Cap. 7

1K 70 6

Magde esta ahí, en el umbral de la puerta con 4 bolsas de supermercado. Cuando la vi, sentí que un peso de mi cuerpo se desocupaba de mi. Le abrí la puerta y cuando entro dijo:

-!No saben cuanto he estado esperando esto! -dijo Magde-

-¿Que paso ahora? -pregunto Peeta-

-!Finnick le pedirá matrimonio a Annie ahora mismo! ¡Y me ha dicho que ellos dos estarán acá para una "cena" organizada por mi y por tu querida novia! -exclamo Magde-

-¿¡Que!? -exclamamos Peeta y yo al mismo tiempo-

-Sip -dijo Magde- Ahora vete a poner un bonito vestido Katniss y tu Peeta, ponte algo decente.

Peeta vio sus zapatillas Nike que hacían juego con sus jeans y su remera azulada.

-Pero mi casa queda lejos -dijo-

-¡A mi no me importa! Vete a tu casa, báñate, ponte un traje y ven acá lo mas rápido que puedas -dijo Magde-

-Tranquila Magde -dijo el- ya me iré ya

-Gracias -dijo el-

Peeta se despidió de mi con un casto beso y unas palabras en mi oreja que no olvidare. A Magde solo le acaricio la cabeza como un perro y le dijo: "Te van a salir arrugas si sigues así".

Cuando Peeta se fue, Magde me mando a bañar y a arreglarme mientras ella hacia la "cena organizada".

Ya en la ducha, pensaba que la visión de Gale en la puerta era solo una mala pasada en mi mente, que era mi imaginación o era por el cansancio, ya que algunas veces me quedaba en desvela gracias a las investigaciones. Luego comienzo a recordar mi pasado cuando Gale venia a mi casa todos los días a salir por el centro, o cuando íbamos al cine y el compraba las palomitas, cuando hicimos esa apuesta de llamar a la mama de su ex novia y decirle que dejo de ser virgen. Esas cosas comenzaba a recordar y como las perdí gracias a el, que se enamoro de mi. Puto su corazón por haberse enamorado de alguien que el sabia solo quería su amistad. Cuando termino de bañarme, salgo a mi cuarto y escojo un vestido corto rojo y unos tacones del mismo color. Me rizo un poco el pelo por las puntas y solo me pongo pinta labios de un rosa pálido. Agarro unos aretes con un collar y me los pongo. Cuando me veo en el espejo, me quedo satisfecha con lo que veo. No me amo a mi misma, pero tampoco me odio. Soy solo una persona, y eso es lo que importa.

Cuando salgo a la cocina me encuentro a una Magde manchada de comida y con un libro de cocina. La veo y me comienzo a reír. Magde nunca supo ni como preparar sopa y ahora intenta preparar la cena del año. Cuando me ve, me dice que necesita arreglarse así que la dejo que se valla y yo comienzo a preparar algo simple. Busco en el libro y encuentro algo simple y rápido de hacer: Pollo con verduras. Lo preparo e intento no mancharme.

Cuando estoy terminando, veo a un Peeta en traje y con zapatos a juego entrar por el umbral. Me ve y se acerca a la cocina. Cuando esta cerca de mi, susurra en mi oído:

-Te ves muy sexy ¿sabes?

-Y tu te ves...woau

-Eso no es novedad

-Eres bien modesto -le digo mientras le golpeo levemente el brazo con mi puño-

-Lose, no pero Enserio, te ves increíblemente hermosa esta noche

-Gracias -me sonrojo-

Peeta coge mi mano y deposita un beso, luego me mira y se acerca levemente a mi cara con la intención de un beso. Cuando estamos a punto de ese beso llega Magde diciendo:

-¡No puedo!

-¿Que cosa no puedes? -digo mientras me alejo de Peeta y me acerco a Magde-

-¡No puedo!

-¿¡Que cosa no puedes!?

-Que no puedo ver a Finnick...casándose

-¿¡Te gusta Finnick!?

-¡No! Pero...es que...hay yo me entiendo

-¡Dime!

-Es que tengo miedo de perderlo por Annie. Finnick es mi mejor amigo...y tengo miedo de que me olvide por ella...

-Magde... -le digo y la abrazo- El nunca te va a dejar ¿entiendes? Porque yo estaré ahí para recordarle de donde viene

-¿Lo prometes?

-Lo prometo

Entonces me separo de Magde y me dirijo a la cocina donde veo a Peeta terminando la cena. Cuando me dirijo para verlo escucho el timbre de la puerta. Voy corriendo para ver quien es. Y cuando abro veo a la persona que pensé que ya se había ido de mi vida para siempre.

-¿¡Gale!? -digo incrédula-

Looking for a Murder¡Lee esta historia GRATIS!