Maggie's Corner

22 5 1

Los jueves por la noche, después de la escuela, se convirtieron en mi motivo para aguantar toda la semana

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Los jueves por la noche, después de la escuela, se convirtieron en mi motivo para aguantar toda la semana. Saber que tendría aquellas horas nocturnas de total libertad, como Cenicienta la noche del baile, me hacía sentir lo más parecido a la felicidad absoluta. Algo que hasta aquel momento no había experimentado jamás. 

El primer ensayo de aquel frío noviembre fue largo, pero distendido. Empezó con las canciones en las que Jeannette y Mick cobraban mayor protagonismo, con una preciosa voz desnuda y una guitarra que la envolvía y acariciaba como una suave brisa. Mientras ellos hacían su magia Simon y Joe calentaban y yo hacía fotografías para mi proyecto trimestral. Mi profesor me había dejado un trípode y un flash externo, y me había conseguido tres carretes de sensibilidad alta y 25 exposiciones cada uno. Dos de ellos en blanco y negro y el otro en color. Me pareció una manera bastante sutil de decirme cómo prefería que le entregara las fotografías y, después de pensarlo, no pude estar más de acuerdo. Los blancos, negros y grises acentuarían el dramatismo en las imágenes de mi proyecto.  

—Nos haces muchas fotos, ¿no?

Me susurró Simon al oído, acercándose como un ninja

—Claro, sois parte de mi proyecto trimestral. 

Él arrugó en entrecejo y se apoyó en la pared descascarillada. Un poco de yeso se le pegó en las manos y se lo sacudió con una sonora palmada. 

—En la escuela de arte —continué—... estoy estudiando fotografía, ¿recuerdas?

—Sí, claro que sí. Pero no sabía nada de tu proyecto trimestral. 

Me recosté a su lado en la pared y dejé que la cámara descansara colgando sobre mi pecho.  Cubrí el objetivo con la tapa. 

—Quiero hacer un reportaje fotográfico sobre las bandas amateurs del desierto. 

—¿Y has empezado por nosotros?

The Black Star Army es la estrella de mi trabajo. Sois los que tengo más a mano.

Sonreí sacándole la lengua y él me correspondió con una sonrisa amplia y una suave negación de cabeza.

—Bueno, la estrella... Por no decir el único grupo. Tengo poco más de un mes para ir a sitios donde programen música en directo y meterme en locales de ensayo de gente a la que no conozco. No sé por dónde empezar.

—Quizás yo pueda ayudarte. Conozco a casi todas las bandas de Barts, he pasado por la mitad de ellas. Los Insects, los Knife Storm, los Drunken Ducks, las Mojave Snakes... Y también podría llevarte a los conciertos. Hay un local por detrás del piso de Joe, el Draco, hacen música en directo los viernes. Hemos ido alguna vez a tomarnos una cerveza y suele haber mucho ambiente. También están el Tombstone y el Maggie's Corner, donde hacen jam sessions los miércoles y los jueves. Eso en el pueblo, pero también podría pedirle la furgoneta a mi jefe y llevarte al Cosmic, que está en la carretera a Victorville; al Black Crown, al Save the Queen... 

The Black Star Army¡Lee esta historia GRATIS!