Doce

1K 218 66

Hoseok

La palabra "nuestro" había salido sin querer de mis labios. Yo me había acercado a Jimin para decirle gracias, sólo eso pero... al estar ahí y ver su mano temblando me dieron tantas ganas de abrazarlo... lo único que pude hace fue susurrarle que esa manchita en la pantalla era nuestro hijo. Estuvo demasiado mal, ese niño es hijo mío y de Yoongi.

Mi esposo se había puesto histérico al saber que las ecografías no podían tener su nombre. Ella se lo había exigido al doctor, hasta le gritó y éste solo le grito más. Fue como una película de comedia pues el doctor le dijo algo como "usted es un muchacho malcriado, prepotente y además cae mal" nunca me hubiera imaginado que alguien de su edad y tan "maduro" le fuera a decir algo así.

Jimin

Hoy cumplía dos meses de embarazo, aún no se notaba nada, mi estómago seguía plano. Cuando Hoseok me dijo eso solo se separó de mí y se fue a abrazar a Yoongi... quise llorar pero no pude pues sé de sobra que el lugar de Hoseok es con Yoongi y yo solo soy la incubadora.

YuNa iba a venir hoy pues íbamos a hacer, cito sus palabras una "tarde de una chica, un embarazado y una mancha negra", refiriéndose al bebé.

Yoongi me pidió de favor que YuNa no fuera a salir de mi cuarto pues ella iba a traer a una tal EunBi y no quería que su amiga pasara "un mal momento".

Mi "mejor amigo" me había gritado, cuando estábamos solos, que por qué no dije que en las ecografías pusieran su nombre. Tal vez él aún no se da cuenta que no puede manejar todo.

Hoseok sigue estando distante, siempre que llega de su trabajo y nos encuentra cenando, a mí y a Yoongi, él dice que no tiene hambre, lo cual es totalmente falso pues siempre come después. Me duele que él sea así, yo... ni siquiera le he hecho algo para que se comporte de esa manera.

Recibo un mensaje de YuNa diciendo que vendrá con una amiga llamada Yerin. Que es muy alegre y que nos llevaremos muy bien.

—Jimin—Yoongi entra a mi habitación sin tocar—hoy te presentaré a EunBi, te caerá de maravilla—yo asiento y se escucha el timbre, Yoongi aplaude y vuelve a hablar—¡debe ser EunBi!—y se va de la habitación.

Escucho como abren la puerta y sé inmediatamente quién es pues es la única que se atrevería a decirle "perra" a Yoongi.

Se escuchan los apresurados pasos por las escaleras y YuNa entra al cuarto con cajas de pizza, una chica muy hermosa pero medio... hippie viene detrás de ella, trae bolsas con frituras y dulces puedo ver. Antes de que Yoongi entre, la chica que supongo es Yerin, le cierra la puerta en la cara.

—Perdón, Jimin. Es que su simple aura hizo que lo odiara—se disculpa la chica y yo asiento confundido ¿aura?

—Hola, cariño—YuNa se tumba en mi cama y me manda un beso—¿cómo va la pequeña mancha? ¿Te ha dado muchos malestares?—YuNa dice el apodo del bebé y yo me carcajeo negando con la cabeza.

—No, YuNa, la mancha no me ha dado molestias.

—¡Quiero ver a la mancha!—gritó eufórica Yerin.

—Oh, que estúpida—YuNa se insulta a sí misma y rueda sus ojos—Jimin ella es Yerin, Yerin este es Jimin—Yerin se acerca y me da un sonoro beso en el cachete.

—Tienes un aura muy inocente, Jimin. No dejes que nadie te quite tu bondad.

Mi ceño se frunce y asiento confundido. YuNa empieza a relatar una historia de la tarde de ayer cuando fue al centro comercial.

—¿No me enseñaran a la mancha?—pregunta Yerin comiendo... no sé qué carajos está comiendo en realidad.

Asiento y me paro de la cama caminando al pequeño escritorio, abro el pequeño cajón y de ahí saco la ecografía. Se la entrego a Yerin y ella la ve detenidamente, después me mira a mí y baja la vista hasta mi vientre, estira su mano y sube mi camisa, la miro confundido pero ella no se da cuenta, empieza a tocar mi estómago y a susurrar cosas.

—Tu bebé puede sentir que lo vas a regalar, ¿sabías?

—¿Disculpa?

—Se cree bruja—dice YuNa con la boca llena, después se ríe y al final tose un poco—pero si fuera tú le haría caso, el otro día chocó el hombro con un señor y le dijo "tenga cuidado, fíjese al cruzar la calle" y dos minutos después el tipo estaba embarrado en el pavimento.

—Dios, eso es horrible. ¿Qué le pasó al hombre?

—Supongo que ya salió del hospital, no lo sabemos en realidad.

Mi vista va de nuevo a Yerin y ella sigue tocando mi estómago.

—Tu bebé piensa que no lo quieres.

—¿Q-qué?...y-yo, apenas es un feto y además no es mi bebé, es hijo de Hoseok y Yoongi.

—Tu bebé odia a Yoongi...—yo le interrumpo.

—No es mi bebé, y te agradecería que no lo volvieras a mencionar.

El ambiente se pone algo tenso hasta que YuNa empieza de nuevo su relato.

Éste bebé no es mío y no debo de ilusionarme con él.



:(

¿Me prestas tu vientre? | Hopemin Yoonseok ~ M-preg¡Lee esta historia GRATIS!