Capítulo 14 - La despedida

1K 16 7

DANI PDV*

Me desperté a la mañana siguiente y estaba sola en la cama, Liam ya no estaba a mi lado, miré la hora... Madre mía, normal que ya no estuviera, eran las 12:30. Me levanté y me fui a dar una ducha rápida. Ésta vez me puse una camisa de cuadros, unos shorts y unas converse rojas. Baje sin secarme el pelo, prefiero que me seque al aire, hace demasiado calor como para poner el secador.

-Bueeeeeenos días- Dije al bajar las escaleras, pero nadie contestó- ¿Liam?- Nada. Le busqué pero al parecer estaba sóla en casa, genial... ¿Dónde había ido éste chico? Me senté a esperarle y a los 5 minutos oí la puerta de casa, y me levanté para encontrar a Liam entrando con otra mochila en la mano

-Veo que ya te has despertado, siento haberte dejado sola, había ido a por tu ropa- Dice dándome la mochila y cerrando la puerta- No quería hacer a tu madre venir hasta aquí sólo para traerte mas ropa.

-Vaya...

-¿Qué pasa?

-Que no te tendrías que haber molestado, podía haber ido yo

-No te preocupes- Me da un pequeño beso

-¿Qué tal va la decoración de mi madre?

-Preciosa

-Espero que así sea- Río

-Te haré el desayuno, ven- Se va hasta la cocina

-¡Voy ahora a ayudarte! Dejaré ésto arriba y bajo

Subo corriendo las escaleras y entro en el cuarto, dejando la mochila al lado de la otra, y un pitido me alerta. Busco de donde había venido, y era mi móvil "Batería baja". Mierda. Abro una de las mochilas para buscar el cargador pero no está, espero no habérmelo olvidado... Miro en la otra mochila, por todos los huecos, pero tampoco está... Que cabeza tengo... Y al parecer mi madre tampoco se había dado cuenta. Bueno no pasa nada, iré ahora en 5 minutos hasta casa para cogerlo, además quería darle las gracias a mi madre por el vestido.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

LIAM PDV*

Saqué el sirope y me dispuse a hacerle unas tortitas a Dani cuando la oí decirme algo

-¡Voy hasta casa que me olvidé el cargador del móvil y de paso a hablar una cosa con mi madre, estaré aquí en cinco minutos!

-¡Vale!

Iba a encender la vitro pero me detuve

MIERDA. Pensé y salí corriendo detrás de Daniela, olvidando todo lo demás. En menos de 5 segundos estaba fuera de casa, y observé que ya se encontraba unos metro mas allá, iba a llamarla, a deternela, pero no lo hice, no sabía lo que hacer, ya era tarde, si la detenía ahora se daría cuenta de que pasa algo, y por otra parte si no la dentengo... Llegaría a casa y también se daría cuenta, no se que sería peor...

Nunca tuve que mentirle, nunca tuve que hacerlo aunque su madre quisiera, ahora se daría cuenta de el por qué de mis palabras, del por qué de su semana aquí, del por qué fui yo quien fue a recoger su ropa... El dolor me inundó mientras la veía alejarse.

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

DANI PDV*

Por suerte mi cabeza olvidadiza no se había olvidado también las llaves de casa, las saco del bolsillo y las introduzco en la cerradura y abro la puerta

-¡Soy yo mamá, vengo a por una cosa que olvidé!- Digo antes de que pregunte, cierro la puerta y lo que veo me deja completamente descolocada, las paredes están vacías, dónde había cuadros o fotos ahora sólo hay pared ligeramente mas clara que el resto... ¿Mamá tovía no había empezado con la redecoración...? Sí tenía que ser eso...

Te tengo a ti¡Lee esta historia GRATIS!