Capitulo 20: te amo, realmente lo hago

5.7K 206 9

-¿te gustan los colores oscuros?- pregunto mientras pasaba el pincel pintando las uñas de mi mano izquierda negras. Asentí. 
-las manos se ven más blancas-conté mirando mi mano derecha, sople sobre mis uñas ya pintadas. Lo observe pintar cuidadosamente la uña de mi dedo meñique.
-¿quieres que pinte la otra?- pregunto apuntando mi mano derecha. Negué sonriendo. 
-No esta seca del todo, además yo puedo pintarla-hable, el asintió riendo leve. Observe cada detalle de su rostro, sus hoyuelos al sonreír lo hacían ver tan tierno, tomo mi mano delicado y soplo sobre la pintura aun fresca, era tan delicado y cariñoso que aún no podía creer como este chico era solo mío. Me moví un poco acomodándome en el sofá doblando las piernas frente a mí, nos encontrábamos en mi departamento. Harry estaba un poco callado y eso no era normal en él. 
-¿sucede algo?-pregunte atrayendo su atención. El me miro y tapo el pequeño frasquito de esmalte. 
-debo ir a Nueva York- murmuro, lo mire confundido- Kendall esta haya ahora, y Simon...
-ya entiendo- lo interrumpí- Harry...
-Lo lamento, pero..
-Harry- lo interrumpí nuevamente- está bien, no es necesario me te disculpes por esto. 
-¿No estás molesta?- negué sonriendo. 
-claro que no- conteste- creí que esto había quedado claro antes. Todo esto sobre Kendall es por nosotros y el bien de la banda, no quiero que te sientas culpable por eso. – el asintió atrayéndome rápidamente hacia él, puso sus manos en mi cadera subiéndome sobre él, enrede mis piernas en su cintura y me acerque a él besándolo. El sonrió y mordió mi labio superior haciéndome soltar un leve gemido, abrí un poco mi boca dejándolo profundizar el beso, jugo con mi lengua haciéndome reí me aleje un poco chocando nuestras frentes, remarco mis labios con su lengua. 
-te adoro- susurro y dio un pequeño beso en mis labios como siempre lo hacía. Sonreí feliz y lo abrase fuerte, apretando mis brazos en su cintura y acomodando mi cabeza en su hombro. Luego de un buen rato abrazados pregunte: 
-¿Cuándo te vas?
-mañana-murmuro frunciendo los labios. 
- y ¿Cuándo vuelves?
-en dos días- contesto abrazándome aún más fuerte
-te extrañare-dije dando un beso en sus labios. 
- yo también te extrañare pero te llamare y nos enviaremos mensajes- me convención, asentí sonriente.

Narra Harry. 
Después de salir del Aeropuerto tome mi teléfono buscando la dirección del hotel que Simon me había enviado. Detuve un taxi y subí a él. 
-al hotel Gansevoort Meatpacking por favor- hable al conductor. 
-ese hotel es...-callo mirándome por el espejo retrovisor- disculpa ¿tú eres Harry Styles? 
-Sí- conteste sonriente. 
-Mi hija te adora- conto comenzando a manejar, reí- bueno a todo el grupo. Su habitación está repleta de imágenes, poster y muchas cosas más. 
(…)
Golpee la puerta y luego de unos segundos esta se abrió. Kendall apareció con un pantalón oscuro ajustado y un sweater gris verde musgo, el día en Nueva York era helado y nublado. 
-Hola-murmuro. 
-Hola-conteste, ella se corrió abriendo un poco más la puerta dejándome entrar- ¿Dónde lo puedo dejar?- dije refiriendo a mi bolso café que ha decir vedad estaba bastante pesado. 
-puedes dejarlo...-murmuro mirando por toda la habitación – ahí- apunto el sofá. Asentí y camine al pequeño sofá negro de cuero. Observe la habitación que era bastante linda, sus pareces eran color crema, un gran espejo frente a la cama de dos plazas, al parecer tendré que dormir en este sofá. – Que bueno que llegaste- hablo después de unos minutos sentándose en la cama mirando a mi dirección, apreté los labios asintiendo incomodo- Tal vez estés casado- murmuro- pero Simon reservo una mesa para nosotros en un restaurant
-¿ahora?- pregunte haciendo una mueca, estaba cansado, ella asintió. 
(…)
Abrí la puerta de vidrio dejando pasar a Kendall al restaurant, aunque estuviera molesto por esa farsa continuaba siendo un caballero.
-¿tienen reserva?-pregunto un chico con terno delante de un pequeño y alto escritorio, asentí- ¿su nombre?
-Harry Styles-conteste, el asintió. 
-Señor Styles, sígame por aquí-dijo caminando ente las mensas del lugar, lo seguí junto a Kendall. Se detuvo frente a una elegante mesa, agradecí y el chico hico una pequeña reverencia, pedimos la comida y después de unos minutos llego. Los minutos pasaron y Kendall solo me miraba, no habíamos hablado nada y esto se tornaba horriblemente incomodo, observe la gran ventana del lugar y unos cuantos reporteros nos fotografiaban. 
-¿Harry?
-Sí- murmure. 
-Yo no quiero que esto sea así siempre- hablo dejando el tenedor sobre su plato medio lleno, apoyo sus codos en la mesa y entrelazo sus dedos- Sé que la última vez que hablamos de esto no termino muy bien- conto, asentí de acuerdo- pero al parecer pasaremos bastante tiempo en esto y no me gustaría estar siempre así – dijo tomando su tenedor nuevamente comiendo un poco de su plato- ¿Por qué no me cuentas de ti? Yo te hare preguntas y tu respondes, para conocernos un poco. 
-Sería una buena idea- respondí sonriendo- pregúntame. 
-haber...-murmuro pensativa- ¿Cuándo es tu cumpleaños?
-Primero de febrero- conteste bebiendo de mí baso. 
-eres acuario entonces – dedujo, asentí sonriendo- ¿te gusta jugar algún deporte?
-Me gusta el futbol- dije- aunque realmente no soy muy bueno en eso- reí y ella también. 
-¿tienes algún ídolo deportivo?-asentí. 
-David Beckhman-conteste rápido el rio. 
-¿tienes hermanos?
-una hermana- asentí hablando- su nombre es Gemma Styles
-Lindo nombre- contesto- que te hubiera gustado estudiar si no hubiera pasado todo esto de la música.
-me gusta la carrera de derecho y negocio- dije ella asintió interesada
-¿has trabajado antes con algo relacionado a eso? 
-No, de hecho antes de entrar a the x factor trabajaba en una panadería- conté riendo, ella también rio 
-¿Cómo partió todo esto de la música?- pregunto interesada- ¿Cómo se unieron?
-Cuando estaba en el colegio forme parte de una banda con unos amigos, se llamaba “White Eskimo” ganamos un concurso de bandas incluso – conté, asintió sonriente- en el 2010 adicione en The X Factor y quede seleccionado, después de unas semanas fui eliminado junto a los chicos, ____ y muchas personas más a los minutos llego un productor nos nombró a los seis, nos llevaron al escenario dijeron que seriamos una banda- hable sonriente, ella sonrío aún más- y mira donde estamos ahora. 
-Eso es genial, es una gran historia-dijo apoyando su mano sobre la mía- tienes una gran historia, Harry. 
(…)
Abri la puerta de la habitación riendo a carcajadas. Kendall me contaba sobre sus historias y eran realmente entretenidas, era una chica simpática y tierna, aun no podía confiar en ella del todo pero por lo que veía era una buena chica. 
Me senté en la orilla de la cama y Kendall camino a mí sentándose a mi lado. 
-me divertí mucho hoy, Harry- dijo acercándose un poco más de lo normal.
-yo también- conteste mirándola fijo- lamento haberme comportado mal antes, te conocí un poco y eres un buena chica- sacudí su pelo simpático, ella rio acercándose aún más a mi
-también lo eres- respondió sonriente
-enserio lamento haber sido un..- no me dejo terminar interrumpiéndome con un beso, mis ojos se cerraron correspondiéndole por unos segundos pero al momento que ella paso sus manos por mi cuello me separe inmediatamente. Me levante mirándola impresionado, ella solo me sonreía. 
-¿Qué?- pregunto como si nada. 
-¿Cómo que “que”?- exclame enojado- no debiste hacer eso, ¿Por qué lo hiciste?
-te me hacías lindo hablando- respondió- solo fue un beso, Harry.- completo restándole importancia, camino al baño desapareciendo de mi vista. Camine hacia el sofá y saque el pijama de mi bolso, comúnmente no uso uno pero ____ me obligo a traer uno diciéndome “no dejare que otra chica te vea casi desnudo, tu eres mío”, ella era tan linda, tierna y era toda mía, y yo... ¿la había engañado? Kendall me había besado, yo ni siquiera lo veía venir, asique no lo había hecho en cierto modo. 
Tome algunas frazadas del closet de la habitación y las acomode en el sofá. 
-¿Por qué haces eso?-pregunto Kendall saliendo del baño ya con pijama, apunto mi súper cama. 
-No dormiré contigo- aclare. Ella rio acomodándose en la cama. 
-No te hare nada, Harry- rodo los ojos- hace frio, ven y duerme aquí.- asentí y camine a la cama, me acosté en ella e hice una “pared” con las almohadas- sí que eres fácil de convencer. 
-Es solo porque tengo sueño. 
(…)
Mire la hora en el reloj que ____ me había dado, por milésima vez, ya eran las dos treinta de la madrugada y aun no podía conciliar el sueño. Tome mi celular y ____ me había mandado unos cuantos mensajes, los cuales no había respondido, me sentía culpable por el beso con Kendall, no podía estar tranquilo, necesitaba decirle lo que había pasado o no podría estar tranquilo, la amaba aunque no se lo dijera siempre, pero la amaba y me dolía mentirle 

Narra ____
Mi celular vibro unas cuantas veces asiéndome despertar, me moví del sillón corriendo a Gemma de mi lado, había venido a mi departamento la en la noche para ver una película entretenida. Me levante y tome mi celular antes de contestar vi la hora, ¡Siete treinta de la mañana! Quien llamaba a estas hora, Harry. 
-¿Sí?- conteste subiendo las escaleras a mi habitación. 
-¿amor?- murmuro, sentí una puerta cerrar por el otro lado de la línea- ¿estas ocupada?
-Estaba durmiendo- hable cansada acostándome en mi cama- ¿Qué hora es haya?
-casi las tres de la madrugada- murmuro. 
-aquí son las siete treinta, es muy temprano. 
-Lamento despertarte- se disculpó. 
-No importa, de todas maneras quería hablarte- dije sonriendo un sabiendo que él no me veía- ¿Por qué no contestaste mis mensajes?- pregunte, los segundos pasaron y el no respondía- ¿Harry?
-Hay algo que debo decirte- murmuro y su voz se escuchaba triste y más ronca de lo normal. 
-Claro, dime. 
-prométeme que no me dejaras, o me odiaras y...
-Harry- lo interrumpí- me estas asustando, dime que pasa- pedí nuevamente el callo- Harry por favor. 
-Hoy Kendall me beso- soltó. 
-¿Qué?- exclame. 
-Amor, lo lamento enserio- hablo intentando ser rápido- pero ella se acercó a mí y solo me beso sin previo aviso, yo no sentí nada lo juro. No podía dormir tranquilo sabiendo que te estaba ocultando algo, y por favor no me dejes no quiero estar solo, no quiero estar sin ti.

¿Kendall había besado a Harry? No sabía que pensar en este momento, una sensación de sentimientos encontrados. Rabia, miedo, dolor y muchas cosas más pero más que nada amor, Harry se había desvelado pensando en mi reacción, tenía que dar las gracias por tener un novio así, él estaba siendo totalmente sincero conmigo y no cualquier chico hacia eso.

-¿____?- hablo nuevamente- ¿estás molesta?
-No, Harry-conteste- y gracias. 
-¿Qué? ¿Porque?- pregunto con un poco de impresión en su voz. 
-¿Por qué?- pregunte- Harry eres la mejor persona que puede existir en este mundo, estas siendo totalmente sincero conmigo ahora, ¿Qué clase de novio llama en la madrugada diciendo esto? No podías conciliar el sueño solo por miedo a mi reacción.- hable y unas pequeñas lagrimas rebeldes caían por mis mejillas- Entiendo y confió completamente en ti y si tú me dices que ella te beso y que no sentiste nada en ese momento te creeré, y no pienses en que te dejare porque eso no sucederá, sería la persona más estúpida al dejarte ir eres un gran chico y eso no lo encuentro a la vuelta de la esquina, estoy llorando ahora Harry y te aseguro que no es por lo que sucedió con Kendall, es porque soy la mujer más suertuda por tenerte a mi lado. 
-Sé que esto no lo digo siempre pero te amo, realmente lo hago- susurro.
-Yo también te amo Harry- le correspondí- me haces reír, llorar, gritar pero más que nada me haces sentir vida y eso hace que te amé mucho más. 
-No creas que estoy exagerando, pero eres lo mejor que me ha sucedido- murmuro haciendo sonreír totalmente feliz- estoy completamente enamorado de ti 

La sexta integrante |h.s| (editando)¡Lee esta historia GRATIS!