Capítulo 10

714 90 13

16:00 p.m.

Llegaron al final, prácticamente a la vez. Rei comenzó a buscar a Nagisa repartiendo su mirada por todo el lugar, para felicitarle por haber conseguido pasarles a todos y llegar el primero.

Pero Nagisa no estaba.

- ¡Muy bien chicos! ¡Vuestro tiempo ha sido realmente corto! -Sonrió mirándoles, contenta por su resultado. - ¿Y Nagisa? ¿Se quedó atrás? -suspiró. - Este chico no tiene remedio...

Makoto y Haru elevaron la vista del suelo para mirarla, extrañados. Por otro lado, la toalla que tenía Rei para secarse el sudor acabó en el suelo.

- ¿Nagisa no ha llegado aún? -Gou negó. -Él fue delante de nosotros todo el rato, y no lo vimos en ningún momento del transcurso.

-Seguramente se cansase y decidiese descansar un poco algo más apartado de la ruta, sentado en una roca, o algo así, no te preocupes. -Dijo Makoto, dando leves palmadas en su espalda y sonriendo ampliamente.

Haru asintió, apoyando las palabras de Makoto y Gou les ofreció botellas de agua para reponer líquidos.

-Esperemos aquí, no tardará en volver.

Todos los presentes creyeron sus palabras, autoconvenciéndose de que era así, de hecho, era lo más probable.

Rei intentó apartar todas las ideas surrealistas que asaltaban su mente sin previo aviso, pensando que lo ocurrido era realmente lo que Makoto había propuesto. No había otra opción, era exagerado ir a buscarle cuando no estaba nada claro, parecería un auténtico loco si hacía eso.

16:30 p.m.

La preocupación se notaba en el ambiente, prácticamente solo en el peliazul, los demás sabían que lo más seguro era que estuviese bien.

Rei quiso proponerlo, ir a buscarle, podría realmente haber pasado algo.

- ¿Y si...?

-No. -se apresuró a decir Makoto, aún con esa sonrisa tranquilizadora. - Ya sabéis como es Nagisa, ha podido ver un animal y haberse despistado, no os preocupéis.

Que esta vez hubiese utilizado el plural le alarmó un poco.

16:45 p.m.

Era fácil darse cuenta de que todos estaban realmente preocupados pasado tanto rato.

-Makoto-senpai... -El otro le cortó.

-Sí, vamos. -Se levantó seguido de todos los demás y comenzaron a buscarle.

Makoto y Haru se adentraron por el final de la ruta y Rei comenzó por el principio, mientras que Gou no se movió del lugar por si Nagisa volvía.

El corazón de Rei iba a explotar de un momento a otro. No podía resistir la imagen que se creaba en su mente de Nagisa, perdido, deambulando por el bosque sin tener la menor idea de donde estaba, y eso no hacía más que matarle poco a poco, torturándole cada segundo que pasaba como si estuviesen asfixiando su corazón. Tenía que encontrarlo y no descansaría hasta saber que estaba bien.

Porque le quería.

Porque en esos momentos nada era más importante que Nagisa.

¿En esos momentos? No...

Siempre.

17:30 p.m.

Recorrieron la ruta multitud de veces, sin cesar, incansables. Todos empezaban a impacientarse y el miedo comenzaba a hacerse presente en ellos, gritando su nombre y pendientes de sus móviles por si recibían una llamada de cualquier de los miembros.

Gou había tomado ya su segundo café y los síntomas del exceso de cafeína comenzaban a hacerse presentes, pues su organismo no estaba acostumbrado.

Makoto y Haru decidieron parar unos minutos en un área de descanso para beber y poco más.

Rei se dispuso a volver al punto de inicio y preguntar a Gou por Nagisa, sin fijarse apenas en su estado, por la simple razón de que el rubio no estaba y eso era lo que ocupaba su mente.

18:00 p.m.

Inició por enésima vez el camino y fue andando lentamente fijándose en cada detalle que pudiese hacerle ver algo más.

Hasta que llegó a la desviación.

-Oh... ¿Cómo no se nos ocurrió antes? ­-Y corriendo siguió mirando a un lado, hasta divisar a Nagisa a un lado tirado en el suelo. - ¡Nagisa!

Se acercó aún más rápido a él y sacó su móvil del bolsillo para avisarles.

*bip bip*

-¡M-Makoto al habla! -su voz sonó sorprendida y algo más alta de lo normal, con algún que otro lado entre medias. Ignoró este hecho y le comunicó de la noticia.

Volvió a guardar su teléfono y se centró en Nagisa, reteniendo sus lágrimas. Lo tenía ahí, frente a él, y estaba en un casi perfecto estado.

Sus parpados cerrados y la boca a medio abrir, inhalando y exhalando el aire que pasaba entre esas dos pequeñas y rosadas líneas que tenía por labios. Acaricié su rostro juntándolo con el mío para poder admirar más detalladamente sus facciones: Parecía un auténtico muñeco de porcelana. Tenía una nariz pequeña con la punta marcada y una curva perfecta en su tabique. Dos finas líneas de vello rubio, algo más oscuro que su cabello, encima de sus ojos. Unas pestañas negro azabache, que profundizaron sus ojos en el momento en el que los abrió. Me miró y una pequeña sonrisa se dibujo en su rostro. Sus labios comenzaron a moverse soltando una pequeña risa al principio, acompañando eso de un "Rei-chan, has llegado.". No pude evitarlo y me acerque aún más, dejando nuestras bocas a escasos centímetros. "Sí, ya estoy aquí, Nagisa.". Fue lo único que pude responder con mi voz, algo quebrada por el nudo que se había formado en mi garganta al verle ahí tirado, que se deshizo cuando nos sumimos en un largo y dulce beso. Sentí sus labios sobre los míos como jamás lo había hecho, en silencio, solo pudiéndose oír a nosotros, quienes no escaseábamos en ruido. Finalmente nos separamos, mirándonos a los ojos. "Tardaste mucho, no vuelvas a irte nunca más." - Esas palabras fueron perfectas. "Nunca." -Respondí. - "Juntos para siempre.".

Y volvió a quedarse dormido, entre mis brazos, agarrándose a mi cuello antes de cerrar los ojos. Me levante, cogiéndolo con firmeza, y caminé de vuelta.

Ahora sólo quería una cosa.

Descansar.

Descansar junto a Nagisa.


('◉◞౪◟◉) ドヤッ!  

¡Buenas! ¡Soy HowtterMag! Bien... tenía que compensar el subir capítulos cada tanto tiempo, así que me estoy esmerando para que todo vaya bien y suba capítulo cada "x" días. Organizo un poco mis ideas (porque empecé la historia sin saber que iba a hacer, con la única base de que sería un Fic ReiGisa, nada más), las pocas que tengo. En cuanto al MakoHaru, por la reacción de Makoto... EJEM EJEM. Haré un capítulo dedicado o solo a ellos o en gran parte para ellos. Como supongo que será más corto que los demás (será algo así como un flashback porque... Bah, ya lo veréis) lo acompañaré de otro capítulo que siga la historia.


"Pero qué nos importa la opinión de la gente fría, siempre que nuestras almas, más ardientes y más nobles que las suyas, sepan disfrutar de lo que ellos no perciben".

Marqués de Sade.

¿Realmente para siempre? [ReiGisa BxB]¡Lee esta historia GRATIS!