Capitulo 30

2.6K 137 10

Narra _____

Una semana desde que se fue, una semana desde que la vi partir en ese avión y ya se sentían como si hubiesen pasado mil años si ella a mi lado me pregunto ¿Por qué el amor debe doler tanto? ¿Por qué no podemos ser felices? Hemos pasado por tan tas cosas, por inseguridades, engaños, temores, distancia y eso debería haber sido suficiente para alejarnos completamente, para no querer ver a la otra, pero así es el amor.

Cuando encuentras a esa persona no importa nada  más, por lo menos para mí, no podría dejarla, la seguridad de que ella me quiere es todo lo que necesito, ni siquiera eso, si ella no me quisiera en lo absoluto solo con verla sonreír haría que todo esto valiera la pena.

Hemos hablado muy poco esta semana, entiendo que ella tiene que hacer sus conciertos y entrevistas pero realmente necesito escuchar su voz, para de alguna manera asegurarme de que ella no se ha ido definitivamente.

Mentiría si digiera que esto no me afecta, porque si lo hace y mucho, me afecta no poder ver esa sonrisa a mi lado todos los dias, necesito poder tocarla, extraño la manía que tiene de morderse los labios justo antes de besarme, necesito todo de ella, la necesito aquí, sobretodo porque no sé cuánto tiempo estaré aquí, no sé si realmente llegue a la operación, como odio esta mierda, como odio mi enfermedad.

Es una sensación agotadora vivir con el temor que puedes caer en cualquier momento, que en cualquier momento tu vida se vaya a la mierda y no puedas hacer nada para cambiarlo, porque así es como vivo cada hora, pienso en todo momento como afectara a los demás si muero, a mi madre, mi padre, a Demi.

Creo que saber que Demi sufrirá cuando esto pase es lo que me tiene peor, se que ella no se alejara, sé que ella me ama, pero a veces desearía que esto no fuera así, que ella se aleje, ame a otra persona, sea feliz, porque de esa manera no sufrirá, de esa manera su sonrisa seguirá intacta.

Tocaron el timbre de la casa, mi madre abrió, en mi mente deseaba con todas mis fuerzas que fuera Demi, con quien por cierto no hablaba desde ayer por la mañana, pero no era Demi, era Camila con Lauren. A veces al mirarlas y ver lo felices que son juntas me hace tener envidia, envidia de que ella se puedan amar por el tiempo que ellas quieran, que no tienen los problemas que tengo yo, desearía ser una pareja así, sin ningún problema fuera de  normal. Aunque sabía que su relación tenía problemas igualmente, eran famosas, de una misma banda, su amor era secreto y creo que eso es mejor que estar a punto de morir y no poder ver a la persona que amas nunca más.

Baje las escaleras corriendo, necesitaba una amiga en este momento, necesitaba conversar con alguien y no tenía idea de porque estaban aquí, pero no importaba, solo quería a alguien con quien compartir mi dia y poder olvidarme de todo esto un rato.

Me abalance sobre Camila y la abrase, ella se tambaleo un poco, me separe de ella y la mire, sus ojos brillaban como nunca antes, entonces me di cuenta de que Lauren la estaba mirando, la miraba como si nada más importara, como si mientras ella estuviera todo estaría bien, la miraba como Demi me miraba a mí.

–Hola – Dijo Camila con una sonrisa, mientras se recomponía y tomaba la mano de Lauren quien tambien saludo.

–Hola… ¿Quieren pasar? – Dije haciéndome a un lado para que ellas pasaran, lo que hicieron, se sentaron en el sillón muy juntas, eran la pareja más adorable que había visto y al verlas no podía evitar recordar a Demi. – Y bueno… ¿Qué hacen en L.A? –

–Bueno, tenemos que dar un concierto aquí y pensamos que venir a verte sería una buena idea –Dijo Lauren con una sonrisa. –Además en la ciudad anterior nos encontramos con Demi y nos mandó algo –Dijo pasándome un paquete café, lo deje a un lado para abrirlo cuando estuviera a solas.

Don't let me down (Demi Lovato y Tu)¡Lee esta historia GRATIS!