Capítulo I. Compañeras de piso

4.1K 109 39

Me desperté como cualquier otra mañana.Había mucho silencio,pero puesto que eran las 7 de la mañana no lo tomé en cuenta.

Vivía en un pequeño bungalow de dos plantas, mis padres estaban separados y solo veía una cosa buena en ello,el aseo del segundo piso, al lado de mi cuarto, era completamente mío.

Me dí una ducha tibia y me sequé el pelo lo más rápido que pude.Me detuve en el espejo  y pude observar que llevaba algunas ojeras por lo que me puse un poco de corrector. Por lo demas no hacía falta que me maquillara pues tenía una piel bastante bonita y bronceada después de haber estado todo el verano tomando el sol,pero también tuvo sus consecuencias en mi pelo,que de quemarse había pasado del castaño oscuro a un castaño ya mucho más claro. 

Bajé a desayunar,supuse que mi madre estaría comprando el pan pero no era así.

-Buenos días cariño.-me dijo con una de sus radiantes sonrisas.

-Buenos días mamá.-le contesté dandole un beso en la mejilla.

-Cariño sabes que tienes que buscar un piso cerca de la universidad,que siempre te dejas todo para lo último.-me dijo mientras desayunabamos en la mesa de la cocina.

Era cierto,dentro de una semana empezaba la universidad y aunque estuviera en la misma ciudad me pillaba bastante alejada por lo que había acordado alquilar un piso cerca con alguna universitaria.Había llamado ya a varios números de chicas universitarias que compartían piso y esa misma mañana había quedado con una de ellas,una chica que se llamaba Elena.

-Si mamá,necesito que me lleves a uno de los pisos.He quedado allí con una chica para verlo.Desayunamos y vamos ¿Vale?

-Vale cariño.-me dijo sonriendo.

Sin ni siquiera mandar a mi cuerpo este se levanto solo,dandole un fuerte abrazo a mi madre.Ella se sorprendió bastante pues nunca le mostraba tal afecto.

-¿Y esto?-me preguntó sorprendida mientras deshaciamos el abrazo.

-No se...-dije indecisa,pues esta vez mi cuerpo había actuado antes que mi mente y no lo entendía.Y más por el simple hecho de que solo llevaba una noche sin ver a mi madre.

Sin tomarlo en cuenta terminamos de desayunar y salimos de casa.

Nada más abrir la puerta miré todo a mi alrededor.Quedandome embobada con toda la gente que había madrugado y caminaba tranquilamente por las aceras.Me sentía feliz pero con un gran vacio...Tendría que ver con el hecho de que empezaba una nueva vida como universitaria y abandonaría mi casa,o al menos,eso era lo que yo creía.

Llegamos al edificio,tenía 5 plantas,el de la chica era el segundo.Elena nos esperaba en el portal,aparcamos y nos dirigimos a ella.

-Hola,tu debes ser Laura ¿no?-dijo con una sonrisa radiante.Se le veía bastante simpática.

-Hola si encantada,tu eres Elena ¿Verdad?

-Si igualmente.-era una chica de mi edad,castaña,alta y algo rellenita,pero no mucho.

Saludó tambien a mi madre y nos llevo para enseñarnos el piso.

-Bueno como vereis es un piso sencillo,con tres habitaciones,un aseo,el comedor,la cocina y una pequeña terraza.He quedado tambien con otra chica que empieza este año tambien la universidad y asi serán menos gastos entre las tres.

-Perfecto.-y aunque era un piso no muy grande era bastante moderno.-¿Es tuyo el piso?

-No,llevo dos meses de vacaciones viviendo aquí y ahora que empiezo tambien la universidad y está cerca de aquí pues lo ideal era seguirme quedando.

Aventura zombie *Parte 1 y 2 unidas* (Sin editar)¡Lee esta historia GRATIS!