CAPITULO 36 : 1° parte

1.1K 73 0

Boda y noche de

bodas

(Parte 1)

Después de unos meses el reino entero estaba reconstruido y mejorado. Los vampiros ya tenían un lugar mejor donde vivir, los campesinos tenían nuevas máquinas y la parte de la población con menos dinero tenían provisiones para más de tres meses.

Ahora llegaba lo difícil desde mi punto de vista. No quería equivocarme.

Cinthya insistió en ir a la tierra a conprar mi vestido y para tener la opinión de un hombre llevar a Evan, claro que era una excusa para que nos acompañase.

- La tienda de vestidos de novia está al final del centro comercial - anunció Cinthya cuando entramos en éste.

Comenzamos a caminar a hacia donde Cinthya había dicho.

- ¿Y cómo sabías tú donde estaba la tienda? - pregunté repentinamente cuando estuvimos práticamente delante del escaparate - No es una zona muy transitada.

- Bueno..., a veces me imagino con ellos - admitió en un susurro.

Entramos a la tienda y una de las empleadas se nos acercó.

- Buenos días - saludó - ¿Tienen algún tipo de vestido en mente?

- La verdad es que no, pensábamos hacernos una idea aquí - dije.

La empleada se quedó un rato examinándome.

- Síganme - fuimos detrás de ella.

Cogió uno de los vestidos que estaban colgados y nos lo enseñó.

- En mi opinión debería provarse este - dijo la empleada.

El vestido era blanco (claramente) y su escote tenía una forma parecida a un corazón. De cintura para abajo era voluminoso, parecido a uno de mis vestidos de princesa, y cubría los pies.

- Ve a probártelo y mientras nosotros iremos a buscar más ¿Vale? - dijo Cinthya.

Asentí y la empleada y yo nos dirigimos al gran probador.

Me ayudó a ponerme el vestido y luego me miré al espejo.

Realmente era precioso.

Cuando estuve segura salí para ver qué opinaban mis acompañantes.

- Wow - dijo Cinthya - te ves hermosa con ese vestido.

- A mí me parece bonito pero creo que el que hemos elegido te quedará mejor - dijo Evan.

Le reté con la mirada y volví al probador.

Me puse el vestido y sin mirarme al espejo salí.

- ¡Dios mío, te queda mejor de lo que pensaba! - gritó Cinthya.

Me giré para mirarme en el espejo que estaba detrás de mí.

- Wow... - fui capaz de susurrar.

- Te ves sexy y a la vez elegante, como debe ser - dijo Evan.

- Entonces este - dije.

Volví al probador y me puse la ropa que traía puesta.

Cuando salí Cinthya y Evan ya habían pagado el vestido.

- ¿Cuánto os ha costado? - dije buscando dinero en mi cartera.

- No hace falta que nos lo pagues, es como nuestro regalo de boda - dijo Cinthya.

Sin ganas de discutir acepté y volvimos a casa de Cinthya, donde nos esperabansus padres para comer.

Cuando llegamos la madre de Cinthya nos recibió cariñosamente y a continuación nos sentamos a disfrutar de la comida, que a decir verdad, tenía muy buena pinta.

- ¿Y dónde te casas? - preguntó de repente el padre de Cinthya.

Yo que en ese momento estaba bebiendo agua estuvo a punto de escupirla.

Miré a Cinthya diciéndola con la mirada que ya era hora de que supiesen todo.

- Yo no soy de aquí.

- Claro que no, viniste de otro país - dijo la madre de Cinthya.

- No, yo no vengo de la Tierra. - formaron una O con la boca - Yo vengo del Reino de las Nubes. Allí soy la futura reina puesto que mi padre murió hace un mes aproximadamente. Allí es donde me caso y si quereis venir estais invitados.

Después de unos minutos en silencio supongo que asimilando todo volvieron a hablar.

- Iremos a la boda.

- Bueno, pues teniendo en cuenta eso, tendreis que venir con nosotros en la nave al atardecer - dijo Evan.

--------------

Cuando estuvimos en el palacio de nuevo, asigné una habitación a los padres de mis amigos y luego me fui a descansar.

Reina a los 16¡Lee esta historia GRATIS!