Los chismes viajan más rápido que el sonido - P1

113K 11.4K 21.8K
                                    

PRINCIPIO BÁSICO PARA MANDARLO TODO A LA MIERDA 1: no creas ni hagas caso de todo lo que te dice este principio.


Escritor de Un beso bajo la lluvia pierde los estribos en grupo de apoyo —leo en voz alta, como buen miércoles por la mañana en la cafetería de la universidad, la primera plana del diario La Quinta Expuesta, el cual evidentemente expone su urgencia de noticias trágicas y se ha resignado a dar noticias faranduleras o sobre chismes que poca importancia tienen ya—. El escritor célebre del libro Un beso bajo la lluvia, Felix Frederick...

—Él es tan ardiente... Es como... serio, indiferente, lleno de misterios y extremadamente guapo.

Y como todo buen miércoles en la cafetería, mi amiga Katrina debe interrumpir mi lectura en voz alta para lanzar al aire cualquier clase de comentario. Ah, pero pobre del humano que interrumpe su lectura, vivo no queda.

Esta vez le toca lanzar flores al sujeto que a mi aparente juicio no lo merece, por lo que no escatimo en refugiar mis más hórridos pensamientos en su contra.

—Sí, y al parecer lo que tiene de guapo lo tiene de pesado. He escuchado que nunca ha hecho una firma de libros, nunca se saca fotos con nadie, no ha querido responder pregunta alguna sobre lo que escribió y ahora, al parecer, se volvió loco en el supuesto grupo de apoyo al que asiste para superar a su novia muerta.

—Pobrecillo —continua mi amiga, compadeciéndose de él con una voz aniñada—, quizás qué cosa fea le preguntaron.

—Apuesto a que nada. Eso de su novia fallecida y el libro basado en una historia real me parece pura publicidad. Y una de mal gusto. Pretender que tu historia es real... ja, ja.

—Lo es. ¿Recuerdas a la novia de Amir?

—¿Cuál de todas? —Me encojo de hombros ante su mirada aburrida.

—La más reciente.

—¿La de orejas grandes?

—Sí; ella enseñó una foto en el grupo de WhatsApp de la lápida.

¿Fotos de la lápida? ¿Qué clase de persona enferma y morbosa hace eso?

—Qué turbia esa chica, quedó cucú desde que Amir la dejó.

Una mirada recelosa me es lanzada. Katrina adora demasiado a su hermanastro como para admitir que el chico tiene problemas serios de guapura extrema y encantos que lo hacen extremadamente atractivo y que, por consiguiente, lo tienen con un ego que provoca el término de cada relación porque —según él— merece más.

Es un idiota, pero más idiotas son las chicas que terminan rogándole volver. Lo peor es que Katrina, tonta niña boba y enganchada a su hermanastro, lo tiene en un altar y todo lo que él hace lo ve bien. Bueno, Amir soltero significa un puesto más para alcanzar la relación fantasiosa y prohibida de libro que a ella tanto gustan.

De manera brusca, Katrina me arrebata el periódico de las manos y comienza a leer. Cuando sus ojos se agrandaron sé que ha encontrado la bajada de la noticia. Coloca su dedo sobre la plana y alza las cejas de manera involuntaria.

El joven escritor estalló en cólera este 24 de octubre tras el ofrecimiento del terapeuta. Felix Frederick, que tras meses de asistencia jamás optó por compartir sus experiencias, se destapó en razones por las que el grupo de apoyo le parece una total aberración y por las que jamás esperaría obtener ayuda alguna de él. —Se detiene y reflexiona. Yo prefiero no darle muchas vueltas a lo recién escuchado y beber de mi café—. Meses sin hablar. O sea, el pobre se estuvo conteniendo todo este tiempo lo que siente.

FelixDonde viven las historias. Descúbrelo ahora