Diecisiete

1.2K 208 65

Jimin se quedó dormido a eso de las cinco, olvidó por completo que tendría una cita con Namjoon.

El reloj marcaba las nueve de la noche, la salida era a las nueve y media. Putas hormonas.

El sonido de su celular hace que Jimin despierte, frota sus ojos con una mano y se remueve entre las colchas. Busca a tientas su teléfono en la mesita de al lado, lo toma y lo mira. Cierra un ojo debido a la luz. Mira la hora y se sienta demasiado rápido.

Apaga la alarma y se para de la cama, su estómago aún tiene restos de semen y hace una mueca. Camina hasta su armario y saca un conjunto de ropa, lo primero que sus manos tocaron. Va al baño y no tarda más de 10 minutos, cuando ya está listo son las nueve y cuarenta. Su teléfono tiene un mensaje, es de Namjoon diciendo que no podrá ir. Suelta un pequeño grito de frustración.

Los toques en la puerta lo sobresaltan, camina a ella y la abre. Hoseok está del otro lado, Jimin baja su mirada al recordar lo de hace rato.

-Hey... supongo que ya no irás con Namjoon, ¿verdad?

-Me acaba de cancelar... ¿ya cenaste?

-Preparé algo, podemos cenar juntos si quieres.

Y bien, la confianza que ellos habían tenido antes desaparece. No es que ellos fueran pudorosos o anticuados pero para Jimin es extraño hablar con el dueño de tus sueños húmedos y Hoseok... bueno, él ahora solo tiene las imágenes de esa tarde. Y el recuerdo de él masturbándose pensando en Jimin.

No pensó en Yoongi, su esposo. Sin embargo, eso no le causaba culpa alguna.

-Espero que la lasagna no sepa tan mal, busqué la receta en internet.

Jimin lo miró unos segundos y después observó el plato, tomó el tenedor y probó un poco. Gimió ante el sabor.

-Está delicioso, Hobi. Deberías enseñarme a prepararla.

Al parecer la comida esfumaba la timidez de Jimin. Hoseok rió mientras veía al menor comer rápido.

-Yoongi llamó, le envié unas fotografías de las ecografías. Dijo que encontró unos vestidos para la bebé.

-Oh... ¿llegó bien?

-Sí, estaba un poco enojada porque tuvo que ir. Dijo que el desfile le aburrió pero que la fiesta fue divertida.

-Recuerdo que jamás le gustó ver programas de moda conmigo, prefería ver zombies y eso.

-Fue algo que me enamoró de ella- soltó Hoseok, Jimin asintió y siguió comiendo. El hoyueludo se levantó y fue por una botella de vino, también por una de jugo. Tomó dos copas y las llevó a la mesa-¿quieres un poco?

-¿No daña al bebé?

-No, está bien. Pero solo un poco.

Jimin asintió y Hoseok sirvió en las dos copas, el rizado tomó la suya y bebió un poco. Su lengua saboreó el líquido y sonrió.

-Este es uno de mis favoritos-dijo al fin. Hoseok asintió tomando él también.

-La uva es mi fruta favorita, combinado con alcohol todo es mejor.

Jimin soltó una leve carcajada y siguieron comiendo.

-Vendrán unos amigos, Seokjin y Jungkook. Se casaron hace poco y tienen un pequeño bebé.

-Está bien, estaré en mi cuarto y...

-No no no, Jimin. Quiero presentártelos- una de sus manos se dirigió a la de Jimin que reposaba en la mesa y la apretó. -estoy seguro que se llevarán muy bien. Yoongi y Jungkook no congenian mucho y... casi no puedo invitarlos, traerán a Seogkuk y tienes que conocerlo, es un bebé muy hermoso.

¿Me prestas tu vientre? | Hopemin Yoonseok ~ M-preg¡Lee esta historia GRATIS!