Un Corazón De Hielo

30 7 11

La claridad del día ilumina la opaca habitación. La suave y tibia brisa mece las campanas de viento, que cuelgan en el balcón del dormitorio.

Sus ojos se abren despacio. Después de una larga noche sumergida en un mar de tristeza. Estando sobre su costado mira la puerta abierta del balcón. Mueve un poco su cuerpo, pero se detiene rápido que siente algo rodeando su cintura. Pone la mirada en su vientre y ve un brazo el cual le sacó una media sonrisa. -¿Por qué tengo la impresión de que tus espectaculares ojos ya están abiertos?-

La chica giró quedando sobre su otro costado. Encontrando de frente una sexy mandíbula entre cuadrada y alargada. Un par de pícaros ojos marrones y una sonrisa descarada. -Que bien acertaste. ¿Y se puede saber que haces aquí?-

-Ayer te fuiste muy temprano sin decirme absolutamente. Esa es mi respuesta a tu pregunta-

-Tuve que hacerlo, solo evito un escándalo en esta casa-

-¿En serio?. ¿Eres de las que le importa el "que dirán"?-

Ella guardó silencio por un corto lapso de tiempo

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

Ella guardó silencio por un corto lapso de tiempo. -Kol no quiero...-

-¿Que nadie sepa sobre...nosotros?. Tranquila ese será nuestro secreto- le interrumpió el chico con su sarcasmo.

Scarlette acarició el rostro del vampiro. -No quiero que te enfades conmigo-

-No tengo porqué enfadarme diablita. Estoy de acuerdo contigo, mantengamos lo que pasó en secreto...si eso es lo que quieres-

Scarlette dejándose llevar por la oscuridad que se manifestaba en ella por indefinidos lapsos de tiempo, se acercó a él  y le dio un suave beso en los labios. -Lo que quiero es tener esa sexy boca besando cada rincón de mi piel en todo momento- dijo la mujer mirandolo con picardía. Kol sonriendo se fue sobre ella y besó sus labios apasionadamente. La ojigris rodeó su cuello con sus brazos. Luego apartó sus labios de la boca del vampiro. -Debo ir ahora al cementerio-

Kol mirandola a los ojos frunce el ceño. -¿Y no crees que es muy temprano para ir al cementerio?-

-No, necesito rezar-

-Interesante. ¿Que cosas necesitas para tus rezos?-

-Incienso, velas y un hijab-

-¿Un hi que?-

-Un hijab para mi. Es un velo, para cubrir mi cabeza y rostro-

El vampiro ladea la cabeza confundido.
-Es parte de mis costumbres-

-Perfecto preciosura. ¿Quieres que te acompañe?- preguntaba poniendose de pies.

-....es mejor que vaya sola. Necesito estar completamente concentrada en lo que voy hacer- dijo la mujer y mordió su labio inferior mientras miraba a Kol lujuriosamente de los pies a la cabeza.

Two Moons: City of WarDonde viven las historias. Descúbrelo ahora