Louis x

775 10 0

Louis un joven de apenas 21 años de edad, llevaba una vida muy desenfrenada para su edad, toda su adolescencia estuvo metido en pandillas, en las calles, pelea tras pelea, fiestas fuera de control, drogadicción y delincuencia.

Vivía al día pero no le faltaba nada, estaba viviendo solo desde hace meses.

Su familia lo quería mucho aunque su vida fuera así, ellos nunca supieron como controlarlo, siempre tratando de calmarlo. Tenía su mamá que es muy considerada con él, demasiado cariñosa cosa que a Louis no le molestaba mucho, él se dejaba dar ese cariño que sentía que ella se lo daba como compensación del hecho que ella nunca pudo ponerle un punto a todas sus loqueras pero ya era tarde, Louis ya estaba acostumbrado a esa mala vida. Su mamá lo seguía queriendo igual pero no sabía muchas veces o casi siempre como aconsejarlo. Su papá trabajaba mucho todo el día para darles lo que necesitaban, era bueno en su trabajo. Se mantenía la mayoría del tiempo alejado de los problemas de la familia, así es como dejaba pasar cada error que cometía Louis, sin decirle nada. Tenía cuatro hermanas, si, él era el único hombre. Eran Lottie, Louis, Felicite, Phoebe y Daisy en ese orden. Lottie la mayor vivía aún con sus padres, teniendo ya un hijo. El padre de su hijo la veía a veces, estaban juntos pero no se veían tanto. El chico era amigo de Louis y de allí se habían conocido. Felicite siempre andaba con sus amigas presumiendo quien era su hermano, porque la verdad Louis es muy respetado por todos los que lo conocían, muchos le tenían miedo y por eso lo respetaban. Phoebe y Daisy eran las más calmadas.

Louis había terminado la preparatoria era inteligente, la termino con buenas calificaciones pero a pesar de eso no siguió estudiando más. Su tiempo lo dedicaba a emborracharse, drogarse, estar con quien se le diera la gana y si alguien se la hacía de bronca no dudaba en darles guerra porque no tenía miedo, la pandilla con quien se junta es de las más buscadas por los policías de su barrio por robos a mano armada, por riñas y por su bien sabido consumo de drogas. A Louis le gustaba escribir sobre todo lo que le pasaba y en ocasiones hacía canciones de eso, a las personas de su alrededor les gustaba sus canciones porque pasaban por lo mismo, era también conocido en más colonias por eso mismo, sus canciones. A su papá le gustaba la idea de que cantará porque lo hacía bien y le parecía un buen pasatiempo que tal vez le deje algo de dinero a él, si sabe como usar bien su talento, aunque sus letras se tratarán de todo lo malo de la vida de Louis, su papá seguía sin decir mucho al respecto.

Todos sus enemigos sabian a que se atenian si se metian con él. Louis imponía mucho con tan solo su presencia a pesar de su complexión delgada. Tenía tatuajes en los brazos, en el pecho, en la pierna. Tenía una perforación en la lengua, ceja y los dos oídos.

A Louis solo le importa hacer que se cumpla lo que quiere, hacerse a respetar de cualquier modo.

Viviendo solo hace todo más fácil, aunque igual en casa de sus padres hacía lo que quería.

Hacía fiestas y todo en ella eran excesos, días se la pasaba de fiesta en fiesta, había otros días donde la quería pasar más tranquilo solo con sus amigos tomando, fumando, con mujeres que querían quedar bien con Louis, así que Louis les pedía que pasaran un rato con sus amigos, que los estretuvieran a ellos y que hicieran lo que ellos pedían. Mujeres venían hacía el y Louis siempre directo al sexo, era muy raro que a una la tomará en serio. Si no solo quería sexo, si se quería divertir con ella, las enamoraba y las dejaba.

Peligrosamente Amor (Larry Stylinson)¡Lee esta historia GRATIS!