Respeto

371 1 0

La multitud permaneció en un completo silencio, mientras que Sam se acercava a Bear.

- Podrias haberme haberme matado, pero en cambio no lo has hecho. Porque?- dijo Sam, y en su cara se leia el miedo y el respeto, recien adquiridos hacia el muchacho.

- Estamos en guerra.- dijo Bear con indiferencia.- Y no nos podemos permitir el lujo de perder un buen arquero. La herida de tu mano se curara pronto y podras volver a disparar.- dicho esto dio media vuelta y se fue en direccion donde estavan los condes y los capitanes de batallon.

Estos habiendo presenciado el resultado del duelo, y las palabras que habian intercambiado, no podian estar mas que asombrados y satisfechos por el nuevo miembro.

Inmediatamente, todos ellos se retiraron y se pusieron a discutir sobre en que batallon deberia servir, y todos lo querian para ellos.

Hasta que llegaron a un consenso: Bear tenia demasiado talento como para desperdiciarlo a causa de una flecha perdida en medio de una batalla, asi que lo destinaron a un bosque al mando de un grupo de cinco hombres mas.

Su mision era muy sencilla, tenia que cortar el suministro de las tropas enemigas. Aunque previamente, lo pusieron duramente a prueba: le vendaron los ojos y lo dejaron en medio del bosque solo con un cuchillo, le hicieron disparar cincuenta flechas y que todas dieran en el blanco, lo mantuvieron sin comer durante una semana... Todo eso lo paso con estoicismo y se gano el respeto de sus superiores.

Finalmente se puso en marcha hacia su nuevo destino, donde siempre se habia sentido como en casa: el bosque.

Valor¡Lee esta historia GRATIS!