Capítulo 7

436 31 10

Me miré frente al espejo, preguntándome si en realidad me gustaba como lucía.

Kristal había insistido que era necesario un ligero cambio para hacer que Daniel notará algo nuevo, y se interesara en hablarme.

Y entonces, yo lo ignoraría.

Acomodé bien la ropa con la que Kris había decidido "vestirme".

Observé la playera blanca que llevaba puesta, que dejaba al descubiertos mis hombros y mi cuello, pero tapaba mis brazos y la mitad de mi vientre.

Vestía también un pantalón ajustado, de un tono verde olivo, y un par de tacones del mismo color.

Peiné mi cabello, acomodando una parte por detrás de mis orejas.

Lancé un suspiro mientras miraba mi vaso, casi vacío.

Finalmente salí del baño, escuchando la ruidosa música sonando por toda la casa.

Kristal apareció de repente, tomándome del brazo y llevándome hasta la cocina.

-Te serviré más.- Tomó mi vaso y vació más del ponche con alcohol que habían preparado.

Hice una mueca al no querer beber tanto, pero finalmente acepté el trago.

Noah apareció en la cocina.

-Vengan, que quiero presentarles a unos amigos.

Mi primo sonrió, mientras que yo me abrazaba a uno de sus fuertes brazos y Kris lo seguía, mientras le daba un buen trago a su vaso.

-Me interesa eso de conocer chicos.- Añadió Kristal.

Noah y yo reímos con su comentario.

Reconocí a varios de los chicos que eran amigos de Noah.

La mayoría, del equipo de fútbol, y uno que otro que compartía clase con nosotros.

Kris de inmediato se mostró interesada en la plática que mantenían, mientras que yo solo intentaba bailar un poco, esperando a que Daniel se acercara.

-¿Y ese cambio de look? Normalmente, eres de usar jeans, y tenis.

-Fue idea de Kris, ¿es una nueva etapa, no?

Noah me miró de forma sospechosa, como si dudara de mí.

-Claro.- Respondió y sonreí, con falsedad.

Pasó algo de tiempo, y la noche se hacía larga gracias al alcohol que ya afectaba bastante a nuestros cuerpos.

Afortunadamente ahora nadie manejaría ni usaría algún auto, así que podíamos beber cuanto quisiéramos.

No tenía planeado ponerme ebria, pero bueno, esas cosas en realidad nunca se planean.

Kristal bailaba con Noah, y uno de sus amigos, mientras que yo compartía algunos pasos y una misma cerveza con otro chico, llamado Michael.

En un par de veces lo había visto con Noah, pero realmente era la primera vez que pasaba algo de tiempo con él.

En el momento menos pensado, vi a Kristal besándose con Noah.

Me dieron bastantes ganas de golpearla, pero la verdad es que prefería eso a que Noah se besara con otra chica, o cualquiera de las animadoras.

Reí con sus amigos al ver tan sorprendente suceso y finalmente los separamos.

-Basta Kris, iremos al baño.

Dije ligeramente ebria, mientras que Kristal se sostenía de mi cuello para caminar.

No Te Enamores // Ross Lynch ¡Lee esta historia GRATIS!