¿Tu primo?

242 17 0

    Cuando volví en si me di cuenta de que esta vez no estábamos en mi casa, por lo menos antes lo podía esconder, ahora es enorme y no creo que sea fácil ocultarlo.

---- Green, ya no estamos en mi casa, estamos en la universidad, no se como haremos pero necesitas estudiar aquí, es la única forma en que puedas quedarte.

    Parecía que no me estaba prestando mucha atención, seguía viendo el cielo como si fuese un tonto.

---- ¡GREEN! ----. Grite para que me prestara atención.

---- No grites, te escuche, y no te preocupes entrare sin ningún esfuerzo.

    No se porque pero me dio furia su inflado ego.

---- ¿Cómo crees que entraras? nunca fuiste a la segundaría ni a la preparatoria, no sabes nada.

---- De hecho se todo lo que tu sabes, y creo que mas.

    Me exasperaba su excesiva confianza.

---- No me mientas Green ¿Cómo vas a saber?

---- Cuando no estabas no jugaba con tus cosas como me ordenabas, leía tus libros y hacia tu tarea, luego cuando me empezó a parecer en extremo sencillo quise leer cosas mas avanzadas.

---- Si pero aún así no creo que hayas alcanzado un nivel universitario.

---- No, pero lo alcanzaré, con tu ayuda.

    En ese momento se me acerco y pego su nariz a la mía, me ruborice y no sabia que estaba haciendo.

---- ¿Qué haces?

---- Te convenzo de que me ayudes.

---- No necesitas convencerme, lo hare, después de todo eso hacen los amigos.

    El me sujeto de la nariz.

---- Eres una ternura Sofía.

    Mis ojos se entrecerraron y quite su mano de mi rostro.

---- No seas idiota Green.

    El solo se rió, mis amenazas no parecían ser muy atemorizantes.

    Luego de tener que lidiar con Green sin perder la paciencia, le ordene quedarse en esa habitación hasta que estudiase lo necesario para pasar la prueba de admisión de la universidad.   Yo le di la llave y me fui a mi habitación, estaba agotada, él realmente me hace enojar, pero me ayudo a olvidar un poco a Ethan.   Cuando iba llegando a mi habitación me encontré con Ethan sentado en el suelo a un lado de la puerta, al verme se levanto de inmediato.

---- Sofía, lo siento.

    Yo estaba algo sorprendida, no me lo esperaba así que no sabia que decir.

---- Se que actué como un idiota en el café, es solo que... realmente quiero que confíes en mi.

    Baje el rostro, él estaba siendo muy sincero así que yo sentía que debía serló también.

---- Si, confío en ti, pero me dio vergüenza decirte que necesitaba trabajar para ayudar a mis padre.

    Luego de eso le conté a Ethan lo que me ocurrió y el ¿Por qué? de mis secretos, él me entendió e incluso se propuso a ayudarme, luego de eso hablamos por horas, cuando se habían hecho las 2 de la tarde nos encontrábamos caminando por los jardines de la universidad cuando Anastasia se apareció muy exaltada gritando desde lejos.

---- ¡SOFIA! Gracias a dios te encontré.

---- ¿Qué sucede?

---- Debes venir de inmediato, hay un chico en nuestra habitación y se reusa a irse hasta verte.

    Observe a Ethan y su rostro era inexpresivo, yo no sabia que decir, de seguro era el idiota de Green, ahora que le diría a Ethan, se suponía que me estaba sincerando y ya no habían secretos, ahora el idiota de Green lo arruinaría, así que intente buscar una solución ante la imprudencia de Green.   Mientras caminábamos por los pasillos camino a mi habitación Ethan me tomo la mano de repente, eso me hizo sonrojar.   Cuando llegamos nos encontramos con Green quien estaba acostado en mi cama, él se levanto y me vio junto a Ethan, quien no me soltó la mano. 

---- ¡PRIMO! ¿Qué haces aquí? no sabia que estudiaras en mi universidad.

    Green se encontraba en silencio sin decir nada con una expresión indescifrable, yo me acerque intentando disimular, no se me ocurrió nada mejor que, decirles a todos que Green era mi primo.

---- Chicos les presento a mi primo Green, no sabia que estaba estudiando aquí, es de verdad una sorpresa, si me disculpan tengo que decirle algo.

    Salí de la habitación con Green acuestas, lo jale del brazo hasta el pasillo dejando a Anastasia y a Ethan en la habitación.

---- ¿Qué rayos haces en mi habitación? sabes que nadie te puede ver hasta que comiences a estudiar aquí.

---- Pues lo siento Sofía, pero ya no soy un niño, ahora es mas difícil para mi entretenerme, necesitaba hacer algo.

---- Pero no puedes aparecer así y asustar a mis amigos.

---- ¿Quien es ese chico que sujetaba tu mano?

    De repente había cambiado su actitud por completo, ahora me miraba con una seriedad que jamas había notado, sus ojos se clavaron en mi como dos flechas y era muy dificil si quiera para mi dejar de mirarlo.

---- Responde.

    En ese momento Ethan abrió la puerta y nos observaba sin decir ni una palabra. 

---- Bien primo es genial de verdad que al fina la tía Anny se decidiera a inscribirte, bueno adiós te visitare mas tarde ¿si? ----. Le dije a Green sin responder su pregunta y empujándolo por el pasillo para que se fuese.

    No sabia exactamente si Green estaba enojado, no sabia porque ahora era mas difícil para mi interpretar sus facciones y emociones.   Luego de que por fin se fuera me acerque a Ethan.

---- Tu primo ¡¿HE?!

---- Si... ----. Respondí con una risa nerviosa ---- Es una verdadera sorpresa no tenia idea.

---- Lastima que apareció en el momento menos preciso.

    Ethan no me estaba viendo a los ojos y mantenía la mirada agachada.

---- ¿por qué? ----. Pregunte con curiosidad.

---- estaba apunto de hacerte una pregunta importante.

    Me ruborice y no quería hacerme ilusiones pero creía saber que pregunta era, en ese momento Anastasia me volvió a interrumpir.

---- ¡SOFIA! ----. Dijo gritando.

    Como me fastidiaban sus gritos aveces.

---- ¿Ahora qué pasa Anastasia?

---- Ho disculpa que te moleste es que tu madre esta al teléfono. 

    Ethan ya había sido interrumpido varias veces así que creo que se sentía algo incomodo.

---- Esta bien Sofía, lo que te quería preguntar puede esperar, anda a hablar con tu madre, creo que tienen mucho que contarse, nos vemos mañana.

    Así se despidió Ethan y lo vi alejándose de esa manera tan perfecta con la que solía moverse, yo con algo de decepción me dirigí a mi habitación a atender el teléfono.

Mi amigo imaginario.¡Lee esta historia GRATIS!