La Casa Del Campo

32 5 10

Coloca su maleta en la cajuela de su Audi y se sube a este. Espera a que Elijah se adelante en su vehículo. Súbitamente escucha la puerta del lado del pasajero. Scarlette gira la cabeza. -Tranquila Scar, solo soy yo- le responde Freya sonriendo. -Elijah me pidió me fuera contigo. Así poder ayudarte a llegar-

Scarlette sonríe y asiente con la cabeza

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Scarlette sonríe y asiente con la cabeza. Luego sale del lugar tras el resto de los Mikaelson. Desde un escondite no muy lejano de la casa un par de redondos ojos azules les observa alejarse del lugar. Manteniendo la calma en todo momento.
**************************************
Después de un largo trayecto llegan a su destino y aparcan sus carros dentro de la cochera de una enorme bonita casa. Los faroles afuera iluminan el césped y un ancho camino de grava color blanca guia hasta la puerta de entrada. Scarlette y Freya se apean del carro. -Es una bonita casa- comenta la ojigris tomando su maleta consigo. La pelirubia suspira alegre. Kol mira en dirección de su prima. La mujer lo mira y pasa por su lado dándole un pequeño roce con la mano en su brazo. Acción que pasó como desapercibido para los demás miembros de la familia. El vampiro sonríe travieso, viendo como esta contonea sus caderas al caminar. Niklaus la ve caminando y tensa un poco la mandíbula. Cambia la vista en torno a un Kol embelesado y ríe por lo bajo burlón.

Elijah le muestra a Scarlette la habitación que tiene preparada para ella y todos los rincones de la casa

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Elijah le muestra a Scarlette la habitación que tiene preparada para ella y todos los rincones de la casa. -Bueno prima, Freya preparó la cena. Te espero en el comedor- habló el vampiro y se marchó. La ojigris sonrió observando la luna, que daba su resplandor entre las cortinas de la ventana más cercana a su cama. Salió de su aposento. Las paredes del pasillo estaban llenas de portaretratos con fotos, retratos de los Mikaelson en otros años y épocas. Scarlette siguió de largo, en el comedor todos ya estaban sentados a la mesa. Excepto cierto híbrido arrogante que tanto le transtornaba.

-Solo son estúpideces- decía Kol. -¡Pero que poco sentido del humor tienes Kol!- respondió Elijah sonriendo. -Ven prima, siéntate junto a nosotras- le decía Rebekah arrastrando una silla, entre ella y Freya. La mujer sonriendo le obedeció. -¿Y tú querida prima, que opinas acerca de las locas leyendas urbanas que estos humanos se inventan?- preguntó Elijah.

-Opino que son algo atrayentes. Aunque debo admitir que odio cuando hablan de un ser sobrenatural como si fuese un fenómeno o algo creado por el diablo-

Two Moons: City of WarDonde viven las historias. Descúbrelo ahora