¿Una cita?

296 19 0

   Estuve pensando en ese lindo chico, su nombre era Ethan, tenia 18 y era muy guapo, estuve fantaseando con él cosa que me dejo totalmente desconcertada, no solía ser así.    La semana que transcurrió trate lo máximo en evitar encontrarlo, incluso falte a mi clase de matemática, lo hice solo hasta lograr controlarme cuando me encuentre cerca de él.

    Mamá me envió algunas cosas que había dejado en casa, eran tal vez unas 3 cajas, mientras las ojeaba descubrí cosas de mi infancia, había un diario, un uniforme de mi escuela primaria, pero no era mio, también encontré varios dibujos.   Quise comenzar leyendo algunas paginas del diario, tenia curiosidad en recordar viejas anécdotas.

   Diario:

Pag. 17

   Querido diario, hoy me entere de que mi amigo imaginario en realidad es real, es de carne y hueso, no entiendo nada, creo haber pedido un amigo que nadie más pudiese ver y en cambio tengo un amigo ruidoso y difícil de esconder, aunque no me molesta al fin y al cabo solo quería a alguien, quien fuese, me sentía sola hasta  que el apareció.

    Pare de leer y me detuve a pensar en lo que había en ese diario, de inmediato salte a las demás paginas.

Pag. 18

    Green no es un sueño, el realmente esta.

Pag. 19

   Green y yo fuimos a dar un paseo en el parque.

Pag. 20

    Le compre un lindo atuendo, ahora no tendrá que usar mi ropa.

        Estaba tan confundida, por años me autoconvencí de que Green había sido solo un amigo imaginario pero al leer las páginas de mi viejo diario ya no estaba tan segura, habían cientos de páginas en donde el era el protagonista, no sabia si creer en lo que me había convencido o en lo que decían las hojas del diario, ya tenia mucho en mente así que cerré el diario, no quería sobre cargar mi mente así que seguí inspeccionando el contenido de la caja.   El uniforme, era para niño, mientras hacia memoria, tal vez lo compre para mi amigo imaginario, pero como estaba segura de que ese supuesto amigo nunca existió no le di importancia.

    Luego de conservar y desechar una que otra cosa de las cajas me puse a hacer mis tareas, estaba hasta el máximo de ellas; Calculo, matemática, física, todo era demasiado, no dormí para poder terminar todo a tiempo, eran las 3 cuando termine y dormí solo hora y media, me levante a las 4:30 am para alistarme y poder hacer todo antes de continuar el día.

    Luego de presentar dos exámenes me encontraba mentalmente agotada, me dirigí a una plaza que se encontraba dentro de la la universidad, habían varios puestos de comida rápida, compre unos sándwiches y me senté en una de las mesas mas alejadas, las que se encontraban cerca de los arboles. 

    Mientras comía no pude evitar sentir que me observaban, era extraño por que siempre solía pasar desapercibida.   Cuando no aguante mas decidí voltear hacia las mesas de atrás y estaba Ethan observándome, voltee de inmediato y comí lo mas rápido que pude para luego irme, aun no me sentía preparada para hablar con el sin parecer extraña.   Mientras huía de ese lugar él se levanto y me siguió, volteaba para chequear si aun estaba detrás mio y nunca dejo de seguirme, no quería dirigirme a mi habitación, no sabia que podía pasar, así que me detuve cerca de unos arbustos del jardín, el se acerco hasta posicionarse justo a mi lado.

---- ¿Por qué huyes? ----. Pregunto él viendo aun hacia el frente.

---- ¿Por qué me sigues? ----. Le respondí con una pregunta tratando de buscar respuesta a su extraño comportamiento.

---- Solo quería hacerte una pregunta.

    Me encontraba realmente nerviosa, no sabia que podría preguntarme Ethan.

---- ¿Quieres salir en una cita?

---- ¿Qué? ----. Realmente estaba sorprendida, no esperaba eso.

---- Entiendo si no quieres ----. Me dijo el ahora mirándome de frente, justo a los ojos.

    Baje la mirada, no le diría que no por mas nerviosa que me ponga, el me gustaba, me gustaba mucho y yo también le interesaba.

---- Si...

    Ethan me miro sonriéndome de esa manera que me derrite.

---- Genial, entonces nos vemos esta noche, pasare por ti a las 7.

    Eso fue todo, lo observe mientras se alejaba y no podía creer que saldría con el, no era el mas apuesto pero sin dudas era el mas interesante, era el tipo de chico que no necesita de nadie, es tan independiente, pero ya, necesito correr y buscar un atuendo audas para esta noche.

    Puse mi armario patas arriba buscando el vestido perfecto para esta noche, nunca me habían invitado a una cita y nunca había salido con nadie, estaba nerviosa ¿De qué hablaríamos? mientras me alistaba pensaba temas de conversación interesantes, solo para no aburrirlo.   Una vez que encontré el atuendo le dedique tiempo a mi cabello, me hice una cola de lado con una rosa que la adornaba, luego me senté a esperarlo.     Pasados tal vez 6 minutos toco a mi puerta, estaba nerviosa y al abrirla sus ojos se iluminaron, yo me sonrojé por completo, luego salimos sin decir aun ninguna palabra.

---- Te vez hermosa ----. Dijo sin decir nada mas.

    Fuimos a un restaurante no muy lejos de la universidad, debíamos llegar antes de las 12 o no nos permitirían entrar, luego mientras el me abría la puerta de su auto yo sentía que todo era un sueño.

Mi amigo imaginario.¡Lee esta historia GRATIS!