diecinueve;

325 54 66

Los nervios estaban a flor de piel y los cinco miembros de aquel grupo intentaba mantenerse serenos, sabiendo que seguro se notaría su poca experiencia en los escenarios. 

Tras aquel día de desconexión con todos aquellos nuevos amigos que habían hecho, tocaba el momento por el que se habían estado preparando y era aquel mini-debut de High Hopes.

Aquellos momentos de primerizos eran más que vistosos para la propia chica. Pudo notar como la voz de Awase tembló casi toda la primera canción, que Todoroki dejó de tocar un rato en la segunda y que Shinsou no hacía más que mirar hacia su dirección para imitar alguno de sus movimientos para fingir algún tipo de compenetración que ella no lograba a entender.

Bien parecía que nadie más que ella se estaba dando cuenta de aquellos fallos, puesto que el público parecía disfrutar de su música, incluyendo aquellas bandas que se habían exhibido antes que ellos, mas Jirou no se dio cuenta de aquello.

Aun rasgando las cuerdas con sus dedos, dirigió la mirada de nuevo hacia el final, donde Kaminari se encontraba junto a Sero, Yaoyorozu y Kendo, ocupando parte de la barra.

Aunque sabía que los otros le acompañaban, sólo podía fijarse en él y en aquel estúpido bailecillo que hacía a completo descompás de la música. Estaba claro que lo suyo era el dibujo y no la música.

No escuchó ni los aplausos del público cuando acabaron, ni la voz de Shinsou diciéndole de bajar del escenario. ¿Ya habían acabado? Ni se había dado cuenta de que aquella era su última canción.

¿Había ido bien? Parecía que sí por las reacciones de sus amigos y de la gente que estaba allí, soltando uno que otro halago mientras intentaban cruzar aquella sala.

Realmente aquellas palabras le daban igual, hasta la mínima posibilidad de conseguir alguna oportunidad rozando lo profesional. En esos momentos, había decidido ser egoísta y centrarse en lo que ella quería y en lo que le importaba.

Nada más llegar a ellos, el rubio le ofreció un botellín de cerveza. Ella se limitó a sonreír, aceptándolo y apoyándose a su derecha, ignorando los comentarios de los demás.

— ¿Y qué te ha parecido? —murmuró la chica, acercándose el botellín a los labios.

—Sabía que eráis buenos, pero esto ha estado a otro nivel, Jirou. Los ojeadores se os van a rifar. Sólo espero que os acordéis de nosotros cuando seáis famosos. 

—Seguro que exageras. Puedes ser la persona menos justa de aquí.

— ¡Eh! Tú confía. Habéis estado de diez.

—Me lo creeré por esta vez.

—Además Shinsou y tú tenéis mucha complicidad. ¡Cómo se nota que sois pareja!

La teñida se quedó sin palabras al escuchar aquello, intentando procesar la última frase. ¿Cómo había llegado a eso y por qué lo había hecho? Era lo que menos quería escuchar en esos momentos y aún menos de boca de aquel chico. 

—Ojalá entenderme tan bien con alguien como vosotros dos.

La chica apretó los labios, no sabiendo que decirle ni como actuar. Se sentía tan tonta por no ser capaz de decirle que no había nada entre los dos. 

¿Por qué le estaba pasando eso? Juraba que hasta estaba sudando de más y que aquel botellín se le iba a resbalar de las manos en segundos. 

No recordaba la última vez que se había puesto así después de que alguien insinuara que aquellos dos eran pareja, puede que nunca lo hubiera hecho, por eso aún estaba más preocupada.

Conectados; KamijirouDonde viven las historias. Descúbrelo ahora