Capitulo 7

108 8 0

Había dado en mi punto más débil y las ganas de llorar reaparecieron. Baje la cabeza, mire hacia mis manos sudorosas, tomé aire y lo mire para asentir en silencio.

-         Por Dios... - pareció quedarse sin aliento.

Llame a la camarera y le pedí una botella de agua para tragarme todo devuelta.

-         Lo siento mucho - dijo retraído.

-         Tranquilo - mordí mi labio para aguantar el sollozo que saldría en cualquier momento y busque recomponerme rápidamente.

-         Sabía que los chismes del pasillo tenían algo de verdad, pero es tan...Loco y a la vez bizarro - dijo.

-         ¿Qué?

-         Que te estoy viendo por primera vez como madre o al menos de que soy consciente de ello – se recostó de su silla, poso su palma sobre sus labios y abrió los ojos como platos.

-         ¿Lo estas procesando? – solté una pequeña risa.

-         Si – parpadeo varias veces – Eh... Felicidades – dijo sin salir de su asombro.

-         Gracias – le regale una pequeña sonrisa.

-         Es una etapa increíble la que estás viviendo y debe estar inmenso o inmensa – comento más adaptado al tema – ¿No tienes una foto para verle?

-         Ahm... No quiero parecer grosera, pero es un tema que aun prefiero mantener en absoluta privacidad – explique – Y no es nada en lo personal pero... - respire hondo – La verdad es que no quiero que nadie sepa de él, antes que Santiago – argumente.

-         ¿Cómo que... ¡¿Aun no lo sabe?! – dudo exaltado – Pero si eso fue hace 2 años  - expreso con sorpresa.

-         Nunca se lo dije o más bien... – confesé.

-         ¡¿Qué?! ¡¿Pero cómo mantienes un secreto así durante dos años?! – interrumpió – Disculpa que te lo diga, pero lo menos que le estás haciendo es un bien al niño ¿Cuándo pretendes presentárselo a su padre, a los 18?

-         Sé que no hice bien, pero tuve mis razones y la verdad es que me importa un bledo si él las considera justificable o no - acate - Me importa de la misma manera que a él le importo embarazar a mi prima estando conmigo – exprese.

-         ¿Y qué le vas a decir a Franco cuando le llegues con semejante sorpresa?

-         De hecho, sus papas estuvieron al tanto de mi embarazo, hasta Tony, pero no le permití a nadie acercarse.

-         ¿Qué diablos? – se le cayó la quijada – Es decir, que todos saben que tuviste un hijo de Santiago ¿Menos él? ¿Cómo es eso posible? ¿Qué clase de familia son?

-         Tony lo supo apenas me entere, pero luego supe que el sabia el verdadero motivo de la boda entre Santiago y Vanessa y de igual forma fue incapaz de decírmelo, aun siendo consciente de mi estado, al igual que Sabana y todo el mundo – contaba – Así que me fui del país y me aleje de todo el mundo, el Sr. Ricks lo supo porque Murray se lo conto.

-         ¡¿Y nadie fue capaz de contárselo al padre?!

-         Todos respetaron mi deseo de ser yo quien se lo contara, de la misma forma que ellos respetaron el deseo de Santiago, de ocultarme sobre el hecho que se iba a casar y tener otro hijo – argumente.

-         Un secreto a voces – definió.

-         Algo así.

-         ¿Pero por qué no decírselo, Nao? – pregunto – Quizás si lo fuese sabido, no se fuese casado con tu prima.

MiaRead this story for FREE!