•capitulo 32•

186 24 6

Estuve en el cuarto hasta la tarde.Sólo despejando mi mente de un pensamiento bobo.Sigo leyendo sobre todo esto y de repente.
Ruben: hola,¿puedo pasar?
Lo miro y mi mirada luego va al libro.
Zahara: ya estas adentro
El asiente y se sienta a mi lado.
Ruben: ¿que haces?
Zahara: es una pregunta algo estúpida viéndome hacer esto
Ruben: lo siento,solo quise que me hablaras
Zahara: mmmm
Seguí mirando al libro.
Ruben: ¿aun no acabas el libro?
Zahara: no
Suspire...
Ruben: mmm
Zahara: a la noche volveré a quedarme sola
Ruben: solo será por unas horas
Zahara: mejor vete
El se me queda mirando.
Zahara: adiós
Ruben: ¿y si no que?
Lo miro...
Zahara: te saco
El se rie bastante fuerte.
Ruben: cuentame otro chiste
Lo mire mal y me levantó,el hace lo mismo.Trato de empujarlo y lo oigo reír.
Zahara: no te rias
Le digo enojada y golpeo su pecho.
Rubeb: sigue intentando
Lo miro mal y cuando vuelvo a intentar no se que paso que resbale y el me agarra.Cuando lo miro admiro su cara,suspire y trato de alejarme  pero no me deja.
Zahara: sueltame
Ruben: dame una buena razón
Zahara: porque quiero
Ruben: esa no es una razón
Zahara: mejor vete y ve con la chica
Ruben: ¿estas celosa?
Zahara: no
Ríe un poco...
Ruben: aja
No lo miro pero el agarra mis muñecas con una mano y la otra hace que lo mire.
Ruben: no se ponga celosa
Acaricia mis mejillas,nos acercamos.No quise pero el se adelante y nos hundimos en un beso.Todo fue lento y el me fue soltando.Mis manos bajan a su pecho y las de el a mi cintura.El me agarraba algo fuerte como asegurándose de que no me apartara.Nos separamos por falta de aire.Volvió a besarme y esta vez era algo mas desesperado.
Zahara: no
Giro mi cara y me da besos en la mejilla para luego bajar a mi cuello.
Zahara: de verdad,ya basta
Deja de besarme pero no que me aparte.
Ruben: si salgo con ella es porque es hija de mi amigo o jefe,como le quieras decir,además no vuelvo tarde
Zahara: pues es tu problema
Ruben: mjm
Me da un beso en la mejilla y me suelta,luego se va.Suspire y en parte sonreí...

La protegidaWhere stories live. Discover now