*Daniel POV 

Abrí la tienda como de costumbre y empecé a limpiar el mostrador cuando entró aquel hombre. Parecía un pobre, era zarrapastroso y olía mal, también olía a vampiro pero él no lo era. Su mirada estaba perdida y su rostro no mostraba emociones, alguien estaba controlándolo. Otro vampiro, y digo otro porque yo también lo soy.

- Buenos días, ¿puedo ayudarle en algo? -traté de ser amable y preguntar aunque ya sabía qué venía buscando.

- Si, quería comprar 3 anillos de esos...

- ¿Que usan los vampiros para salir durante el día? - lo corté.

- Emmm... si.

- Serán 3 mil dólares, ¿en efectivo? - cogí los anillos y los metí dentro de una bolsita con el nombre de la tienda.

El hombre no contestó pero sacó un fajo de billetes y lo dejó caer sobre el mostrador. Conté el dinero, estaba exacto, esos tipos sabían lo que querían.

- Aquí tiene, pase un buen día - me despedí, pero él no se immutó.

Salió de la tienda y decidí seguirlo, cerré la puerta con llave y lo seguí discretamente hasta un pequeño bloque de pisos. Subí hasta el segundo piso y antes de que cerrara la puerta entré en el piso detrás de aquel tipo. Aquel piso tenía un olor que me era familiar.

- Daniel! - Beau gritó antes de abrazarme - ¿Que haces aquí?

- Pues ese hombre se ha presentado en mi tienda buscando los anillos.

- Es verdad, eh imbécil cierra la puerta - le gritó al hombre.

- ¿Que os ha traído hasta aquí? - el hombre le dió la bolsita a Beau y él se puso uno de los anillos - A parte de eso, claro. ¿Me hechabas de menos verdad cabrón?

- Claro que si tío! Chicos tenemos visita! - Luke y Jai aparecieron en el salón.

- Daniel! Tío, ¿que haces aquí? - Jai me dió la mano y un abrazo.

- Eh! Estáis en mi ciudad! - enarqueé una ceja.

- Tomad! - Beau le lanzó un anillo a cada uno antes de empezar a abrir la persiana de la habitación.

- Espera! ¿como sabes que funciona? - Luke lo detuvo.

- Porque los cree yo - Lo interrumpí.

- En ese caso - Beau abrió la ventana completamente y dejó que la luz inundara la habitación por completo - Por fin, el sol de nuevo.

Contemplaron, los tres, la ciudad durante varios minutos.

- ¿Damos una vuelta por la ciudad? - pregunté.

Salimos de allí y entramos en su coche. Los gemelos se sentaron detrás y Beau a mi lado, dejándome a mi como conductor.

- ¿Que habéis hecho estos 10 años sin mi?

- Nada interesante - respondió Beau - ¿Y tú?

- Nada interesante tampoco, encontré a la mujer perfecta y me casé con ella - Levanté la mano para enseñar mi sortija de boda.

- Vaya! - soltó Jai.

- ¿Como se llama? - Luke se deslizó hasta el final de su asiento y me miró la sortija.

- Mila - no pude evitar sonreír.

- Tiene que gustarte mucho para que destrozes tu vida de esa manera - Beau me hecho en cara.

- Pues si, aunque te parezca mentira. Yo soy como Luke... - lo miré por el rabillo del ojo, parecía ilusionado con la noticia que les había dado - tengo sentimientos.

Animal - Janoskians Story *En Espera*¡Lee esta historia GRATIS!