Capítulo 11

122 17 4



LA MUJER MÁS LINDA DEL MUNDO

Fanfic por Yukino

Viktor x Yuuri

Capítulo 11.

«Es el tipo de lugar equivocado, para estar engañándote...» (*)




El siguiente capítulo tiene alto contenido de relaciones sexuales hombre con hombre. Si no es de tu agrado, por favor sigue de largo en esa parte. Gracias.

Yukino.



******



—Vaya manera de llover —Dijo Yuuri algo angustiado, al saber que era ya muy tarde. Suspiró algo decepcionado y su aliento hizo dibujos en el vidrio. Ese día San Petersburgo había estado particularmente lluvioso, parecía que el cielo estaba muy triste.

—Es muy extraño ahora que se acerca el verano, es lo que los expertos llaman 'atípico'. Sabes que no hay ningún problema con que permanezcas acá, el tiempo que quieras—. Yuuri viró a verlo y le sonrió ampliamente. Era cierto que no era necesario que se fuera, pero no tenía más que la ropa que llevaba encima y el día siguiente debía dictar clases normalmente. Sonrió de nuevo cuando Viktor le acercó una taza de café. Le reclamó por la hora, y si acaso no deseaba que durmiera. El amante ruso hizo una mueca y le respondió que si no la quería que simplemente la dejara. Yuuri se echó a reír y le reclamó por ser tan enojón.

—Mejor cállate Katsuki. Y si es por la ropa, yo puedo prestarte algo para mañana... —desvió la mirada un poco para que Yuuri no notara su sonrojo —el pantalón aún lo puedes usar, si te lo quitas ya.

—Eres un descarado Viktor —le dijo Yuuri guiñando un ojo y sonriendo de manera juguetona. —No me puedes quitar los pantalones, no hasta dentro de una semana.

— ¿Sabes algo? Mejor lárgate. Llama un taxi que seguro va a tardar horas en llegar y ya no me fastidies la vida —. Yuuri se acercó y le plantó un beso en los labios, para intentar calmar un poco el enojo de su 'novio', pero no se podía resistir verlo así, era como ver enojado a un niño, con pucheros incluidos. Encantador.


Resultó ser que Yuuri sí tenía efectivamente una lesión en uno de los discos de su columna, nada grave por fortuna para el profesor de historia, pero sí le generó mucho dolor. Y todo debido a un golpe que se dio al estar practicando muchas semanas atrás, en el estudio de Viktor. Hizo exactamente lo que Viktor le dijo que no hiciera y cayó estrepitoso sobre su trasero, para evitar dañar su tobillo. Nunca le dio mayor importancia y tuvo siempre un pequeño malestar, que aumentó horrible con la intensa actividad física sexual que ahora estaba teniendo. Se lo confesó sólo al doctor que le veía las radiografías, luego a Otabek que no pudo tener la boca cerrada en la cafetería y lo dijo a los cuatro vientos, y claro llegó a oídos del profesor de ballet.

Viktor al inicio se sintió aliviado al saber que no había sido un salvaje maniático teniendo sexo con él y que eso le había hecho tanto daño. Luego pasó a molestia y luego a furia, le había advertido muchas veces a su tonto Yuuri que hacer movimientos bruscos sin el calentamiento o el entrenamiento previo, podría traerle una lesión y bueno, ahí estaban los resultados. Lo regañó como a un chiquillo y Yuuri no le respondió nada, creyendo que tenía total razón. Por tres semanas Yuuri Katsuki no podría tener ningún tipo de esfuerzo, mientras la inflamación y el dolor cedían. Al contrario de lo que pensó Yuuri, Viktor se mostró muy preocupado y él mismo le hacía los masajes de la terapia. No tuvieron sexo para nada en dos semanas y eso no parecía ser problema, pues se dedicaron a otras cosas, salían a cenar, veían películas en la casa de Viktor, y hablaban mucho, como Yuuri nunca creyó que sucedería. La dinámica siempre era la misma, iban al departamento de Viktor, pasaba un rato y pasadas las 10:00 p.m salía de ahí. Pero esa noche era ya muy tarde y le pareció muy tierno, a su manera, cuando Viktor le dijo que se quedara.

La mujer más linda del mundo.¡Lee esta historia GRATIS!