Payton:

La habitación quedó totalmente en silencio al abrir la puerta, nadie dijo nada.  Jamás había visto a este hombre en ese estado. Vislumbre en su rostro un par de golpes. Me sentí orgullosa por cada uno de ellos.

Me cuerpo se tenso de inmediato cuando David comenzó avanzar trastabillándose con sus propios pies. Pero en su mirada había algo diferente, ya no me miraba con rencor, había algo mas, ese odio había sido remplazado por otro sentimiento, lucia como un hombre derrotado.

-mantente alejado de ella –no sé en qué momento Brandon se había levantado y se coloco en frente de mi impidiendo que David se acercara mas, pero al parecer el no percibió la amenaza.

-te dije que te alejaras –David levanto la vista y pude ver sus ojos llenos de lagrimas, se dejo caer de rodillas cubriéndose el rostro con ambas manos mientras balbuceaba disculpas.

-¡¡perdón!! ¡¡Pido, perdón!! ¡¡Hice tantas cosas mal!! –apenas si entendía lo que decía, pero sus disculpas no estaban generando nada en mí, me costaba aceptarlas, entenderlo y perdonarlo.

Hice a Brandon a un lado y me pare en frente de David -¿Qué es lo que exactamente lamentas? –no levante la voz, pero puse todo mi rencor en cada palabra.

-hija –mi padre se dio cuenta de mi humor, pero levante la mano para callarlo y no dijera nada más.

-¿Qué es lo que lamentas? ¿El haber puesto tantas trabas en mi relación con Jesse? ¿Haberlo echado de tu casa? ¿Hacerme creer durante mucho tiempo que yo tuve la culpa de su muerte? ¿Aborrecer a tu nieta y negarle tu ayuda? La lista es larga David, ¿que es lo que lamentas?

-¡¡TODO ESO, Y MAS!! –Judith se paro y se coloco al lado de su marido, prácticamente me suplicaba con la mirada que lo escuchara y lo perdonara.

David se puso de pie intento decir  algo mas pero note como las arcadas de todo el whisky que había ingerido amenazaban por salir dese boca.

-¡oh no! Esa cara la conozco, ni se te ocurra arruinar la sala de mi novia –Brando se colocó a su espalda y lo comenzó a empujar hacia al baño.

Yo me dirigí a uno de los sofás y me deje caer, Jack no tardo en sentarse a mi lado y tomar mi mano.

-¿estas bien? –no le respondí, solo levante mis hombros y comencé a masajear mi frente.

Por suerte Zoe se encontraba en su cuarto durmiendo y no había presenciado todo este show.

-¿en que estas pensando? –al parecer Jack no entendía que no quería hablar de esto.

Llegado el momento siempre pensé que podría perdonar a David así como si nada, pero la verdad es que no puedo y tampoco tengo ganas de verlo.

-se que no tengo el derecho a pedirte esto, pero por favor escúchalo, Penny, no actúes como una persona rencorosa –lo fulmine con la mirada, si no era porque Brandon acaba de aparecer en el pasillo y  miraba con ganas de matar a Jack por sostener mi mano, le hubiera dicho unas cuantas cosas sobre el rencor.

Bruscamente separe  mi mano de la de Jack y Brandon volvió a sonreír –Sera mejor que te lo lleves, se ha quedado desmayo en el suelo, no creo que pueda decir nada mas por el resto de la noche.

Jack se levanto y se dirigió a buscar a su padre. Brandon aun seguía de pie examinando todo. Mis padres se pusieron de pie y comenzaron juntar sus cosas. No dijeron nada, ellos también estaban enojados con David y sabía que iban a dejar esta decisión en mis manos.

Antes de marcharse ambos me abrazaron fuerte. Mi madre me susurro al oído “el rencor no en bueno cielo, pero tampoco se la pongas fácil”.

golpeando fuerte¡Lee esta historia GRATIS!