Epílogo

1.1K 230 100

Hoseok acariciaba la frente de Jimin, el menor había estado despierto en el parto. Después de que el niño nació (era hermoso, blanco como Jimin y era muy gordo) habían llevado al de ojos sonrientes al segundo piso y lo dejaron dormir.

Hoseok había visto a Minseok en los cuneros, su pequeñito era demasiado inquieto a comparación de los demás niños que están envueltos en diferentes colchas. Minseok se movía muchísimo. Cuando lo vio no pudo detener las lágrimas que salieron de sus ojos, era tanta felicidad. ¿Cómo una persona tan chiquita tiene todo tu amor con solo respirar?

Él quiso cargarlo pero la enfermera le había dicho que, como el niño tenía 8 meses, lo mejor era verlo hasta que su papá despertara.

Hoseok recargó la frente en la orilla de la cama y cerró los ojos, cuando llegó al hospital solo le dijeron que alguien había hecho una llamada y que ellos fueron a atender.

Sintió su celular vibrar y lo sacó del bolsillo de su pantalón, el nombre de Seokjin se leía en la pantalla.

—Hey, Seokjin.

—Hoseok... ¿Cómo está Jimin?

—Dormido, ¿por qué lo preguntas?

El mayor frunce el ceño y se levanta, camina hasta la ventana y su mano libre se mete al bolsillo izquierdo de su pantalón. Ve el cielo oscuro de la ciudad.

—¿Cómo está Minseok?

—En los cuneros... ¿Por qué me preguntas esto? Te envié un mensaje, Seokjin.

—Hoseok... cuando llegamos a tu apartamento encontramos a varios policías, les preguntamos y nos dijeron que alguien había reportado disparos que provenían de ahí.

Hoseok abre su boca en confusión y mira a Jimin, el menor se remueve y abre sus ojos.

—¿Estás seguro?

—Completamente, nos preguntaron que quienes vivían ahí y les explicamos la situación. No nos dejaron tomar nada así que llevamos la ropa que Jungkook le había comprado a Minseok de regalo... estamos aquí abajo ya. Le preguntamos a la gente y dicen que no vieron a nadie, que solo escucharon, la policía dijo que era mejor irnos. También dijeron que le querían hacer unas preguntas a Jimin.

—Hobi—el castaño camina hacia Jimin cuando lo escucha hablar.

—Tengo que colgarte, Seokjin. En cuanto pueda bajo ¿sí? Gracias por estar aquí.

—No las des, eres mi mejor amigo. Aquí te esperamos.

Hoseok cuelga y le sonríe a su bebé grande.

—¿Dónde está nuestro bebé, Hoseok? ¿Está bien? ¿Cómo es?... necesito verlo.

—Está en los cuneros, cielo. Está bien, a pesar de que nació a los ocho meses solo tenía que estar un tiempo en la incubadora, él es hermoso—Hoseok no puede evitar la sonrisa y el orgullo en su voz al decírselo.

—¿Ya pueden traerlo?

—Eso me dijeron, iré a avisarle a una enfermera.

El menor asiente y Hoseok le da un beso en los labios. Cuando sale del cuarto y ve hacia la izquierda del pasillo ve a un enfermero pelinegro caminar rápidamente. Él decide no preguntarle porque se ve con prisa.
Camina un poco y ve a la chica que estaba en el área de los bebés.

—¿Señorita?—la chica lo mira y le sonríe con amabilidad—Mi novio despertó y queremos ver si ya podemos ver a nuestro bebé.

—¿En qué habitación está su pareja?

¿Me prestas tu vientre? | Hopemin Yoonseok ~ M-preg¡Lee esta historia GRATIS!