20: Halloween - Final

195 16 23

Pasó una semana y Agni, Carla, Emma, Louis y Taylor aún se encontraban encerrados en aquella habitación, trataron de avisar desde sus teléfonos pero por alguna razón, ningún teléfono tenía cobertura. Aquella semana pasó entre chistes, bromas y maldiciones por parte de los chicos, el día en que se habían quedado encerrados Taylor gritó tantas obscenidades a Ian que este les desinstaló la luz eléctrica dejándolos completamente a oscuras.

Diariamente abría un poco la puerta e introducía un plato con galletas que tenían que repartirse entre los cinco, los primeros días Emma no había querido recibir ninguna, pero al cuarto día el hambre terminó siendo más fuerte que su orgullo y recibió una de las galletas que Ian había llevado.

Las parejas como Carla y Agni y Louis y Emma aprovechaban y pasaban el tiempo entre besos y coqueteos, mientras que Taylor se quejaba argumentando que todos tenían alguien con quien pasar el tiempo y ella solo podía contar con sus dedos.

El día de la fiesta todos despertaron muy temprano, emocionados porque ese día iban a salir de aquel encierro y asustados porque posiblemente todo terminaría ese día y Jan siempre tenía un plan en lo que a ellos se refería.

-¿Están nerviosos, chicos? -Preguntó Emma.

-La verdad si, ¿Qué pasa si hoy es nuestro último día de vida? -Respondió Taylor nerviosa.

-Chicas, pueden tranquilizarse, lo que sea que Jan esté planeando, vamos a salir de esto, vamos a sobrevivir juntos -Agni agarró la mano de Carla, que estaba a su lado, a pesar de no poder verla, Agni sabía que a pesar de que ella no decía nada, estaba nerviosa. Agni la besó en los labios para transmitirle que estaba con ella en eso.

-Agni, si hoy es el último día que te veo, quiero que sepas que yo siempre te he amado -Carla acarició la mejilla de Agni y él la besó nuevamente.

-Cuando salgamos de esto, Carla, tú vas a ser mi novia, y tú y ese bebé que llevas en tu vientre, serán mi vida entera -Carla se recostó en el hombro de Agni y él le dio un beso en la frente, mientras tanto, al otro lado de la habitación Louis y Emma se encontraban abrazados.

-Emma, te puedo asegurar que lo que siento por ti es mucho más que atracción, no vayas a dudar eso, pero justo ahora no te puedo decir que te amo, por uno de mis tantos traumas del pasado, no puedo decirte que te amo justo ahora -Emma soltó una leve carcajada.

-Louis, yo no te estoy pidiendo que me digas que me amas, porque yo tampoco puedo decírtelo, no me siento capaz de hacerlo tan rápido, sé que también siento algo mucho más fuerte que atracción, pero el amor es una palabra muy fuerte y aún nos falta mucho recorrido juntos para conocernos y saber que sentimos sobre el otro. Además se que no te arriesgarías de la manera que lo has hecho en estos días por mi por cualquiera -Emma sonrió y besó a Louis-. Vamos a salir de aquí, Louis, y vamos a descubrir juntos lo que sentimos por el otro -Se dieron un último beso y cuando abrieron los ojos se pudieron ver los rostros, sus cabellos sucios y el sudor seco en sus rostros.

La energía eléctrica había regresado.

-¡Pero bueno! No lucimos tan mal como lo pensé que lo estaríamos -Dijo Taylor.

Emma se paró y se dirigió a la puerta, trató de abrirla, pero no fue capaz, aún seguía asegurada.

Bajó la cabeza y se encontró con un papel en el suelo, lo levantó rápidamente y se percató de que era una nota, la abrió y la leyó en voz alta.

-El gran día ha llegado, el día de la revelación y del final de todo esto, y quiero que todo esto termine con ustedes teniendo una buena presentación, por esa razón les voy a permitir salir a arreglarse para la fiesta, cada uno tendrá una hora para hacerlo, cada uno tendrá una habitación de la casa en la que encontrará su atuendo para la fiesta y finalmente, cada uno podrá disfrutar de un delicioso festín que encontrarán en su habitación, también deberán esperar en la habitación hasta que llegue la hora de la fiesta. Las horas para que salgan a arreglarse son las siguientes. Emma Hamilton sale a las diez de la mañana, Carla Edwards sale a las doce del día, Louis Marin sale a las dos de la tarde, Taylor Christensen sale a las cuatro de la tarde y Agni Bennet sale a las seis. A la hora de la salida la puerta se abrirá y si suben al piso con las habitaciones encontrarán una habitación con el nombre de cada uno en la puerta. Feliz Halloween a todos.

Emma Hamilton - Asunto Pendiente #1Donde viven las historias. Descúbrelo ahora