-Papi que historia me contaras hoy?-


-No lo sé, que quieres que te cuente?-


-Mmm... como se conocieron papá y tu?-



La caricia sobre el cabello de su cachorro se detuvo de inmediato antes de renovarla otra vez al ver a Jong-Su abrir sus ojos celestes para mirarlo, viendo como este nuevamente cerraba sus parpados mientras esperaba que su padre contara su historia, el cual se hallaba en una lucha mental por ingeniárselas en contarle algo completamente distinto a lo que realmente paso, ya que no podía decirle la verdad, ya que ante los ojos de Jong-Su, el amor que sentían sus padres era tan fuerte que no les importo a la naturaleza enemiga a la cual pertenecían cada uno.



-Bueno, Taehyung y yo nos conocimos cerca de un rio, era mi lugar favorito para pensar y estar tranquilo. Ese día yo me encontraba... descansando, y de repente, llego tu padre, al principio me asusté porque era un vampiro y pensé que quería atacarme, pero no hizo nada de eso, al contrario, se gano a un lado mío y empezó a conversarme como si nada, como si no fuésemos enemigos mortales ni nada parecido. Fue allí cuando empezamos a establecer un vínculo, ese sitio era nuestro lugar de encuentro y cuando nos dimos cuenta, ya estábamos enamorados-



-Papi, tu amas mucho a papá?- Pregunto de repente Jong-Su, sentándose en la cama para mirarlo.


-Si cariño, lo amo-


-Y papá también te ama mucho?-


-Si cariño, pero porque preguntas eso?-


-Y entonces porque papá esta con otras mujeres?- pregunto con ojos entristecidos -No me gusta ver a papá besar a esas mujeres y a ti no- tomo su oso de peluche y lo abrazo contra su pecho -Seo-Yeon dice que cuando dos personas se aman comúnmente se dan muestras de afecto... yo no quiero ser igual que papá y pienses que no te amo, por eso me asegurare de demostrártelo cada día!- soltó su peluche y lo abrazo.



Seokjin quedo inmóvil unos momentos antes de corresponder el abrazo de su cachorro con fuerza, luchando con sus ojos acuosos que amenazaban con soltar lágrimas, pero no lo haría, se prometió a si mismo que jamás volvería a llorar, no hasta que acabase con Jungkook de una vez por todas.



-Se que tu me amas, no es necesario que me lo demuestres cariño, soy tu padre y te conozco a la perfección, por algo eres lo mas importante de mi vida y mi pequeño cachorro-


-No importa!, seguiré demostrándote cuando te amo, aunque tengo 300 años!-



Seokjin se rió suavemente y beso la cabeza de su cachorro antes de volver a recostarlo en su cama, despejando el flequillo de su frente para contemplarlo unos momentos, viendo el parecido que tenia Jong-Su con Taehyung, era prácticamente idéntico a él salvo sus labios y el color de los ojos celestes que extrañamente fueron heredados de su lobo interior, los cuales se tornaban rojizos cuando Jong-Su tenía hambre.



-Bueno, te cobrare la palabra en 300 años- se rio Jin y le beso la frente -Buenas noches cariño-


-Buenas noches papi- le sonrió y cerro sus ojos cuando Jin salió de su habitación.



La sonrisa de Seokjin se desvaneció al apenas cerrar la puerta de la habitación de Jong-Su tras él, agachando el rostro hasta que su flequillo tapo sus ojos mientras luchaba con el deseo de volver a romperse en mil pedazos. Si bien sabía que Taehyung jamás lo había visto como pareja y solo era un amante mas de entre muchos, no dejaba de doler el hecho de que, a pesar de todo, sus "compañeros" no paraban de traicionarlo. Jungkook se había apareado con Ji-eun y habían tenido cachorros y luego estaba Taehyung que ni siquiera le importaba el cachorro que habían tenido y tenia sexo con cualquier concubina vampírica que quería su polla, pareciese como si la vida estuviese empeñada en hacerlo sufrir, incluso después de estar medio muerto, ya que así se sentía al ser una especie de hibrido entre ambas especies. Lo peor es que no sabía si ni siquiera podía morir, el hecho de tener cualidades vampíricas lo hacia un ser inmortal, pero el ya no quería seguir viviendo, es por eso que lo que mas anhelaba de su venganza en contra Jungkook es que este lo matara con sus propias manos luego de asesinar a su familia, eso le daría la ira suficiente como para que lo hiciera y acabara de su miseria de una buena vez, aunque eso implique dejar a su hijo y a Ha-neul solos en este mundo cruel, es solo que el ya no podía seguir soportándolo más, el sufrimiento de su lobo era algo parecido a morir lentamente en vida, ya que el vínculo que creía contraer con sus "compañeros" era insignificante para ellos y un lobo sin lazo, muere rápido.


Cuando llego a la habitación de Taehyung, tuvo que desviar la mirada de la pareja, al ver como una vampira de cabello rubio estaba sentada a horcajas sobre el peliplata y movía sus caderas sobre su entrepierna mientras gimoteaba débilmente al tener a Taehyung succionándole la sangre de su cuello. 

"Supongo que hablaremos después", pensó Seokjin con pesar antes de abandonar la habitación con una amarga sonrisa en sus labios, dando una ultima mirada sobre su hombro para percatarse que los vampiros ni siquiera se habían dado cuenta se su presencia y empezaban a deshacerse de sus prendas con urgencia.

Némesis ✝ (Taejinkook)Donde viven las historias. Descúbrelo ahora