Capítulo 67

407 29 9

Lauren POV

Llegué al restaurante, y Vero ya estaba ahí. Normani, Lucy y Ally aun no habían llegado. Sam se sentó en otra mesa, justo al lado de la nuestra.

— Hey, ¿cómo estás? —saludé, sentándome a su lado.

— Bien, ¿tú? —preguntó con curiosidad —. Me refiero al tema de Camila.

— Pues normal, más o menos, poco a poco. Sé que decidí terminar la relación, pero eso no quiere decir que no me afecte en nada —expliqué, y ella asintió con la cabeza.

Las demás llegaron unos minutos después, y no tardamos en pedir al camarero lo que queríamos.

La cena fue increíble. Estuvimos riéndonos bastante. Esto me venía muy bien. Necesitaba que mi ánimo subiera, y estar con ellas lo hacía. Si estuviera Camila, sería mucho mejor, pero ahora mismo eso es imposible.

— ¿Cómo estás, Lauren? —preguntó Ally —. ¿Camila y tu habéis hablado?

— Bien, más o menos. Sí, te hablado con ella antes —respondí —. Espero que nada cambie en el grupo. De todas formas, Camila y yo somos lo suficientemente razonables y no habrá problemas. Todo seguirá como siempre.

— Eso me alegra. Todas somos amigas y lo que haya pasado no debería causar ningún problema —dijo Lucy, y yo le dediqué una sonrisa.

Después de cenar, nos despedimos, y cada una se fue a su casa.

***

Era domingo. Mañana empezaban de nuevo las clases. Estaba muy nerviosa por ver a Camila. Y, además, ella vería a Taylor. Eso era lo que más me preocupaba.

Ahora vendría Taylor a buscarme a casa. Quería hablar conmigo. No la había visto en persona desde que volví a casa. Solo habíamos hablado por llamada.

— Me tengo que ir. Taylor ya estará por llegar —avisé a mis padres que estaban en el salón viendo la tv.

— Está bien, Lauren. Cuidate, eh —dijo mi madre, mirándome desde el sofá.

— Sí, lo haré. No tardaré en volver —me puse mi chaqueta de cuero.

— Bueno, cualquier cosa nos escribes —dijo mi padre —. Sam está esperando fuera.

Mi móvil vibró en el bolsillo de mi pantalón. Era un mensaje de Taylor.

Taylor: Ya estoy fuera.

Lauren: Ahora salgo.

Me despedí de mis padres, y salí por la puerta de casa.

— Hola, Lauren —dijo con una sonrisa, dándome un corto abrazo.

— ¿Cómo estás? —dije caminando hacia Sam junto a Taylor.

— Deseando tomarme un café. Ayer hizo mucho calor y no pude dormir bien —dijo con un suspiro —. ¿Estás preparada para volver a clases?

Antes de responder, le dije a Sam que iría con Taylor en su coche, y que el nos siguiera con el suyo.

— Preferiría seguir de vacaciones —subí al coche de Taylor —. Pero las que tuve antes de que pasara todo esto.

— Lo entiendo —dijo con un tono comprensivo.

Taylor no era mala, aunque claramente no me puedo llevar con ella como si nada. Ella solo está haciendo esto por conseguir dinero. Estas no son las maneras de ganarlo, pero yo no podía juzgarla. No sabía cómo era su situación para llegar a hacer esto. De todas formas, ella no participó en el secuestro. No tendrá represalias graves.

— ¿Dónde vamos? —pregunté cuando puso el coche en marcha.

— ¿Starbucks? —me miró brevemente, esperando mi respuesta.

— Sí, así te tomas un café —respondí, mirando por la ventanilla del coche.

Nos quedamos en silencio hasta que llegamos. No había mucha gente, algo que agradecía. Así teníamos más privacidad.

Nos sentamos en una mesa, y Sam en otro un poco más alejada porque estaban ocupadas las que estaban a nuestro lado. Algo bueno porque sino no podríamos hablar bien debido a que el escucharía nuestra conversación.

— No nos escuchará desde aquí, pero de igual manera hablaremos de manera natural. Como si fuéramos amigas —dijo en voz baja, bebiendo de su café.

— Sí, por si acaso —dije, recostándome sobre el respaldar de la silla.

— ¿Prefieres que te lleve a clase o que te vaya a buscar después? —dijo un poco pensativa —. Puedo hacer las dos cosas.

— Creo que mejor vienes a buscarme cuando termine. Si me llevas a clase te verán todas y el día será muy incómodo —dije pensando en que sería un desastre de día.

— Tienes razón. Me preparé para las miradas de las que saben que supuestamenre la engañaste conmigo —dijo con una sonrisa, y me reí un poco.

— Creo que Dinah y Shay me odian un poco. Querrán pegarme cuando me vean contigo —dijo riéndome, al imaginarme la escena.

— A mi también. Será mejor que nos preparemos —movió sus brazos con los puños cerrados fingiendo que pegaba a alguien.

— Es mejor que me ría de esto —sonreí, bebiendo de mi café.

A pesar de que me reía, no había nada de bueno en esto. No quería que Camila sufriera, pero todo esto lo hago para que todos estén a salvo. Esto no durará mucho tiempo y pronto podremos volver a la normalidad.

— ¿Cómo quieres que nos vean? —preguntó Swift en un tono más bajo —. Me refiero a nuestra forma de ser la una con la otra.

— ¿Quieres decir que si quiero que nos mostremos cariñosas o algo? —pregunté, en el mismo tono, para entenderlo bien.

— Sí, yo me comportaré de la manera en que tu te sientas más cómoda. No quiero obligarte a nada —dijo sorprendiéndome un poco.

— Me acabas de sorprender un poco. Pensaba que me obligarías a comportarme contigo como si fuéramos novias —dije, mirándola un poco seria. Acercándome un poco a ella para que me escuchara mejor porque estábamos casi susurrando.

— No, no haré eso. Mi trabajo, por así decirlo, es solo estar contigo e intentar que todos se crean la mentira que contaste. Además de asegurarme de que no hagas algo que no debas —explicó, acercándose también, y juntando sus manos con las mías para disimular que éramos un pareja siendo cariñosa —. Como mucho haremos estas cosas para fingir un poco, pero nunca te obligaría a besarme o cosas de ese estilo. Por eso pregunto como quieres que sea.

— Me parece bien —sonreí —. Quiero que solo hagamos cosas de este estilo como ahora.

— Perfecto —dijo separándose, y yo hice lo mismo.

Nos quedamos hablando de otros temas hasta que terminamos nuestros cafés. Después me llevó a casa, y quedamos en hablar mañana antes de que viniera a buscarme a la Universidad.

Loving You Despite The Obstacles | CAMREN¡Lee esta historia GRATIS!