Lo veo asustado,no para de dar vueltas por toda la habitación,juraría que está apunto de llorar,pero una persona así no puede sentir lástima por nadie.

Mira en mi bolso,no se qué busca pero nervioso lo vacia sobre la cama,coge las llaves de mi coche.

De repente sale corriendo y cierra la puerta,yo lo sigo cuidadosamente,aunque me doy cuenta de que no puede verme,me pongo a su lado en la puerta del ascensor,está como loco,tiene la cara desencajada.

- ¿Qué piensas hacer conmigo?¿eh? - le golpeo, no se mueve,le grito,no se inmuta... -¡ayudameee!,llama a la ambulancia todavía pueden salvarme...

Apreta el botón del  -2 hacia el parking donde yo dejé mi coche ,empieza a apretar el botón del mando hasta que suena un pitido y se encienden parpadeantes las luces del auto.

Vuelve a subir a la habitación corriendo... ¿qué pretende hacer con mi cuerpo?

Me envuelve en una sábana,lo intento impedir pero no puedo hacer nada...

Sale ,vuelve con una fregona y empieza a recoger la sangre del suelo.Carga con mi cuerpo en brazos,entes de salir comprueba que no hay nadie y sale corriendo de nuevo.

Me deja en el maletero y vuelve a subir a por las maletas y mi bolso.

- Me vas a enterrar¿ verdad? dejame por favor, llevame a un hospital.

Vuelvo a llorar desesperada,¿por qué a mi?, soy joven tengo toda la vida por delante... no me creo que mi vida se acabe así sin más.

-Samuel ¿donde estás? ayudame , si el pudiera oirme... lo quiero y ahora lo he perdido para siempre,lo peor que no me ha dado tiempo a disfrutar y a compartir este amor que siento, ¡ noooo!,esto tiene que ser un mal sueño,ojala despierte y solo haya sido una pesadilla...

Hugo monta en mi coche y yo me siento a su lado.No se que va a hacer conmigo, tengo miedo.

Conduce hasta las afueras de la ciudad,a veces para y mira el terreno pero no le debe parecer bien para ocultarme y vuelve a conducir un poco más adelante.

Ya ha llegado el momento, me saca del maletero,me quita la sábana que envolvía mi cuerpo y ...

-Pero ¿que haces?- le grito sin parar - ¿por qué no me escuchaaaaas?

Me monta en el asiento del conductor, me pone el cinturón ...

- ¡ Espera! todavía respiro... no me dejes morir... - ya nose que hacer, mi pecho se mueve lentamente pero no estoy muerta .

¿Cómo se puede ser tan frio y tan calculador, nunca imaginé que alguien pudiera ser así.

Soltó el freno de mano,intenté evitarlo sin resultado, empujó el coche hasta que lo vió desaparecer por un barranco,dando vueltas y vueltas... Se acabó no creo que este viva...

Sus ojos no decían nada estaban vacíos de sentimiento ... Empezó a caminar hacia la ciudad y yo lo seguí...estaba perdida ... sola... sin rumbo ... 

Y de repente pensé en Samuel igual el pudiera verme...

Verano de mis sueños¡Lee esta historia GRATIS!