Capítulo O4 : Presenciando el pasado

3.3K 436 136
                                    

— ¿Qué es esto? — Tomó en sus manos el ahora pelo negro antes azabache. Abrió la carta y extendió el papel de hoja A4 observando desde el inicio.

— Es una demanda de parte del señor Park ChanYeol. Usted, señor Byun ha cometido estafa, ha utilizado el engaño para producir un error en otro, induciéndolo a realizar un acto de disposición en perjuicio ajeno. En cuanto la penalización, Los reos de estafa son castigados con la pena de prisión de seis meses a tres años. Para la fijación de la pena se tendrá en cuenta el importe de lo defraudado, el quebranto económico causado al perjudicado, las relaciones entre éste y el defraudador, los medios empleados por éste y cuantas otras circunstancias sirvan para valorar la gravedad de la infracción, con su permiso — Finalizó el hombre despidiéndose con una venia educadamente y retirarse del hogar de BaekHyun.

El pelinegro no podía creerlo, no entraba en sus pensamiento como es que ChanYeol pudo llegar a demandarlo. Claro que le menciono que podía hacerlo, pero no le creía capaz y tampoco hablaba en serio sabiendo perfectamente su condición en todos los aspectos. Sus ganas de hacer añicos ese papel estaban presentes, su cólera hacía que derramara lágrimas, en conclusiones BaekHyun estaba jodido, pero debía aceptarlo. No escupas al cielo porque te cae en la cara.

No tenía el número de ChanYeol y mucho menos estaba residiendo en el departamento que alguna vez pudo llamar hogar. Fregó sus ojos angustiado iniciando a leer la carta.
Él no podía ir a prisión, ¿Dónde quedarían sus hijos? ¿Cómo podría ver la cara de sus hijos si estuviera en la cárcel?, no quería ir a ese horrible lugar, sabía perfectamente que en la cárcel los tratan horrible, como animales, es el infierno en la tierra.

— Piensa, piensa, piensa — Susurró entre sollozos tapando su boca para no emitir algún sonido que no sean sus palabras — ¿Dónde consigo un abogado?

Caminaba de un lado a otro tratando de pensar en alguna salida, pero lo único que llegaba a sus pensamiento era él tras las rejas y siendo maltratado y abusado que matones. Tenía que buscar a ChanYeol ya. Tomó su teléfono timbrado al de JongIn, quien inmediatamente respondió.

— ¿Baek, qué sucede amigo?

— JongIn, por favor por favor necesito que consigas la dirección de ChanYeol, te lo suplico en este instante, es urgen-

— Espera Baek, ¿qué sucede? ¿Estás bien?

— ¡No! ¡Nada esta bien!, el mal nacido de ChanYeol me ha demandado por robo a sus propiedades e inmoralidad, joder JongIn no quiero ir a la cárcel.

— ¿Lo hizo?, relájate Baek, te conseguiré su dirección y a un buen abogado ¿si?, no iras a ningún lado. No pasa nada, solo quiere asustarte...

— ¿Asustarme con la ley? qué coño, no esta jugando, él de verdad lo ha hecho, inclusive ya tengo la fecha y hora del juzgado.

— Lo haré en este momento, debo colgar. No te desesperes, todo estará bien lo prometo.

El teléfono del pelinegro se deslizó desde su oreja hasta caer al suelo, no causando tanto impacto que por más que quisiera aventarlo, no podía, necesitaba su teléfono. Frotó sus ojos por segunda vez con ayuda de las palmas de sus manos ayudando a limpiar sus lágrimas. Debía calmarse, se daría un baño con agua helada para poder relajarse e ir en busca de ChanYeol así sea debajo de una piedra o en un desierto.

Nada estaba resultando como lo había planeando. ¿Que habían sido esos te amo que se habían confesado? Simples palabras sin significado, o al menos eso creía BaekHyun porque si amas a una persona no la demandad sabiendo su situación económica ¿o si? De seguro es su karma por jugar así tan déspota sin atreverse a analizar cuidadosamente las consecuencias.

Scam || ChanBaekDonde viven las historias. Descúbrelo ahora