Un♤As♡Bajo La Manga Del Destino

34 7 42

En la cocina con el sol de la mañana metiéndose por las ventanas, le da un sorbo a su té de hierbas y come su desayuno sentada a la barra. A su mente llegaban fragmentos de recuerdos de lo que había sucedido con Kol la noche anterior. Recuerdos que lograban que su piel ardiera en llamas. Entre todo eso se mezclaba el recuerdo de la penetrante mirada de Klaus. De toda la cercanía de su cuerpo con el suyo. De su olor y esa manera tan montaraz de acercarse a ella. Feroz como un depredador. El sonido de su sensual voz resonando dentro de su cabeza. Tragó saliva mientras su pulso comenzaba apretar un poco.

-Buenos días-

Escuchó a alguién hablarle desde la entrada de la cocina. Scarlette despertando de su ensimismamiento dirigió la mirada hacia la entrada.

-Oh Elijah, buenos días- respondió la mujer con una sonrisa.

-Anoche saliste sin decir nada...- comentó el vampiro avanzando hacia las ventanas de la cocina y deteniendose frente a ellas, echó un vistazo a la calle.

Scarlette se acomodó en el asiento nerviosa. -La próxima vez te aviso. No pensé que eso te fuera a molestar. Te pido una y mil disculpas-

-No hace falta que te disculpes. Después de todo eres una adulta- dijo dandose la media vuelta para mirarla.

-Imagino que te divertiste mucho

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.

-Imagino que te divertiste mucho. Supongo que saliste con Kol, ¿no?. No lo vi anoche en la casa- habló esta vez acercándose a la joven bruja.

-Si, ayer él me invitó a salir y yo acepté-

-Es bueno saber que él quiera integrarte un poco más...a la familia- dijo el hombre haciendo énfasis a la última frase de la oración.

Scarlette le dedicó una fugaz sonrisa por la incomodidad que sintió ante la extraña manera en la que el vampiro hizo el comentario.

-Bueno Scar yo me despido. Tengo algo muy importante que hacer hoy. Espero disfrutes tu desayuno- dijo señalando todo lo que había servido sobre la barra. -Nos veremos más tarde- habló el castaño por última vez acomodando su chaqueta y salió de la cocina.

Con diferentes frutas sobre la barra, la ojigris sonríe viendo varios limones dentro de un recipiente plástico. Se levanta del taburete, busca en una gaveta un cuchillo y un tablón plástico. Coloca el tablón sobre la barra y agarra algunos limones.

¡Ay! Esta imagen no sigue nuestras pautas de contenido. Para continuar la publicación, intente quitarla o subir otra.
Two Moons: City of WarDonde viven las historias. Descúbrelo ahora