O7

693 162 5

Las bolsas que el menor traía cayeron al suelo sin pensarlo dos veces cuando YoungJae observó el lastimado rostro que tenía JaeBum, sin evitarlo se lanzó a él para lograrlo envolver en sus brazos intentando protegerlo, apretarlo con fuerza para hacerlo sentir a salvo, intentar ayudarlo como él siempre lo hacía con su persona.

Lo apretó con fuerza mientras que el mayor simplemente estaba quieto, no sabía qué hacer, no sabía si hablar, no sabía si alejarlo o simplemente dejarlo salir todo.

Simplemente no sabía, ni sabía qué hacer y su mente en cualquier momento colapsaría.

Sus brazos se levantaron casi sin fuerza y devolvió aquella muestra de efecto al igual que sus castaños orbes se volvían a llenar de lágrimas y solo un pequeño -y accesible para YoungJae- sollozo escapó de sus cerezos.

Estaba roto.
No lo demostraba pero por dentro lo estaba.

YoungJae se separó alarmado al escucharlo y sus suaves dígitos se fueron sus mejillas para intentar secar cada lágrima que caía por los ojos del chico en frente suyo.

Abrir la gruesa línea de sus labios para preguntar qué sucedía era lo que quería hacer, y aunque aquella era la intención siempre quien es más rápido es el ganador.

—Me gustas.

Fue lo único que pido pronunciar JaeBum con la voz quebrada.

(...)

i'm out

HEY! .‎˖٭ ijb + cyj.¡Lee esta historia GRATIS!