88.

952 106 11

—Ya no tengo sueño.— Niall murmuró sobre su almohada mientras giraba en la cama para quedar boca abajo y causando que abrieras los ojos tan solo lo suficiente para poder mirar el despertador en tu mesita de noche.

—Niall, son las 2 a.m.— Sentiste la cama moverse de nuevo cuando Niall volvió a girar para quedar boca arriba, soltó un quejido y rodaste los ojos, girando también para quedar acostada sobre tu costado y poder mirarlo.

—Ni siquiera lo menciones.— Su voz era profunda y grave y sabías que era porque estaba cansado. Se movió un poco y prendió la lámpara de su mesita de noche, causado que te quejarás y volvieras a girar para que la luz no afectara tus ojos que seguían más dormidos que despiertos. —Esto es pura mierda. ¿Por qué siempre tiene que pasar esto?— Giraste tu cabeza para poder mirarlo, ahora estaba sentado con su espalda recargada en la cabecera de la cama con sus brazos cruzados sobre su pecho desnudo.

—Te he dicho mil veces que no te duermas en el sillón, te he dicho mil veces que en el momento en el que te empiece a dar sueño vayas a la cama pero no.— Mencionaste mientras posicionabas tú mano en su muslo.— Nunca me haces caso, así que, ¿qué es lo qué pasa? Te quedas dormido en el sillón por un buen rato y después no puedes volver a dormir. Es como si tu cuerpo pensara que solo tomaste una buena siesta y despiertas y ya estás listo para el resto del día.— Explicaste causando que Niall se volviera a quejar y reíste, dándole un apretón a su muslo.

—¿Y de verdad esperabas que viera ese maldito programa de miedo sin quedarme dormido? Tuve que cerrar los ojos por más de la mitad del capítulo, por supuesto que iba a quedarme dormido.— Quitaste tu mano de su muslo no sin antes darle un pellizco causando que frunciera el ceño y te mirara confundido, después te sentaste.

—No puedes culparme de que te quedes dormido en el sillón, Niall.— Te defendiste, cruzando tus piernas sobre la cama para poder mirarlo. Niall soltó una risa sarcástica causando que abrieras un poco la boca, sorprendida. Sus ojos se enfocaron en la manera en la que miraste alrededor de la cama y fue cuando supo qué sería lo siguiente que pasaría.— Eres un tonto, Niall.— Antes de que pudiera reaccionar tomaste uno de los cojines que estaba en el piso de tu lado de la cama y lo lanzaste hacia su cabeza.

—No estoy diciendo que todo sea tu culpa, pero...— Tomó el cojín en sus manos y elevaste las cejas, mirándolo con advertencia para después buscar alguna otra cosa que pudieras lanzarle.— Pero fue tu idea mirar ese maldito programa tan tarde, y da miedo con esa mujer con el cuello raro, no sé cómo esperabas que mirara esa mierda sin cerrar los ojos en algún momento.— No pudiste evitar reír al recordar a Niall y la manera en la que daba un pequeño brinco cada vez que había un ruido alto en la televisión, y la manera en la que tenía los ojos cerrados cada vez que mirabas su rostro recostado sobre tu regazo.

—Te dije que vinieras a la cama si ya tenías sueño.— Te quejaste pero Niall sabía que estabas bromeando y realmente no estabas enojada, ademas eran tan solo las dos de la mañana y él era la razón por la que ahora tú también estabas despierta.

—No sé cómo querías que viniera a la cama solo después de ver ese programa.— Su explicación te hizo reír y dejó el cojín que le habías lanzado de nuevo en el piso.— Por eso me quedé dormido en el sillón, porque tú estabas ahí conmigo.— Rodaste los ojos e hiciste el intento de ponerte de pie.

—Bueno, entonces regresemos al sillón.— Propusiste, haciéndolo reír.— Cuando te vuelva a dar sueño regresaremos a la cama.— Mencionaste poniéndote de pie y tomando tu almohada para después caminar hacia la puerta de la habitación.

—¿Estás hablando en serio?— Miraste sobre tu hombro a Niall quien seguía en su lugar en la cama sin ninguna señal de moverse.— En ese caso puedo pensar en una mejor manera en la que me cansare y al final me dará sueño.— Te giraste para mirarlo y tenía una sonrisa ladeada y una ceja elevada y sabías qué tenía en mente.

—Bueno entonces debiste mencionarlo desde el principio.— Caminaste de regreso hacia la cama y dejaste tu almohada en su lugar antes de meterte en tu lugar de nuevo.

—Sí, pero, ¿en dónde estaría lo divertido de todo esto?— Bromeó mientras te sentabas a horcajadas sobre su regazo y él llevaba sus manos a tu cadera.— Quería hacerte enojar primero.— Mencionó sonriendo y golpeaste su pecho causando que riera antes de acercarse a ti y juntar sus labios con los tuyos.

Sabías que Niall solía quedarse dormido en el sillón y cuando regresaba a la cama simplemente no podía dormir de nuevo pero siendo honesta no te molestaba para nada que te despertaran a altas horas de la noche si terminarían así, con sus manos en tu cuerpo y sus labios sobre los tuyos.

•••
los tweets de niall quejándose de no poder dormir cuando va a la cama y su hermosa selfies de anoche inspiraron esto jajaja

Imaginas | Niall Horan¡Lee esta historia GRATIS!