June; VIII.

11K 1.2K 10

Querida June;

Hoy te has sentado junto a mí en el receso.

Me regalaste una cerilla y un diente de león.

«Hoy, te muestro un poco más de mí.»

Yo lo miré, sin entender.

Pero ahora lo entiendo. Eres efímera como la llama de una cerilla, y frágil como un diente de león.

June.¡Lee esta historia GRATIS!