Mi país

18 1 0
                                                  

Hola, me llamo Melani, os voy a contar la historia de mi país. Yo nací en Ghana, es un país del oeste de África que era muy pobre, demasiado. Todos lo que vivíamos aquí no estábamos muy bien, pero lo suficiente para estar sanos y sin enfermedades, teníamos los recursos necesarios.

Cuando cumplí los seis años, mi familia y yo vimos un barco acercándose por lo lejos hacia nuestra costa, era un barco grande. Pensé que nos llevarían a todos a un lugar mejor ya que era lo suficientemente grande para llevarnos a todos; pero desgraciadamente es que solo vino aquí para traernos basura, pero no basura de la corriente, me refiero a la basura electrónica, que es la basura de ordenadores, móviles, teclados... dañados.

Nuestro pueblo se hacía más viejo, por todos los metales perjudiciales que contenía la basura electrónica, era como si lo matara, teníamos todos los habitantes del pueblo enfermedades de todo tipo, y cada vez moría más gente. Aún más barcos venían y tiraban más basura, ¿esto no puede terminar? El país se convirtió de un país pobre y bonito, a uno pobre, apestoso y un basurero de basura electrónica. Yo no lo veo gracioso, lo veo deprimente... ¿Por qué no nos dejáis en paz?

Nos obligaron a todos a reciclar la basura electrónica, yo me encargaba de quitar los componentes que componían muchos artilugios, y otras personas se encargaban de lo más peligroso, quemar muchos componentes y deshacerse de los metales perjudiciales para la salud. El humo que salía de quemar los componentes, era como una máquina de matar, nos daba muchas enfermedades, que a más de uno mataba.

En invierno mis padres murieron y me quedé sola con mi hermana mayor, pero aún así me sentía sola, porque ella siempre trabajaba de sol a sol, y lo triste y decepcionante es ir y ver como niños de mi edad teníamos que trabajar para poder mantener nuestra salud. Mi hermana tuvo una idea : con todos los materiales que había se podría hacer como una barca y salir de aquí lo antes posible, y eso hicimos. Además de nosotras, también vinieron a un amigo mío y a mucha más gente. Nos fuimos de aquí para no volver, aunque nos gustaba mucho y queríamos arreglarlo pero...no pudimos, así que nos fuimos a España, que era el país que nosotros considerábamos que estaba más cerca,la gente no nos aceptaba por ser de diferente color era muy racista, así que para morir solo y amargado por otros, preferimos morir con nuestra gente del país con buena compañía. Pero aún así mi país Ghana seguía siendo un basurero.

¿Nos ayudas a cambiar esta situación? Por desgracia, no somos el único país al que nos ocurre esto, ayudarnos no es tan difícil... Nos basta con que en vez de dejar los electrodomésticos dañados en las calles, bosques y otros sitios, los dejéis en un punto de recogida.

La basura tecnológicaDonde viven las historias. Descúbrelo ahora