Gracias a vos.

Ahora seguimos con una de mis favoritas, esto no lo oculto nunca, por algo me autoproclamé su manager, así que la objetividad te la debo. Patricia (@patri_new) me sorprendió desde que la descubrí como finalista de los Premios Wattys 2017. No está de más decir que este año también estuvo nominada y que no haya ganado es algo que todavía no me explico. Escribe unos policiales que te dejan sin aliento. Si ven sus obras, tiene muy buenos números. Eso confirma mi teoría de que quién empieza a leerla, no para hasta terminar. Lo que más me gusta es el trabajo y el cariño que le dedica a sus personajes. Porque eso se contagia y da gusto volver a encontrarte con ellos en nuevas historias. Como es el caso de Galo que lo tenemos husmeando en más de un caso.

La dejo hablar a ella:

¡Hola a todos! Mi nombre es Patricia y llevo ya poco más de un año en esta plataforma. Además de estar un poco loca, soy una solitaria empedernida y escribo de manera casi compulsiva. Por lo que Wattpad me ha venido como anillo al dedo.¡Jajajajaja! No, fuera de broma,aunque lo anterior es cierto, también trabajo —hago velas aromáticas y fanales decorativos—, tengo una familia de humanos, ninguna mascota y de vez en cuando, me proveo lo mínimo indispensable de vida social, jeje.

Si alguien ha pasado por mi perfil habrá notado que el género que más me gusta es misterio/suspenso, aunque también se me da a veces, por las novelas de amor. (Es que en el fondo, soy un poquitín romanticona). Y, como todo evoluciona —yo también, aunque no lo parezca—, estoy intentando introducirme en otro género que he notado que también me atrae a la hora de escribir: el terror. En fin, ya veremos qué sale y si me atrevo a mostrarlo.

Bien, creo que eso es todo, por ahora. Cambio y fuera. ¡Nos leemos, siempre!

Yo sí que la leo siempre. De nuevo, no puedo ser objetiva.

Y por último tenemos a Pilmaiken (@Pilmaiken, valga la redundancia). Una escritora sumamente comprometida con su lucha y con su obra y por eso terminan siendo una sola. Es imposible describir su poesía por lo vanguardista e indomesticable que resulta. Si bien es de Chile, la invité porque admiro mucho lo que hace. Muestra la historia detrás de las palabras prohibidas por la RAE y los colonizadores. Nosotros tenemos una historia en común. América no fue descubierta, fue masacrada. Había gente que habitaba esta tierra y esa gente eran los Mapuches, entre otros pueblos originarios. Por eso es tan importante recordar.

Dejo a Pilmaiken que haga el cierre de este artículo, porque sus palabras finales coinciden con el objetivo de este perfil. Yo no podría haberlo dicho mejor.

Mary mary kom pu che. Inche Pilmaiken pingen. Inche tuwün Temuco, Cunco mew. Inche escribividora zomo.

Soy mujer escibividora, Mapuche. Comencé a escribir como a los 15 años, yo creo que por aburrimiento. Ingresé en ese tiempo a un internado de monjas donde hice la enseñanza media. El encierro y la necesidad de generar dinero y las idea románticas de mis compañeras empezaron a traducirse en novelas o poemas ilusos, soñadores. Fue un tiempo bastante complicado, alejado de mi entorno. Difícil.

Después de eso escribí, escribí, escribí. Siempre en silencio, para mí. Fue una escritura modalidad autoconocimiento. Un largo camino para encontrarme con mis raíces, mi cultura, mi voz.

El 2010 fue un año trascendente para mí. Marcó y selló mi vivir, y mi escritura encontró sola sin proponérmelo su cauce natural. Nunca la planifiqué, ni la estudié, ni la pensé. Es sólo mi instinto, es un reflejo de lo que soy como mapuche, como parte de un todo conectado a las diversas realidades, la visible. Con todo lo que conlleva en lo social, religioso, político. Y el mundo invisible con sueños, espíritus, energías sutiles, dualidades, cosmovisión.

En Wattpad llevo como tres años creo. La verdad no tomo mucho en cuenta el tiempo. Leo bastante poco. La mayoría de los escritores con fama mundial me aburren. Mi sentido de la contemplación es el padre de mis creaciones. Cualquier cosa que me revuelva la sangre, y queme por dentro se volverán palabras.

Mi colaboración con el perfil Che Argentina fue una invitación de Aladeriva. Y mi aceptación tiene que ver con algo bien simple. Si no se sabe, no se conoce quien se es, se pierde la vida, la historia, es dejar que otros escriban los días por ti, que te enseñen un cuento sin memoria ni identidad.

Che Argentina tiene mucho que decir, que develar, lo de ellos, lo propio, su historia. Su palabra. Tantas veces que se margina la propia voz, y se da paso a lo extranjero. Esta mano que se levanta y se agita en esta plataforma saludando al horizonte marca la diferencia, hace presencia. Se muestra. Se reconoce en su gente. Se reivindica en su cultura.

Muchísimas gracias a los cuatro. Es un placer contar con gente tan talentosa.

Y a los lectores que aún no los conocían, los invito a darse una vuelta por sus perfiles o incluso los artículos que tenemos por acá. Pueden leer más de ellos en «Argentina sangrienta», «Che, boludo» y «Del año del ñaupa».

ANUNCIOSWhere stories live. Discover now