➵ 2. Game Over.

263 36 4

Era la misma rutina todos los días: La ruidosa alarma sonaba alrededor de las cinco y media de la madrugada, con pereza la detenía y me levantaba al momento para evitar volver a quedarme dormido. Me vestía con lo primero que encontraba y me dirigía hacia la cocina para así tomar media taza de café y salir camino a la Universidad. Día tras día era lo mismo, era tan aburrido.

Hacía ya tres años que decidí que vivir solo sería la mejor opción para poder concentrarme en mis estudios, los cuales eran realmente pesados. Al principio me entusiasmaba mucho estudiar lo que amaba, me resultaba súper interesante en diferentes ámbitos, pero con el tiempo se terminó haciendo costumbre... dudaba mucho en si realmente Medicina era lo mío. Sin embargo, ya hacía tres años que había comenzado y no quería tirar todo por la borda, pensaba que sólo faltaban tres años y ya podía decirle adiós a esos grandes libros y llegar a lo que más me interesaba: las prácticas.

Salí de mi casa aproximadamente a las seis y media, unos minutos antes. Estaba relativamente cerca de la Universidad por lo que siempre caminaba hasta allí. Me dediqué a usar el celular hasta llegar, veía la vida de mis ex-compañeros de Yuuei, la mayoría estudiaban carreras que eran tan predecibles acorde a sus personalidades: Iida estaba en cuarto año de Abogacía, su gran promedio le permitió avanzar un año más de lo normal, estaba seguro que se graduaría con honores. Bakugo estudiaba Profesorado en Educación Física, al principio dude al respecto pero luego me enteré que él decidió estudiar para poder tener mayores conocimientos al momento de volver al boxeo, ese deporte que tanto le gustaba. Por otro lado, Kirishima estudiaba conmigo, los tres años restantes iba a pasarlos con él y luego nos separaríamos dependiendo de la rama que decidiésemos estudiar cada uno, aunque yo no sabía bien qué era lo que quería en ese momento.

Llegué a la Universidad y, esquivando a la gente que estaba por los pasillos, tomaban un café mientras conversaban o iban apurados para llegar a su siguiente clase a tiempo, entré al salón correspondiente a la lección de ese día.

— ¡Hey Todoroki, buen día!

La voz de Kirishima me sacó de mis pensamientos, o más bien de mi trance ya que no estaba pensando en nada.

— Buenos días, ¿Cómo amaneciste?

— Ah, tú sabes... Bakugo molesto conmigo porque no lo desperté a la madrugada para que saliera a correr, luego yo me enojé y-

— Y luego se arreglaron.

— ¡Exacto! Ya casi que conoces mi rutina de cada mañana.

Era tan predecible; para ser honesto no estaba muy interesado en lo que me decía, simplemente miraba hacia la gran pantalla que teníamos frente a nosotros la cual en unos minutos se llenaría de imágenes informativas.

— Todoroki te veo algo aburrido, desinteresado, ¿Estás bien, hermano?

Él apoyó una de sus fuertes manos sobre mi hombro y por poco me lo rompe, la carrera universitaria provocó que dejase de ir al gimnasio debido a la falta de tiempo por lo que me volví bastante débil en esos tres años.

— Ah, sí. Estoy bien.

— Oye, te propongo algo.

Lo miré de reojo, confiaba poco en sus propuestas, siempre terminaba perjudicado.

— Hay un juego que, según ronda el rumor por la Universidad, dicen que es imposible de superar.

— ¿Lo han probado los tipos de laboratorio ya para decir eso?

La gente que pertenecía a los Laboratorios eran de la clase "Elite". Allí podían entrar muy pocos estudiantes no graduados, mientras tengan una gran capacidad intelectual. Además, entraban practicantes de la Universidad graduados con honores. Eran increíbles, cada uno de ellos.

‧₊˚ nightmare before halloween. - tddk. Donde viven las historias. Descúbrelo ahora