo menos eso creía al verlo ahí, así que se acercó al verlo ahí parado para preguntarle si quería comer, pero fue interrumpida antes de decir alguna palabra.

Mujer, ¿Dónde está la comida? Tengo hambre -Decía vegeta con su tono habitual de voz, girando solo un poco su cabeza para mirar ala mujer que se encontraba cerca, desde que bulma llego a la casa se había dado cuenta de su presencia, solamente que es que cuando el llego, se quedó meditando varias cosas, todavía no asimilaba bien todo lo que paso, lo único que sabía es que se tenía que hacer más fuerte, más fuerte que ese imbécil de kakaroto, más fuerte que todos, no podía verse humillado otra vez, no podía perder contra nadie, él es el príncipe de los sayayines y se tiene que comportar como tal. - 


Voy a mandar a que cocinen ahora, podrías bañarte por mientras ¿o no? Ha sido una pelea larga te mereces un baño relajador. -Bulma hablaba con un tono relajado, pero por dentro se sentía algo decepcionada, no se esperaba que las primeras palabras que cruzaría con vegeta después de mucho tiempo sin verlo sería un "Mujer, ¿Dónde está la comida?", pero no podía pedir nada más, no por ahora,también se sentía cansada y con hambre. -     

Espero la comida esté lista cuando termine. -Fue lo último que dijo, antes de subirlas escaleras y dirigirse al baño que se encontraba en la habitación que compartía con bulma, se sacó toda la ropa con la que andaba, tirándola por alguna parte de la habitación, observo por un momento su cuerpo el cual no estaba sin ningún registro de heridas de la batalla, esas semillas que lo curaban siempre lo sorprendían,pero de igual forma su cabeza era un lió, se sentía casado psicológica-mente, quería comer y dormir, ya para mañana empezar a entrenar de inmediato y de esa forma aclarar sus ideas, por lo cual se metió a la regadera dejando que el agua se llevara por un momento todos sus pensamientos.-

¿Un Nuevo Amor? (VegetaXBulma)Read this story for FREE!