Ya No Es Chistoso (Creepypasta)

86 3 0

Mi nombre es Ryan, y tengo que contarles esto porque quiero y necesito que nadie crea que estoy loco. Lo juro, no he perdido la cordura.

Desde pequeño he tenido un amigo llamado Nino, hasta ahí, nada extraño... Pero la cosa es que Nino siempre fue un poco tímido. A veces íbamos a fiestas, como del día del niño o incluso su cumpleaños, pero a él no le gustaban porque tenía que interactuar con mucha gente. Otras particularidades de él eran que le gustaba mucho el terror, como las películas de Saw o Chucky. Aunque luego ambos no podíamos dormir si es que estábamos en una pijamada en su casa, por ejemplo. También le gustaba mucho su casa del árbol, y jugar con fuego. Lo cual es el problema de esta historia.

Sí, así es. Una casita del árbol y el juego constante con la flama causaron todo esto.

Déjenme contarles volviendo al presente, donde, por cierto, ya tengo unos 16 años y Nino, mi fiel amigo 15. En fin, hace poco hemos vuelto a transitar la casa del árbol, y a Nino lo ha vuelto muy feliz. Pero hay un problema: he tenido que regañarle varias veces por jugar con el encendedor dentro de la casa. Él siempre ríe cada vez que lo reto. "No es chistoso" le digo yo para luego reírme a la par del él cuando me dice "¿Acaso sos mi marido?". El sábado pasado fuimos luego del taller de educación física. Mientras aún seguíamos sudados y mojados, recorrimos un rato la porción de bosque que aloja la casa del árbol. No tenemos problemas en pasar la reja, ya que la porción de bosque es (o era, mejor dicho) de don Alí, el padre de Nino, quien falleció cuando él tenía unos 2 años en condiciones misteriosas de lo que se cree que fue un suicidio en el bosque. A mi amigo no le gusta hablar de ello.

Bueno, ahora mismo, mientras les grabo esto en mi video blog, Nino tiene una depresión muy grande porque se acerca el aniversario de fallecimiento de don Alí. Más exactamente el numero 13. Me preocupa Nino, la verdad, porque a veces va a solas a la casa del árbol, sin mí. Y aunque lo conozco, no creo que vaya a masturbarse o algo así, porque sé que esconde sus revistas en otro lugar que no citaré por respeto a su privacidad, mínimamente. Volviendo al tema... A veces cuando yo también voy solo (porque lo admito, también tengo problemas) veo las maderas de la casita quemadas por ahí y sé que estuvo jugando con su encendedor... Esperen, una llamada:

"¿Hola?"

"Ryan, ¿estás ahí?"

"Sí, Nino ¿qué necesitas?"

"¿Recuerdas cuando dijiste que ya no era chiste?"

"Nino, no..."

"Sí, amigo. Todo es gracioso hasta que alguien muere." Anuncio Nino tociendo y con el ruido de madera quemándose por debajo de su voz.

"Nino, ¡Voy para allá! ¡Ahora!"

Si no me llevo este video, ¡Jamás tendremos con qué recordar a Nino si algo pasa!

(La cámara se despegó de la computadora, que seguía en vivo, mientras Ryan se la ataba a la cabeza y grababa todo: Desde su carrera por el bosque hasta el momento donde llega a la casa del árbol donde Nino se sofocaba en un humo tan negro como el petroleo. La cámara

enfocó la casa. Fuego salía de las ventanas, y de a poco muchos vidrios se rajaban y explotaban. Un cristal alcanzó a Ryan y le hizo un corte. "¡MIERDA!" exclamó.

"Nino... ¡Aún estás a tiempo, baja!"

"¡No, quiero ver a mi padre!"

"Pero amigo..."

"Lo siento Ryan, ¡Pero la sangre es más espesa que el agua!"

La cámara enfocó esta vez a un Nino demacrado que ardía en el fuego de la estructura y tocía y se asfixiaba por el humo. El quemado cuerpo de Nino cayó al suelo desde unos 3 metros mientras el todavía tenía conciencia. Ryan se sacó la cámara de la cabeza y la arrojó a un ángulo donde grabaría todo mientras él se lamentaba por su amigo. Una lágrima cayó, luego otra y otra..."Todo es una broma, hasta que alguien muere" Dijo Nino. La cámara perdió la señal de a poco y nunca se supo de nuevo sobre Ryan en el internet.

Epílogo: Los bomberos apagaban la casa del árbol, que estuvo en llamas por hora y media. Encontraron dos adolescentes de 16 y 15 años. Uno identificado como Ryan Greens en su documento y el otro fue supuesto para calificar como Nino Alí Rayson. Se acordó que fue un pacto suicida y se reconstruyó la escena luego de apagar el fuego. Las autoridades, salieron de allí aterradas e indignadas, pero también preguntándose ¿Es el suicido una tradición familiar de la familia Rayson?... Ingeniero Juarez, Skryviana, y ahora la casa del árbol en Hickmman. Había muchas preguntas y pocas respuestas.

¿Te atreves a intentarlo? - {Terror psicológico, rituales, creepypastas}  Donde viven las historias. Descúbrelo ahora